eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno sienta las bases de su política fiscal con la aprobación de las tasas Google y Tobin

El Consejo de Ministras aprueba este viernes las leyes que desarrollan los nuevos impuestos así como las propuestas de lucha contra el fraude fiscal, medidas con las que esperan recaudar 2.550 millones el año que viene

"Plantearemos las iniciativas fiscales necesarias para lograr los ingresos públicos que nos permitan la cohesión social y cumplir con nuestro objetivos de déficit", dice Sánchez en Bruselas

El presidente recuerda a Pablo Iglesias ante su reunión en la cárcel con Oriol Junqueras que los presupuestos en su nombre los negocia el Gobierno

- PUBLICIDAD -
Sánchez avanza que mañana se aprueban medidas fiscales para cumplir los objetivos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE

El Gobierno empieza a desarrollar ya los impuestos que ha creado para incrementar los ingresos públicos y poder hacer frente al gasto con el que promete una mayor "cohesión social" a través de los Presupuestos Generales del Estado para 2019 que ha pactado con Unidos Podemos. El Ejecutivo tiene la obligación de crear a través de legislación los nuevos impuestos cuya recaudación se refleja en las cuentas públicas y comienza a hacerlo en el Consejo de Ministras de este viernes. 

El gabinete de Sánchez, que no estará presidido por él en esta ocasión porque se encuentra en Bruselas, dará luz verde a tres de las propuestas que pretende reflejar en los presupuestos: la tasa Google y el impuesto sobre las transacciones financieras así como a las nuevas medidas de lucha contra el fraude fiscal. Entre las tres medidas, esperan recaudar 2.550 millones (1.200+850+500).

"Si queremos justicia social necesitamos justicia fiscal", explicó Sánchez desde Bruselas tres días después de que el Ministerio de Economía hiciera llegar el marco presupuestario y apenas unas horas después de que la Comisión Europea le  remitiera una carta en la que le solicita que reenvíe los presupuestos una vez estén registrados en el Congreso. 

"La ausencia de una propuesta legislativa describiendo las medidas anunciadas en el proyecto hace que sea muy difícil evaluar su impacto presupuestario y señala algunos riesgos de aplicación de los objetivos presupuestarios", reza la misiva que adelantó eldiario.es. 

Sánchez está convencido de que tiene la "confianza de Bruselas" y defiende su nuevo plan impositivo: "Plantearemos las iniciativas fiscales necesarias para lograr esos ingresos públicos que nos permitan esa cohesión social y cumplir con nuestros objetivos de déficit y deuda pública. Vamos a cumplir con nuestro compromiso de redistribuir ese crecimiento económico", expresó el presidente en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Europeo en la que se ha analizado el Brexit. 

Los tres primeros impuestos que aprobará el Gobierno, según ha informado Moncloa, son el de los Servicios Digitales que afecta a las empresas tecnológicas y la tasa sobre las transacciones financieras. 

El primero supone un gravamen del 3% sobre la publicidad en línea, intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario. Esta tasa está destinada a las firmas con una facturación alta: solo tributarán aquellas compañías con ingresos anuales totales mundiales de al menos 750 millones de euros y con ingresos en España superiores a los tres millones de euros.

Respecto a la tasa Tobin, se gravarán en un 0,2% las operaciones de compra de acciones emitidas en España, pero quedan fuera la compra de deuda tanto pública como privada y la compra de títulos de las pymes. 

Moncloa también ha informado de que el Consejo de Ministras dará luz verde a un Anteproyecto de Ley de lucha contra el fraude fiscal. En el acuerdo, Sánchez e Iglesias se comprometen a reducir a 1.000 euros los pagos que empresarios y profesionales puedan realizar en efectivo en el seno de su actividad, reforzar la normativa tributaria para ser más exigentes con los paraísos fiscales, reducir a 600.000 euros la cifra para ser incluido en la lista de morosos de la AEAT e incluir a los responsables solidarios, prohibir por Ley futuras amnistías fiscales, crear una unidad central de control de grandes patrimonios y estudiar la rebaja a 50.000 euros del umbral cuantitativo de punibilidad de la defraudación.

El Gobierno ha iniciado los contactos con otras formaciones para intentar sacar adelante los presupuestos. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, llamó al PNV para intentar concertar una reunión. El siguiente en la lista es Compromís mientras que el Ejecutivo dejará a los independentistas para el final conscientes de que la situación es "sensible" y que no solo depende de los números ya que ERC condiciona la negociación a que el Gobierno dé instrucciones a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado para que los líderes encausados en el procés no se enfrenten a la rebelión. 

Iglesias ya ha anunciado que abordará la aprobación de los presupuestos en su reunión con el líder de ERC Oriol Junqueras en la cárcel. Sánchez, que fue informado por su socio de la reunión, le ha agradecido que busque apoyos para las cuentas pero le ha recordado que en su nombre habla el Gobierno. "La negociación en nombre del Gobierno la hace el Gobierno", respondió desde Bruselas.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha