La España vaciada quiere llenar Colón

La revuelta de la España vaciada en la Plaza del Torico, Teruel

Hace un par de semanas, un chico asturiano de trece años apareció en todos los informativos y todas las redes sociales porque era una reliquia, el último niño de su pueblo. Hablaba como los mayores, jugaba a lavar su propio coche y por único amigo tenía un perro (al menos eso se desprendía del vídeo de 'La Sexta Columna'). Estando solo, nadie le "tocaba los cojones", dijo en tono adusto.

Su mirada tímida, su parquedad en palabras y el rictus serio de persona vivida me recordaron a mi propio pueblo, en el que todavía quedan niños (no muchos), pero no pasará mucho tiempo antes de que desaparezcan.

En la provincia de Teruel hay decenas de pueblos casi vacíos, en los que no viven niños y en los que hace décadas que dejaron de funcionar las escuelas. Esos edificios de fachadas rosa palo, como los centros culturales multiusos, siguen en pie y se utilizan para otras actividades. Lo mismo que le pasa al chico de Asturias, le sucede a cientos de jóvenes de la España interior y vacía, que asisten casi sin inmutarse al implacable paso del tiempo, a la dureza de un espacio deshabitado. A las tardes sin amigos.

Este domingo, la 'España vaciada' se manifestará desde las 12.00 en la Plaza de Colón. Más de 70 plataformas de 22 provincias (las del interior) se congregarán en el centro de Madrid para pedir especialistas sanitarios, carreteras dignas, nuevas líneas de tren e incluso vagones que no se incendien.

Esto último no es una licencia de la autora. En octubre el año pasado, acudí a un 30 cumpleaños que se celebraba en una de estas instalaciones multiusos de un pueblo de unos 500 habitantes, cuando un chico contó entre risas que, hacía poco, el tren en el que surcaba la provincia turolense se incendió, lo apagaron y siguieron la marcha. Nos quejamos de vicio.

Los convocantes de la manifestación son Soria Ya y Teruel Existe. Estos últimos esperan que la concentración sea más multitudinaria que la última llevada a cabo fuera de la provincia turolense. En octubre más de 50.000 personas recorrieron las calles de Valencia para más de lo mismo: los jóvenes de las provincias más pequeñas se tienen que ir de manera obligada porque no hay trabajo, no hay medios de transporte dignos y no hay futuro. Casi un tercio de la población española vivirá en Madrid y Barcelona entro de 15 años.

Como curiosidad, el mismo día que las tres derechas se manifestaron en Colón por la unidad de España y una inmediata convocatoria electoral, en Teruel unas 10.000 personas salieron a la calle para pedir más especialistas sanitarios y más camas de hospital. 10.000 personas es casi un tercio de la población de la ciudad. 

"Las plataformas ciudadanas Teruel Existe y Soria Ya, las dos provincias más despobladas del sur de Europa, impulsan y convocan la Revuelta de la España Vaciada para exigir medidas efectivas y urgentes contra la despoblación y políticas que generen de una vez cohesión y vertebración en el país". Así comienza el manifiesto redactado para la ocasión, que también recuerda: "En el 70% de España vivimos solo cuatro millones y medio de ciudadanos por la falta de igualdad y oportunidades que han provocado los gobiernos con sus políticas".

Carlos Vallejo, portavoz de Soria Ya, espera que a la manifestación acudan decenas de miles de personas, incluso más de 100.000. Además de todas las plataformas que llegarán a la capital en bus, también se sumarán "los hijos de la España vaciada que ahora viven en Madrid, es posible que haya una cifra superior a las 100.000 personas en la plaza de Colón".

Por su parte, Francisco Juárez, de Teruel Existe, nos ha dado el dato que resume lo que va a suponer para el habitante de un pueblo perdido de su provincia marchar este domingo en Madrid: "Va a ser un esfuerzo importante por la situación de nuestras propias comunicaciones. Habrá zonas desde las que les va a costar cinco horas ir y cinco volver. Es decir, diez horas para asistir a una manifestación". La paradoja es que Teruel está solo a 300 kilómetros de la capital.  

Lo del chico de Asturias es la tónica general de los pueblos de la España vaciada. Aunque a muchos les haga gracia que diga tacos y suene a mayor, lo cierto es que es dramático ver que al cumplir 18 los estudiantes abandonan por sistema sus hogares para no volver. Es triste llegar a tu pueblo en primavera y cruzarte con dos gatos y un señor centenario. Es horroroso pensar todo el tiempo que has estado lejos y saber con toda la certeza del mundo que nunca volverás a vivir cerca de tus padres o de tus hermanos y que la decisión estaba ya casi tomada desde el día en el que naciste en una ciudad pequeña y olvidada. 

Etiquetas
Publicado el
30 de marzo de 2019 - 22:28 h

Descubre nuestras apps

stats