eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La gestora del PSOE redobla la presión sobre el PSC amenazando con "revisar" su relación si votan contra Rajoy

Javier Fernández trasladó a Miquel Iceta que la relación entre ambos partidos debería reconsiderarse si sus diputados incumplen el mandato del Comité Federal

Dirigentes socialistas no creen que se rompan los lazos: "Seguro que no", dice el histórico José Zaragoza

65 Comentarios

Javier Fernández (FSA-PSOE) y Miquel Iceta (PSC).

Javier Fernández y Miquel Iceta en una imagen de archivo.

La gestora del PSOE ha redoblado la presión sobre el PSC para que no se escenifique una división durante la investidura. Los socialistas dan por hecho que en la reunión del Comité Federal de este domingo decidirán abstenerse para que gobierne Mariano Rajoy. Miquel Iceta trasladó a Javier Fernández en una reunión que mantuvieron en Ferraz que no se movería del no. El presidente de la gestora reconoció que, de incumplirse el mandato del Comité Federal, tendrían que replantearse su relación. 

Esa conversación se produjo a puerta cerrada, pero el hombre fuerte de Susana Díaz en la gestora, Mario Jiménez, se encargó de lanzar la advertencia en público: "Si el PSC toma una posición que pudiera ir en contra de la disciplina y en contra de lo que apruebe democráticamente el órgano legitimado para establecer esa posición, evidentemente estaríamos ante una posición política diferente", expresó en una entrevista en Las Mañanas de Cuatro. Si el PSC decide votar en contra de Rajoy contra el mandato del Comité Federal, ambos partidos tendrían que "hablar con honestidad y claridad sobre ese escenario que se produciría", dijo Jiménez. 

El PSC es un partido independiente respecto al PSOE, pero tiene representación en sus órganos de dirección, entre ellos, en el Comité Federal. Esa presencia empuja a un sector del PSOE a exigir unidad de acción en el Congreso. En el entorno de la gestora consideran que "si acude al Comité Federal", el PSC tiene que cumplir con el mandato que "democráticamente" se decida. 

Algunas fuentes socialistas reconocen que la ruptura de la disciplina de voto podría acarrar la salida del PSC de los órganos del PSOE, como el Comité Federal o los congresos. El primero que apuntó en esa dirección fue el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la recepción del 12 de octubre en el Palacio Real. 

No obstante, varios dirigentes han apostado por que la ruptura no llegue a producirse. "Seguro que no", ha dicho el histórico dirigentes catalán José Zaragoza en los pasillos del Congreso. "Espero que no", ha expresado Patxi López también en la Cámara Baja. 

Las relaciones entre Iceta y los principales barones socialistas, como Javier Fernández, García-Page o Susana Díaz, se han visto desgastadas en los últimos meses. El apoyo cerrado del primer secretario del PSC a Pedro Sánchez le ha enfrentado a ellos. Además, su defensa de celebración de un referéndum a la canadiense si la reforma constitucional no tiene un apoyo mayoritario en Cataluña o las conversaciones con las fuerzas independentistas provocó malestar en el sector más españolista del PSOE. 

En el Comité Federal del 9 de julio, a puerta cerrada, el presidente asturiano ya habló de estudiar la relación entre ambos partidos como consecuencia de la propuesta de su dirección de celebrar una consulta si la reforma de la Carta Magna no fracasa en Cataluña.  "Si el congreso del PSC aprueba la celebración de ese referéndum, ese partido tendría que replantearse otra relación con el PSOE antes de que el PSOE lo haga con ellos", expresó Fernández. 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha