eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Turquía no aportó datos sobre la violación del espacio aéreo por el cazabombardero Su-34, según Rusia

- PUBLICIDAD -

Turquía no ha aportado ningún dato que confirme que un cazabombardero ruso Su-34 violó el viernes su espacio aéreo, aseguró hoy Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio ruso de Defensa.

"Por algún motivo para todos los señores de la OTAN y el Pentágono todo estaba claro desde un principio. Aunque Ankara no ha aportado ningún dato sobre la zona, la altura y la velocidad del aparato en el aire", dijo Konashénkov a medios locales.

El militar ruso insistió en que las autoridades turcas no han proporcionado a Rusia "ningún dato objetivo" sobre el incidente, pese a que el embajador ruso en Ankara fue citado el mismo viernes por la Cancillería turca.

"Y la histeria que ha desatado la parte turca no sólo es propaganda infundada, sino que también presenta signos de ser una propaganda planeada", señaló.

Además, se preguntó cómo es posible identificar el tipo de avión que violó el espacio aéreo con ayuda de un radar, aduciendo que eso sólo es posible con contacto visual directo.

Konashénkov ya desmintió el sábado cualquier violación "del espacio aéreo de Turquía por aviones del grupo aéreo ruso en Siria".

Según fuentes turcas, el piloto del avión ruso fue advertido minutos antes de que violara el espacio aéreo de Turquía por los operadores de radares turcos en ruso e inglés.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió a Rusia de que deberá asumir las consecuencias si sus cazas siguen violando el espacio aéreo turco.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, instó a Rusia a respetar plenamente el espacio aéreo de la Alianza Atlántica y pidió a Moscú que tome todas las medidas necesarias para no volver a violarlo.

Las relaciones entre Rusia y Turquía están congeladas desde que, según Moscú, un caza turco derribara en noviembre pasado en la frontera siria un bombardero ruso Su-24, uno de cuyos pilotos fue abatido por un grupo de guerrilleros cuando descendía en paracaídas.

El presidente ruso, Vladímir Putin, acusó a Turquía de derribar el avión para proteger las vías de suministro del petróleo que el grupo yihadista Estado Islámico extrae en los territorios bajo su control en Siria e Irak, lo que ha sido negado rotundamente por Erdogán.

Putin, quien considera que es "prácticamente imposible" llegar a un acuerdo con el líder turco, ordenó en represalia adoptar sanciones económicas contra Turquía, como la suspensión de vuelos chárter y de los viajes de turistas rusos, la imposición de visados, la congelación de acuerdos comerciales y el embargo de verduras y frutas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha