Cascos dice a la jueza que las acusaciones de apropiación indebida son "ridículamente falsas"

Francisco Álvarez Cascos en la entrada a los juzgados de Oviedo acompañado de su abogado.

"Las acusaciones son ridículamente falsas". Así lo ha expresado Francisco Álvarez-Cascos a la salida del Juzgado de Instrucción n°2 de Oviedo. El ex vicepresidente del Gobierno de José María Aznar ha declarado esta tarde durante más de cuatro horas ante la magistrada Simonet Quelle Cotor, que instruye la querella presentada por la comisión directiva de Foro Asturias por apropiación indebida y administración desleal de fondos del partido. Al frente de la misma se encuentra la presidenta de FAC, Carmen Moriyón, que ha ratificado la querella horas antes de que Cascos pasase a declarar ante la jueza. 

"No existen irregularidades", ha asegurado Álvarez-Cascos ante la denuncia presentada hace unos meses por la formación que él mismo promovió en 2011. Además de su elevado sueldo, que superaba los 100.000 euros anuales, según fuentes de la formación; Foro acusa a su fundador de pasar facturas por valor de 230.000 entre 2011 y 2019.

Los conceptos: videojuegos, facturas de kilometraje, zapatos de mujer o estancias de hotel para los familiares del investigado o licencias de pesca. Además del pago de una renta por valor de 173.855 euros por una sede en Madrid a una sociedad de Cascos entre 2012 y 2014. Según Moriyón nadie sabía de su existencia, según Cascos, sí. Estas supuestas irregularidades desconocidas por la actual directiva de Foro y negadas por su fundador, supusieron un coste de 1,8 millones a la formación.

¿Indicios de criminalidad? "Los hay a patadas", ha explicado a elDiario.es Luis Llanes, abogado de la comisión directiva de Foro. El letrado afirma que han facilitado en torno a cincuenta pruebas que incriminan a Cascos por un delito continuado de apropiación indebida. "Pero que hay muchas más".

El ex presidente del Principado de Asturias ha comparecido durante varias horas ante estas evidencias presentadas por su ex partido. Con intención de regularizar las cuentas de FAC, la comisión directiva encargó una auditoría en mayo que reveló estas presuntas irregularidades cometidas por Álvarez-Cascos en los años que tenía el control. En consecuencia, Moriyón y su equipo decidieron expulsar del partido a su primer presidente y llevarlo ante la justicia. "Una confusión entre patrimonio propio y del partido", así lo describen desde la acusación.

Cascos niega haberse apropiado de fondos de Foro y considera que la denuncia parte de la votación de la comisión directiva, realizada hace un año, en la que una sección del partido no quería que se presentasen a las elecciones y otra sí. Otro capítulo más de una guerra interna entre ambos bandos, el de Cascos y el de Moriyón, que divide a FAC y que los ha llevado hasta los tribunales. "He procurado mostrar todos los documentos de prueba de las falsedades", ha indicado el ex líder de Foro. 

Por su parte, Carmen Moriyón se ratificó esta mañana en la querella interpuesta como representante de la formación contra Cascos. La ex alcaldesa de Gijón ha estado durante más de dos horas en los juzgados de Oviedo aportando información sobre el caso ante la magistrada, Simonet Quelle Coto. Ahora la jueza dictaminará si la querella sigue adelante y se abre el juicio oral.

Etiquetas
Publicado el
23 de septiembre de 2020 - 21:47 h

Descubre nuestras apps

stats