eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Correa admite que el PP de Valencia le pagaba en negro

El cabecilla de la trama ha enviado un escrito al juez en el que reconoce todos los hechos de los que le acusa la Fiscalía

Asegura que la trama contacto con Camps y que salió de este la propuesta de que empezasen a trabajar para el PP de Valencia

El partido pagaba luego una parte de manera legal, pero también con dinero negro y facturas falsas

21 Comentarios

- PUBLICIDAD -
ACS se querellará contra Correa por vincularles con el pago de comisiones

Francisco Correa, el cabecilla de la trama Gürtel. EFE

El cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, reconoce en un escrito enviado al juez que el PP de Valencia le pagaba en dinero negro sus trabajos para las campañas electorales. Así lo detalla en un documento en el que también señala que quiere llegar a un pacto con la Fiscalía para reducir la petición de 24 años y seis meses de cárcel.

Correa ha enviado este escrito, al que ha tenido acceso eldiario.es, tan solo unos días antes de que comience el juicio por la financiación ilegal del PP de Valencia. La Audiencia Nacional comenzará las sesiones el próximo lunes 15 de octubre, en un caso en el que varios empresarios han admitido pagos en B al partido.

En la confesión, Correa afirma que son ciertos todos los hechos de los que le acusa Anticorrupción y detalla cómo la trama se desplazó de Madrid a Valencia. "Orange Market se creó porque dejamos de trabajar para el PP en la sede de Génova de Madrid", apunta, como ya explicó en el juicio de la primera época de Gürtel.

Camps les propuso trabajar para el PP

Asegura que Álvaro Pérez 'El Bigotes' logró contactar con el entonces president, Francisco Camps, "quien le propuso hacer eventos para el PP de Valencia". El partido pagaba esos trabajos, muchos de ellos para campañas electorales, de tres formas: facturas legales, dinero negro y facturas ficticias a otros empresarios por trabajos no realizados. "No puedo conocer los detalles de tales operaciones, pero sí estaba al corriente de que se nos pagaba de esa forma", afirma.

El documento describe el papel que jugaba cada implicado. 'El Bigotes' se dedicaba "a la captación de los eventos y su desarrollo", mientras que Pablo Crespo, número 2 de la trama, controlaba los trabajos desde Madrid. Bajo su supervisión trabajaba Cándido Herrero, responsable "de los cobros, pagos a proveedores y nóminas".

Cuando la red de empresas de Gürtel conseguía los fondos en B del PP, explica Correa, ese dinero se enviaba a Madrid, a la caja B que controlaba él mismo. De esa caja salía el sueldo de 'El Bigotes', recuerda, algo que también explicó durante el primer juicio de la trama.

Correa también admite que cuando sospechó que estaba siendo investigado trasladó documentación de sus empresas a un piso que alquiló en Madrid, aunque los agentes acabaron por encontrarla. También reconoce que usaba dos teléfonos a nombre de un amigo, al que dejaba sus abonos para el Atlético de Madrid a cambio de que le rebajase las facturas.

El cabecilla de Gürtel, en prisión por la condena del primer juicio de la rama valenciana, insiste en su "deseo" de llegar a un pacto con la Fiscalía. Afirma que reconoce todos los hechos de los que le acusa Anticorrupción y que con ello quiere acogerse a los "beneficios legales" que lleva aparejada una confesión.

Correa ya siguió una estrategia similar en el juicio de la primera época de Gürtel, con una confesión durante su declaración. Sin embargo, no llegó a conseguir un pacto con la Fiscalía, que se limitó a pedir al tribunal que tuviese en cuenta que el cabecilla de la trama había reconocido los hechos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha