Arrimadas pide a los que sintieron “vergüenza” por lo que ocurrió en el debate que voten a Ciudadanos

La presidenta de Ciudadanos (Cs), Inés Arrimadas; el candidato del partido a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís.

Carmen Moraga


24

Inés Arrimadas, Begoña Villacís e Ignacio Aguado han acompañado este sábado a Edmundo Bal en el mitin central de esta difícil campaña para el candidato de Ciudadanos sobre el que han destacado que es el único dirigente que puede garantizar un proyecto para los madrileños "sensato y moderado" y acabar con "el Madrid de las trincheras y los bandos". Bal ha sentenciado: “Somos imprescindibles para garantizar la tolerancia y el respeto", mientras recordaba el espítitu de "concordia" que se vivió en España durante la elaboración de la Constitución de 1978. Arrimadas ha llamado a la movilización y a votar a Ciudadanos asegurando que está convencida de que "el 4 de mayo va a haber una gran movilización”.

Durante el mitin, celebrado en la madrileña Plaza del 2 de Mayo, tanto Arrimadas como Aguado, Villacís y Bal han hecho numerosas referencias al debate de este viernes en la cadena Ser que acabó con el plante de Pablo Iglesias ante la negativa de la líder de Vox, Rocío Monasterio, a condenar las amenazas de muerte que ha sufrido tanto él como el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. "Si te dio vergüenza lo que viste, tienes que votar a Ciudadanos", ha dicho la líder del partido, que después ha ido desgranando otros motivos por los que cree que la mejor opción es su partido en esta elecciones autonómicas: "Si queréis impuestos bajos y políticas sociales fuertes, hay que votar a Ciudadanos"; "si no queréis que vuestros hijos vivan en una sociedad de bandos, hay que votar a Ciudadanos;…."si condenáis la violencia y todo lo que hemos sufrido en Catalunya, en donde [los independentistas] limpiaban el suelo con lejía después de nuestros actos, tenéis que votar a Ciudadanos”, ha insistido la líder de la formación.

Arrimadas ha reivindicado el "centro político" para su partido al que ha presentado como el único garante de “limpieza” y “regeneración”, lamentando que en ninguno de los debates -ni en el de Telemadrid ni en el frustrado de la cadena SER- se hablara de corrupción, y ha recordado que en los dos años en los que estuvieron ellos dentro del Ejecutivo regional tampoco el PP ha vuelto a protagonizar ningún caso de corrupción . “Por eso tenemos una responsabilidad histórica de ir a votar el 4 de mayo”, ha sentenciado. “Queda mucho por hacer, queremos seguir gobernando. Si funcionaba bien el Gobierno en Madrid ¿por qué vamos a hacer experimentos con el corazón de España?”, se ha preguntado. “Tenemos que mantener un proyecto de éxito, un gobierno sensato y razonable”, “es lógico que sigamos”, ha remarcado después Arrimadas.

Por su parte, el candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha hecho también varias alusiones en su intervención al debate electoral en la Cadena Ser. “¿Visteis el debate?”, les ha preguntado a los asistentes, “mientras Iglesias quería romper la palabra, la señora Monasterio se alegraba”, ha señalado. “Yo ayer me sentí muy orgulloso de ser de este partido político. Yo quiero hablar y dialogar con todos aunque no piensen igual que yo”. A su juicio, con su actitud, “Iglesias también nos ha retirado a nosotros la palabra, se la ha retirado a todos”. “No se puede sustituir la palabra por la violencia”, ha dicho Bal, asegurando que Ciudadanos quiere acabar con todo eso. “Somos imprescindibles para garantizar la tolerancia y el respeto”, ha sentenciado.

Bal: “Isabel, vamos a gobernar juntos, nos vamos a llevar bien

Bal ha añadido que en aquel debate también se vio que hay “una bonita historia de amor entre Iglesias y Gabilondo”, pero “no va a haber matrimonio”, "la izquierda no va a gobernar", ha vaticinado, “porque Madrid va a volver a tener de nuevo un gobierno en el que esté Ciudadanos”.  “Isabel, vamos a gobernar juntos, nos vamos a llevar bien y vamos a hacer el mejor gobierno para los madrileños”, le ha dicho a la presidenta regional.

El candidato ha condenado “todos los actos de violencia", desde las balas enviadas a Iglesias y al ministro, al escrache que sufrió en la Pradera de San Isidro Begoña Villacís y también “la violencia de ETA que Bildu disculpa”.

También ha reivindicado el trabajo de los consejeros de Ciudadanos en el gobierno de Ayuso, pese a que ninguno va en su lista, y ha prometido que si vuelven a estar en él cumplirán todas las promesas y medidas de su programa electoral. Bal ha aprovechado el momento para lamentar que este jueves en Lavapiés “hubo quien se reía de mí porque explicaba mis propuestas”.

El candidato ha recordado la gesta de Daoíz y Velarde en 1808 enfrentándose a las tropas francesas y ha afirmado: “Os prometo una cosa, el 4 de mayo nos vamos a levantar también con valentía y a iniciar una revolución pacífica y silenciosa para extender por toda España la conciliación y la concordia”, para devolver a España el espíritu de la Constitución de 1978. “No tenemos que elegir un bando ni una trinchera para disparar a los enemigos. En Madrid no hay enemigos”, ha zanjado Bal.

Ignacio Aguado, que hasta ahora no había participado como protagonista en ninguno de los anteriores actos de Bal, ha querido trasmitir con su presencia una imagen de unidad ante la cita más complicada de la vida del partido, en la que se juega su supervivencia. El exvicepresidente de la Comunidad de Madrid, que ha intervenido después de Begoña Villacís, ha comparado también el “asedio” que vivieron los madrileños en la histórica plaza con el que sufren ahora los partidos “sensatos”. “Sufrimos también un asedio pero por parte de otro tipo de tropa”, de “los populistas y radicales”, "de los que usan eslóganes vacíos y de los que quieren infantilizar la política”. “Estamos asediados por ellos, los que no nos levantamos de los debates”, ha añadido Aguado, para sentenciar que “esto ya no va de siglas, esto va ya de dignidad”.

El líder madrileño de Ciudadanos ha cargado contra Ayuso, con la que gobernó, por hablar y presumir “de libertad” por cerrar Madrid a las once de la noche. “Pero Isabel, si Madrid ya era libre antes de que reventaras el Gobierno. Ya éramos libres", la ha recordado, "pero quizá lo que quiere decir es que quiere ser libre para pactar con Vox y para colonizar Telemadrid”, ha deducido. “Si tenemos un gobierno que funcionaba ¿para qué queremos hacer experimentos?”, le ha preguntado.

“Estaros tranquilos, Pablo Iglesias no va a gobernar. La izquierda no va a gobernar”, ha vaticinado también Aguado, apelando a la movilización y al voto a Bal. “Hay que llevar a Edmundo a la Comunidad de Madrid”, ha pedido, al igual que previamente habían hecho sus compañeros y la líder de su partido, Inés Arrimadas, que se ha mostrado "orgullosa" de presidir un partido en el que hay gente "tan valiente" como Bal.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats