El Congreso aprueba las conclusiones de la comisión de investigación del accidente de Spanair con el voto en contra del PSOE

Familiares de las víctimas del accidente de Spanair rinde homenaje a los fallecidos en el décimo aniversario

El Congreso ha aprobado las conclusiones de la comisión de investigación del accidente de Spanair que ven la luz casi trece años después de la catástrofe. La investigación parlamentaria se activó en 2018 a instancias de Unidas Podemos y ERC y el dictamen ha salido adelante por amplia mayoría, pero con el voto en contra del PSOE y la abstención del PNV. Los socialistas consideran que el señalamiento de la responsabilidad de altos cargos de la Administración en el momento del siniestro, entre ellos la entonces ministra de Fomento Magdalena Álvarez, puede "atentar contra derechos fundamentales", tal y como apuntó el letrado de la Cámara Baja. El resto de grupos ha lamentado que la postura del PSOE, cuyo voto particular ha sido rechazado (con 182 votos en contra, 154 a favor y dos abstenciones), y han impedido la unanimidad. La asociación de afectados del vuelo JK5022 ha entregado unas 20.000 firmas al PSOE para que votara a favor del dictamen con el que busca "verdad, justicia y reparación" por las 154 víctimas mortales y los 18 heridos el 20 de agosto de 2008.

"El accidente ocurrido se produce como una concatenación de fallos que sumados uno tras otro que propicia que las barreras de seguridad fallaran como un todo", ha expresado la presidenta de la comisión, Meri Pita, que ha asegurado que "resultaría cómodo y simplificador atribuir a la fatalidad todos estos fallos" así como una "irresponsabilidad imperdonable por parte de los diputados que bordearía "el delito" y "abocaría a la repetición de los mismos". Pita, diputada de Unidas Podemos, ha afirmado que "el sistema falló no solo el día aciago" del accidente sino también en los previos y posteriormente y ha defendido que "los encargados de establecer, evaluar y corregir la debilidad del sistema con los medios que el Estado ha puesto a su disposición deben asumir sus responsabilidades". "Hablamos de responsabilidad política, pública", ha especificado Pita, convencida de que el dictamen "no imputa delitos". También ha destacado el "nefasto papel de la empresa fabricante Boeing, que "no ha querido acreditar las causas ni colaborar" [es una de las cuestiones que se pone ahora en manos de la Fiscalía] y el tratamiento de la aseguradora Mapfre a las víctimas, a las que dedicó solo el 3% de los 1.500 millones de dólares de la de la póliza, según ha relatado.

El diputado socialista César Ramos ha sostenido que la comisión de investigación parlamentaria debe servir para esclarecer "qué pasó" y poner las medidas que lo eviten en el futuro. En ese sentido, ha puesto en valor, al igual que han hecho otros parlamentarios, como Rafael Mayoral, que ya se haya activado la creación de una comisión multimodal para la investigación de accidentes aéreos, marítimos o ferroviarios. Sin embargo, ha sostenido que las conclusiones tal y como están planteadas pueden "atentar contra derechos fundamentales" de responsables públicos a los que se señala con nombre y apellidos. "Un punto del dictamen expresa sospechas indiscriminadas sobre todos los comparecientes. Tenemos el problema de que el Tribunal Constitucional nos corrija", ha advertido Ramos.

Además de señalar a la exministra Álvarez, el dictamen establece un listado de cargos 17 cargos que en 2008 asumían puestos de responsabilidad, tanto en el Ministerio de Fomento como en la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC), Aena y la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC). Entre ellos, se encuentra el entonces secretario general de Transportes y secretario de Estado, Luis Fernando Palao; el director general de Aviación Civil, Manuel Bautista; el jefe de Gabinete de la ministra Álvarez, Antonio Fernández; y Manuel Azuaga, presidente de Aena entre 2004 y 2008. Algunos de ellos han anunciado medidas para que se elimine su nombre.

Ciudadanos ha mostrado su coincidencia con el PSOE en ese punto al considerar que se emite "un juicio paralelo que contraviene elementos básicos del ordenamiento jurídico", pero ha votado a favor al entender que "contribuye a entender lo que falló y lo que pudo hacerse mejor". "Estamos de acuerdo en la necesidad de entender lo sucedido desde perspectiva amplia", ha defendido la diputada María Muñoz, que ha explicado que el 'sí' de los 10 escaños de Ciudadanos es "crítico".

El PP, que se abstuvo en la creación de la comisión de investigación, ha votado a favor del dictamen que aspira a que sea "un bálsamo de reparación y memoria, un "tributo a las 154 víctimas, heridos, supervivientes y familias y una oportunidad para mejorar el transporte aéreo", en palabras de José Ignacio Echániz. Vox ha cargado contra el PSOE, al que ha acusado de dedicar "sus esfuerzos a ocultar los responsables de la seguridad aérea". El parlamentario de la extrema derecha Andrés Alberto Rodríguez Almeida ha dicho que el "deshonor" sería formar parte del Gobierno que "más dolor infringió" [en referencia al de José Luis Rodríguez Zapatero] antes que el de Pedro Sánchez en referencia a los cargos públicos que han "pedido que se elimine su nombre por una hipotética intromisión en su honor".

También ERC ha recriminado a los socialistas su posición y que se preocupan "por tapar sus errores". "El resultado de este dictamen debe contribuir a salvar vidas. Si tenemos que elegir entre salvar futuras vidas o el honor de políticos responsables, no les quepa duda, para nuestro grupo siempre será la vida", ha aseverado Inés Granollers. El diputado del PNV Íñigo Barandiaran ha mostrado discrepancias con algunos puntos del dictamen, por lo que los seis diputados se han abstenido, y ha asegurado que "la reparación" que puede alcanzar el Congreso es "emitir un dictamen unánime, estar de acuerdo, lanzar a las victimas un abrazo que intente ser reparador".

"Hoy se repara conociendo la verdad", ha expresado la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, que ha reiterado que el accidente de Spanair fue "una cadena de errores". Ha aprovechado para agradecer el trabajo de la presidenta de la comisión por "aguantar las presiones". "El dictamen es perfectible, como todo", ha dicho el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que ha deseado que saliera con el apoyo unánime porque "no se trata de vengarse de nadie". Quevedo ha asegurado que "no se puede resolver responsabilizando a los muertos" en referencia a los pilotos: "Nadie está alarmando a nadie, no es que no haya seguridad aérea; pero ese fatídico día se acumularon responsabilidades que no deberían haber ocurrido nunca". 

Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2021 - 16:03 h

Descubre nuestras apps

stats