ZONA CRÍTICA

El pecado de Sánchez es cumplir la ley

Reunión bilateral ministerial entre el Gobierno y la Generalitat de Catalunya

79

El PP, por boca de su vicesecretario de comunicación, Pablo Montesinos, ha calificado la reunión de la comisión bilateral Estado-Generalitat como un "insulto a los españoles". El dirigente popular considera que el encuentro "no ha lugar" y ha alertado de que existe una "agenda oculta" entre Pedro Sánchez y Pere Aragonès. El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha preguntado al presidente del Gobierno "qué nuevos privilegios y dádivas va a ofrecer" a Catalunya. Montesinos es periodista y Bal, abogado. No es que para actuar de portavoces de sus respectivos partidos tengan que saber de física cuántica. Basta con saber de qué va el temario del día. Así, solo con echarle un vistazo a la web del Ministerio de Política Territorial habrían descubierto que los órganos de cooperación (sí, en plural porque la mayoría de comunidades los tienen) se crearon en los años 80 y que son organismos bilaterales (sí, son bilaterales y eso no es pecado) que se regulan a través de reglamentos establecidos. 

No son encuentros clandestinos ni con "agendas ocultas", más bien todo lo contrario puesto que a menudo el orden del día se convierte en una negociación pública, como se ha constatado en los preparativos de la de este lunes. Con las reformas de diversos estatutos, entre los años 2006 y 2007 (sí, no solo se reformó el catalán) se reguló de forma más concreta el funcionamiento de las comisiones bilaterales. Repasándolas una por una, se comprueba que Catalunya, Andalucía, Aragón, Castilla y León, Extremadura y Canarias son las que les otorgan una mayor relevancia. Además, los Estatutos de Catalunya, Illes Balears, Andalucía, Aragón  y Extremadura impulsaron órganos específicos para debatir sobre fiscalidad.

No es que sea el tema más apasionante del mundo para analizar un día de agosto, pero visto que a algunas de sus señorías les falta información, para que no sigan buscando "dádivas" basta con que se lean el Estatut, ratificado en referéndum y sancionado por el rey, y fijarse en su artículo 183, el que fija el funcionamiento de la comisión bilateral Estado-Generalitat. Como principio básico establece que sus funciones son "deliberar, hacer propuestas y, si procede, adoptar acuerdos en los casos establecidos por el Estatuto". Es paritaria, tiene la presidencia rotatoria y adopta sus acuerdos por consenso de las dos partes. Hasta ahora se había reunido 9 veces, con la de este lunes son 10. Para los que quieran comprobar cuánto tienen de oculto estos encuentros pueden consultar aquí el orden del día de todas y comprobar que hay algunos clásicos, la mayoría del ámbito de las inversiones en infraestructuras, que siempre están ahí.

¿Por qué se celebra ahora esta bilateral? Porque, aunque debería ser un organismo que se reuniese de forma periódica, un repaso a los encuentros sirve para constatar que solo se convoca cuando quien está en el Gobierno es el PSOE. Ocho fueron en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero y otra ya con Pedro Sánchez en la Moncloa. En su reunión del mes de junio con Pere Aragonès quedaron que la bilateral se reuniría en julio. Con el cambio de gobierno se tuvo que retrasar unos días. Fue una de las carpetas que Isabel Rodríguez heredó de Miquel Iceta.

Para los que estén preocupados por si el PSOE se ha pasado de bondadoso durante estos años, sepan que desde febrero del 2007, cuando se convocó por primera vez, hasta ahora no se han llevado a cabo grandes traspasos, seguramente el más destacado sería el del Hospital Clínic. Lo que ha habido es comisiones y más comisiones de estudio para cuestiones que se arrastran desde hace décadas. Ya se sabe que la mejor manera de alargar un problema es crear una comisión de estudio. Es lo que pasó con Cercanías. En el 2009 se acordó finalmente el traspaso aunque en realidad solo se transfirió el servicio puesto que las vías y los trenes son aún del Estado. Una parte culpa a la otra y Cercanías sigue siendo un problema por resolver. Y después de 20 años de que empezase a negociarse, este lunes se decidió crear un grupo de trabajo para que el traspaso de la gestión de las becas sea ya efectivo en el curso 2022-2023. Al menos ese es el calendario que da por hecho la parte catalana. Veremos.

Durante el mandato de Mariano Rajoy no se reunió ni una sola vez la bilateral pero tampoco se escucharon muchos lamentos en el lado independentista. Era cuando el soufflé estaba arriba. Tampoco es que ahora todos los partidos secesionistas estén especialmente satisfechos por la reactivación de esta comisión. El vicepresidente del Govern y hombre fuerte de Junts, Jordi Puigneró, ha participado en el encuentro pero con un entusiasmo descriptible.  

Si Aragonès hubiese asistido a la Conferencia de Presidentes celebrada el pasado viernes en Salamanca, el PP y Ciudadanos habrían tenido menos argumentos para criticar que se convocase la bilateral de este lunes. Aunque no descarten que las acusaciones contra el presidente del Gobierno hubiesen sido parecidas porque al final lo de menos es el motivo para acusar a Sánchez de cargarse España.

Etiquetas
Publicado el
2 de agosto de 2021 - 21:22 h

Descubre nuestras apps