eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Anticorrupción pide al juez del caso Villarejo que prohíba salir del país al jefe operativo de la Policía con el PP

Los fiscales solicitan la retirada del pasaporte y comparecencias quincenales para el comisario Eugenio Pino por el espionaje a Bárcenas

Pino, artífice de la brigada política, declara durante más de cuatro horas en la Audiencia Nacional en calidad de investigado por la operación extrajudicial

Asegura que se trató de una investigación encubierta que no pretendía distraer la documentación; el comisario evita señalar a sus superiores en el Ministerio

El ex número dos de la Policía Eugenio Pino, a su salida de la Audiencia Nacional

El ex número dos de la Policía Eugenio Pino, a su salida de la Audiencia Nacional en septiembre de 2017 EFE

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juez del caso Villarejo que ordene la prohibición de salir del país al comisario jubilado Eugenio Pino, jefe operativo de la Policía con el Gobierno de Mariano Rajoy. Anticorrupción solicita esta medida, la retirada del pasaporte y comparecencias quincenales en el juzgado por la presunta participación de Pino en el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas, informan fuentes jurídicas. 

Pino ha declarado durante cuatro horas en la Audiencia Nacional en calidad de investigado. Tres de esas horas han correspondido a las preguntas de los fiscales. Eugenio Pino está imputado por cohecho, malversación, prevaricación, robo y allanamiento de morada en el marco de la pieza secreta 7 del caso Villarejo, la que investiga la Operación Kitchen. 

Pino, al igual que Villarejo o García Castaño, ha defendido que los seguimientos a Bárcenas supusieron una investigación encubierta que, en ningún caso, buscaba sustraer documentación para que no llegara al juez que investigaba la caja B del PP. Según fuentes jurídicas, Pino ha evitado señalar a sus superiores en el Ministerio, esto es rl director general del Cuerpo, Ignacio Cosidó; el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y el titular de la cartera, Jorge Fernández Díaz. Ninguno de los tres pueden ser investigados por la Audiencia Nacional porque son parlamentarios y están aforados ante el Tribunal Supremo.

Por primera vez, una investigación judicial supone la imputación de varios de los principales protagonistas de la policía política que organizó el Ministerio del Interior en tiempos de Fernández Díaz. Hasta la Operación Kitchen habían sido desveladas sus misiones para perjudicar a la oposición política, principalmente al movimiento soberanista en Catalunya, con investigaciones prospectivas sin control judicial que derivaban en informes anónimos que medios afines publicaban coincidiendo con momentos álgidos del proceso. 

Junto a Pino están imputados sus subordinados José Manuel Villarejo, Enrique García Castaño y Andrés Gómez Gordo. También el entonces chófer de la familia, Sergio Ríos. Está previsto que el juez García-Castellón resuelva sobre la petición de cautelares para Pino mañana miércoles. 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha