Tres razones que explicarían el misterio del DNI de la infanta

La infanta Cristina junto a su marido, Iñaki Urdangarin

Después de que Hacienda reconociera un "error" en el informe que atribuía al DNI de la infanta la operación de compra-venta de unas fincas, el famoso 00000014Z ha aparecido en más documentos oficiales. En concreto, en los boletines de varias comunidades autónomas que atribuyen a ciudadanos el número de identificación de la hija del rey.

Las probabilidades matemáticas de que lo de la infanta sea “un error”

"No hay DNI duplicados con carácter general", señalan fuentes de la Policía, "pero en el caso de la infanta Cristina menos, porque lo hemos comprobado", apuntan tajantemente. Por tanto, todas las atribuciones de ese DNI a personas que no sean la hija del rey responden a errores que tiene distintas explicaciones:

Por ejemplo, el 5 de enero de 2011, el Boletín Oficial de la Provincia de Albacete publicó un anuncio de "citación para comparecer" en el que figuran varios nombres, entre ellos el de Gaspar Caurtero Picazo. Según la comunicación, el DNI 00000014Z corresponde a este señor. La explicación que encuentran en Gestión Tributaria de la Diputación es que "muchos padrones antiguos son erróneos". También lo achacan a un posible "error del catastro o de los ayuntamientos".

También la casualidad explica que el Servicio Extremeño de Salud atribuyera a dos excluidos en un concurso para una plaza de celador a dos mujeres a las que atribuía en la notificación oficial la identificación correspondiente a la hija menor de los reyes de España y a la reina Sofía, que tiene el número 00000011B, ya que números del 10 al 99 están reservados a la familia real. En ambos casos, las personas fueron rechazadas por "falta de DNI".

La respuesta que dan desde la Junta de Extremadura es que "la base de datos informática que se utilizaba para procesar las solicitudes exigía que, aunque el solicitante no lo hubiera aportado, se cumplimentara el campo "DNI", introduciendo un número y una letra". Por ello, el personal de la Administración tenía que introducir "un número aleatorio, elegido entre los más bajos para evidenciar que se trataba de un número incorrecto". Lo mismo sucede con la letra, explican esas fuentes. El resultado es que una improbable casualidad se repite en un mismo anuncio con dos miembros de la familia real.

En cuanto al misterio de las fincas atribuidas a la duquesa de Palma por un "error" admitido por la Agencia Tributaria, fuentes consultadas por eldiario.es consideran que la "explicación más razonable" es que "al introducir los datos relativas a las declaraciones informativas, se equivocara la casilla", es decir, que al rellenar el documento correspondiente a la compra-venta de las fincas, el trabajador introdujera en el campo NIF el dígito 14, que podría corresponder a otro asunto, por ejemplo, "un control de dígitos".

Etiquetas
Publicado el
19 de junio de 2013 - 20:39 h

Descubre nuestras apps

stats