eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Entrevista

Iratxe García (PSOE): "Poniendo en la balanza la Comisión Juncker, la abstención es lo más justo"

La jefa de la delegación socialista en Bruselas justifica la abstención frente al voto en contra de la Comisión Europea en que hay cuestiones que pueden ser "positivas"

La portavoz sostiene que el abandono de la línea de voto de los socialdemócratas no tendrá consecuencias para los eurodiputados españoles

"No creo que haya que hacer en el Parlamento Europeo una política pensando única y exclusivamente en los votos", afirma

Iratxe García, portavoz del PSOE en Europa

Iratxe García, portavoz del PSOE en Europa

Iratxe García (Barakaldo, 1974) es la jefa de la delegación del PSOE en Bruselas. Sustituyó a Elena Valenciano tras la llegada de Pedro Sánchez al liderazgo del partido. La primera decisión del nuevo líder fue que los eurodiputados socialistas votaran en contra del nombramiento de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea, pese al acuerdo previo entre los socialdemócratas y el Partido Popular Europeo. La llegada de García fue, por tanto, controvertida ante sus socios europeos.

A pesar de su oposición a que Miguel Arias Cañete ocupara la cartera de Energía y Clima, los socialistas españoles se han abstenido en la votación del Colegio de Comisarios en vez de votar en contra. La eurodiputada defiende que es una decisión "coherente" dado que hay nombres en ese Ejecutivo comunitario que sí son destacables.

¿Qué opina de la composición de la Comisión Juncker?

Hemos planteado que había cuestiones que entendíamos que podían ser positivas de cara al cambio de rumbo que tiene que dar la UE, como el gran plan de inversiones que plantea Juncker que acierta porque va en la línea de que el plan de austeridad que tanto daño ha causado en determinados territorios tiene que cambiar o el hecho de que la Agencia de Medicamentos vuelva a pasar al comisario de Salud Pública, y no al de Mercado Interior como planteaba inicialmente. Pero en términos generales no podemos dar el apoyo a una Comisión Europea que sigue significando un retroceso en las políticas que en este momento se necesitan con personas como Cañete.

¿Por qué han decidido abstenerse? ¿Por qué no han votado en contra?

El voto de la abstención es un voto exigente entendiendo que los compromisos que ha trasladado Juncker en el debate en el Parlamento Europeo se tienen que materializar a partir del día después de que se ponga manos a la obra. Hay que poner en valor algunos de los compromisos y figuras del Colegio de Comisarios que son destacables. La labor que puede hacer Pierre Moscovici en el área de economía, donde ya ha planteado que se necesita flexibilización en las políticas de control del déficit, o un vicepresidente que es un socialista como Franz Timmermans que va a poder controlar la labor de Cañete, son perfiles de personas y trayectorias que pueden aportar un cambio. Poniendo en la balanza lo positivo con lo negativo, entendemos que el voto de la abstención es lo más justo y es un voto que significa la exigencia del día siguiente a que empiecen a trabajar.

¿Es consciente de que esa abstención en vez del voto en contra puede quitar votos al PSOE?

Si somos responsables con nuestro trabajo, las decisiones que estamos tomando no las estamos haciendo en función del apoyo electoral que pueda tener una u otra posición. Las estamos haciendo con responsabilidad ante lo que Europa tiene que ser a partir de este momento. Es bastante evidente que la línea que estamos proponiendo desde el inicio de la legislatura es coherente y es coherente también con nuestra posición con el sentido del voto. No creo que haya que hacer en el Parlamento Europeo una política pensando única y exclusivamente en los votos, sino como en cambiar las políticas pensando en las personas.

Pedro Sánchez quería que no se apoyara a la Comisión. ¿Le dijo si se inclinaba más hacia la abstención o hacia el no?

La posición que tomó la delegación española ha sido discutida con Pedro Sánchez, con la delegación socialista, en el marco de la Ejecutiva... No es una posición que se haga bajo imposición de ningún tipo, sino que es una posición debatida. Términos como imposición o mandato no se acercan a la realidad de cómo hemos conformado la posición de nuestra delegación.

Cuando votaron en contra de Juncker como presidente, surgieron voces discordantes en el seno de la delegación española, como la de Ramón Jáuregui. ¿Qué ha pasado en este caso? ¿Había voces que decían que había que apoyar al Colegio de Comisarios?

Insisto en lo mismo en lo que dije en su momento. En la delegación socialista española debatimos las posiciones de forma natural. Me preocuparía que no hubiera un debate. Pero también como un partido responsable finalmente tuvimos una posición mayoritaria, que es la que defendemos unánimemente. Por tanto, no tengo más que decir al respecto. Los debates que se hayan dado en el seno de la delegación española son internos de la delegación española. Pero hay una mayoría clara y evidente que aceptaba, asumía y proponía el voto que hemos tomado.

¿Cómo les deja esta decisión de desmarcarse del voto favorable del grupo socialdemócrata respecto a sus socios europeos?

Este voto no va  afectar para nada el trabajo que estamos desarrollando y que tenemos que desarrollar en los próximos cinco años en el grupo socialista. No hemos sido solo los socialistas españoles, ha habido colegas de otras nacionalidades que tampoco han apoyado la Comisión Juncker, pero esto no significa que no haya objetivos comunes y un interés mutuo de trabajar de manera conjunta. Hay comprensión respecto a las distintas situaciones que podemos tener los distintos países y, por tanto, tengo confianza plena en el presidente del grupo y en el resto de compañeros, que son conscientes de que la delegación española es importante y va a trabajar de manera estrecha con el resto del grupo.

O sea que no va a tener repercusiones a la hora de renovar algunos puestos en comisiones.

No, no, no.

¿Qué habría pasado si sus 14 eurodiputados hubieran sido decisivos en la votación del Colegio de Comisarios?

Creo que no es el momento de hacer hipótesis ni ecuaciones matemáticas de qué pasaría en función de distintos votos de delegaciones o personas. Insisto en que hemos sido coherentes con lo que pensábamos y coherentes con el compromiso que hemos adquirido con los ciudadanos. No tengo ninguna duda de que hemos hecho lo que teníamos que hacer.

En una entrevista, Teresa Rodríguez dijo que los eurodiputados de Podemos se diferencian de los de PP y PSOE "hasta en los andares". ¿Cree que realmente son tan distintos o ahora que conviven en Bruselas la diferencia no es tanta?

La verdad es que a ese tipo de afirmaciones no hace falta ninguna contestación. Todos los eurodiputados somos diferentes a nivel individual, pero creo que nos mueven intereses comunes, aunque sea desde distintos puntos de vista o ideologías. Al final tenemos los mismos escaños, las mismas posibilidades de trabajar en el Parlamento, de intervenir, de proponer, de negociar... Estamos en un mismo espacio en el que hacer nuestro trabajo. Y eso es lo que tenemos que hacer: trabajar. Es lo que los ciudadanos esperan de nosotros y lo que tenemos que hacer es usar el Parlamento como lo que es: un espacio de traslado de las opiniones de los ciudadanos, de propuestas y de trabajo.

Los eurodiputados son los únicos que tienen la posibilidad de trabajar codo con codo y de conocer los planteamientos de Podemos en el único sitio en el que tienen representación parlamentaria. A partir de esa convivencia, ¿comparte la opinión de Pedro Sánchez de que no se puede pactar con ellos?

Ahora mismo lo que estamos haciendo es fijar nuestras propuestas y posición. No es un espacio donde los socialistas europeos tengamos que pactar ni con Podemos ni con otras fuerzas. Somos 752 eurodiputados y, por lo tanto, por mucho que los 54 eurodiputados españoles intentáramos pactar, de poco serviría. No creo que sea una cuestión de pactar o no. Es una cuestión de toma de decisiones. En algunos momentos estaremos de acuerdo en unas posiciones y otras veces no.

No me refiero a pactar en el Parlamento, sino que si al conocer su labor parlamentaria se ven más cerca.

A día de hoy no conozco su trabajo parlamentario. Conozco los discursos que han tenido en el Pleno y en algunas comisiones. pero no su trabajo. Lo que estamos esperando es que se pongan a trabajar, que aquello que dicen se traslade en propuestas y en trabajo por construir una Europa distinta.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha