Navarra hará pruebas PCR a todos los temporeros y controlará las condiciones en las que viven y trabajan

Vendimia en Castilla-La Mancha

Navarra quier reforzar este año los controles de las condiciones de vida y trabajo de los temporeros que suelen acudir a la Comunidad foral durante el verano para la cosecha de la fruta de pepita o la vendimia para evitar contagios y asegurarse de que los trabajadores viven y trabajan en buenas condiciones durante su estancia en Navarra. Por ello, desde el Gobierno foral se va a exigir a los empleadores de trabajadores temporeros para las campañas agrícolas una "declaración responsable" en la que se identifique a esas personas y se detalle su lugar de procedencia, dónde se alojan y en qué condiciones, entre otros datos. Además, el departamento de Salud ya ha propuesto a las organizaciones agrarias hacer pruebas PCR a todos los temporeros, de las que se haría cargo el departamento, y asilar a todos ellos que den positivo, de lo que también se encargaría Salud.

“La idea probablemente será que, una vez se tenga el contrato en la mano, hacer el PCR y testar a los trabajadores”, apunta el director general de Salud, Carlos Artundo, que señala que en caso de que alguno de estos trabajadores diera positivo, el Gobierno se haría cargo de su aislamiento, al contrario de otras comunidades donde es el que emplea el el encargado de aislar a aquellos trabajadores en caso de que estén contagiados, lo que ha llevado a que se originen brotes de COVID-19. “En Navarra nos parece razonable que seamos nosotros quienes nos responsabilicemos de dar un aislamiento en condiciones, si es que lo necesitan”, reitera el director general de Salud.

Además de esta medida, el Gobierno foral trabaja en una "declaración responsable" que se entregará a todos aquellos empleadores que vayan a contratar temporeros y en la que se deben indicar datos de los trabajadores tales como su lugar de origen y en qué condiciones van a trabajar y se van a alojar. Una medida, según explica Carlos Artundo pensada para evitar que los temporeros vivan y trabajen en condiciones que puedan originar contagios y brotes de coronavirus y para asegurare de que lo hacen con las medidas de seguridad necesarias. Para ello ya se está trabajando con comunidades vecinas como Aragón, Euskadi y La Rioja para realizar este trabajo de forma coordinada con ellas y también con las entidades locales.

Dudas entre los empleadores

Estas medidas acordadas por el Consejo Navarro de Salud han despertado ciertas dudas entre los empleadores. El presidente de la Agrupación de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN) señala que los empleadores "nos podemos responsabilizar de los trabajadores desde que entran a su puesto de trabajo y hasta que salen de él, pero no tenemos las herramientas necesarias para saber qué es lo que hacen al salir del trabajo, ni dónde y cómo viven". Para ello, señala, "será necesaria la colaboración con los ayuntamientos, los servicios sociales de base y el Gobierno de Navarra para controlar los flujos migratorios", aunque asegura que "la inmensa mayoría de los trabajadores contratados como temporeros ya llevan tiempo arraigados en Navarra".

Etiquetas
Publicado el
1 de agosto de 2020 - 19:41 h

Descubre nuestras apps

stats