eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE pide que Defensa ceda una casa confiscada a un alcalde fusilado por el franquismo

Los socialistas quieren que el Gobierno "tome medias urgentes" para que la casa de Emili Darder pueda ser "objeto de negociación que permita una permuta"

Darder fue el último alcalde republicano de la capital balear, desposeído de todos sus bienes y fusilado por los golpistas en 1937

En una casa que le expropiaron se ubica la delegación de Defensa, que no quiere devolverla al Ayuntamiento de Palma para crear un espacio de memoria

- PUBLICIDAD -
Emili Darder junto con el general Manuel Goded, inaugurando el comedor de una escuela durante la Segunda República

Emili Darder junto con el general Manuel Goded, inaugurando el comedor de una escuela durante la Segunda República Vía Lleonard Muntaner Editor i Marçal Isern

El PSOE ha presentado una proposición no de ley para que el Ministerio de Defensa negocie con el Ayuntamiento de Palma la cesión de la casa de Emili Darder, el último alcalde republicano de la capital balear que fue desposeído de todos sus bienes y fusilado por los golpistas en 1937. Actualmente, la casa del alcalde es la sede territorial del Ministerio de Defensa, que el pasado mes de febrero rechazó la posibilidad de acceder a las peticiones del Consistorio.

En la proposición no de ley, que sería debatida en la Comisión de Defensa, los socialistas instan al Gobierno a que "tome de forma urgente todas las medidas necesarias para que la Delegación del Ministerio de Defensa pueda ser objeto de una negociación entre administraciones que permita una permuta en el uso actual de la sede de Defensa". El objetivo es que el Ayuntamiento de Palma pueda usar la casa de Darder para conmemorar "la dignidad del alcalde y de todos los que fueron ejecutados y represaliados por el alzamiento militar".

En su escrito, el grupo socialista defiende la figura de Darder: "Es el mejor símbolo del hombre, del ciudadano, que puso las instituciones de Palma al servicio de la modernización, la mejora de la calidad de vida, la lucha por la igualdad y la
equidad, la universalización de la educación, la sanidad y la cultura en definitiva, con el objetivo de mejorar la vida de las personas que vivían en la ciudad de Palma y de Mallorca en su conjunto".

Los socialistas defienden que Darder también simboliza "la memoria de unos hechos ignominiosos que deben permanecer en la historia de la ciudad de Palma para ser conocidos por sus ciudadanos y ciudadanas". Y recuerdan que fue "asesinado, de madrugada, por las fuerzas que perpetraron el golpe de Estado al gobierno legítimo republicano".

La negativa del Ministerio de Defensa

El alcalde Palma, Toni Noguera, pidió a principios de año que Defensa devolviera la casa para crear un espacio de memoria histórica -una iniciativa que, según la asociación Memoria de Mallorca, los familiares de Darder apoyan. Sin embargo, en una carta, el Secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, rechazó esta petición porque su sede "proporciona un servicio fundamental a los ciudadanos".

En el final de la misiva, Conde pidió a Noguera que hiciera un esfuerzo imaginativo: "Estoy convencido de que entenderá nuestra postura si hace un ejercicio de volverla por pasiva: imagine que se le solicitara al Ayuntamiento la cesión a este Ministerio del edificio donde tiene su sede esa corporación municipal, para instalar en él la sede de Defensa". Esta respuesta sentó especialmente mal al Consistorio: "La sede del Ayuntamiento no ha sido usurpada ni expoliada, no la tomaron en ningún golpe de Estado", comentó Toni Noguera a eldiario.es. 

Opositor al "Movimiento Nacional Salvador"

Darder fue asesinado porque se "opuso al Triunfo del Glorioso Movimiento Nacional Salvador de España". Fue fusilado por los fascistas en el cementerio de Palma, sentado encima de una piedra porque debido a su estado de salud no se aguantaba de pie. En el consejo de guerra se le acusó de contrabando de armas, de rebelión militar, de antirreligioso, de antimilitarista y de separatista. Esta ultima acusación se fundamentó en las obras en catalán que había comprado durante el periodo en que había ocupado el cargo de bibliotecario del Círculo Mallorquín.

La figura de Emili Darder es especialmente reconocida en Mallorca. Además de político e intelectual de izquierdas, fue médico. Provenía de una familia católica y con un buen nivel adquisitivo, pero su buena condición no le impidió estar al servicio de los ciudadanos, teniendo presente a los más desfavorecidos. Durante su mandato, mejoró las condiciones sanitarias de la ciudad, llevó los servicios de salud a las barriadas lejanas y veló por el bienestar de niños y madres. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha