eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El desencanto por la política crece en España y Europa, afirma filósofo español

- PUBLICIDAD -
El desencanto por la política crece en España y Europa, afirma filósofo español

El desencanto por la política crece en España y Europa, afirma filósofo español

El filósofo e historiador español Javier Moscoso opina que en España, como en el conjunto de Europa, hay un desencanto en relación a la política, que va más allá del partido político que ocupa la posición de Gobierno y se remarca por la falta de una "idea país" y de programas realizables.

"Creo que estamos viendo en España y en el contexto europeo una política de gestos en la que se refugia la vieja socialdemocracia, mientras los nuevos populismos nos amenazan, no con una política de gestos sino una política de hechos rotundos, que muchos de ellos son completamente falsos pero se disfrazan de verdades absolutas", dijo Moscoso en una entrevista con Efe.

Frente a esa situación, "los ciudadanos andan un poco perdidos, sin saber qué es lo que tienen que preferir, qué es lo que tienen que buscar", consideró.

Moscoso (Madrid, 1966), quien presentó esta semana en Panamá su libro "Promesas incumplidas. Una historia política de las pasiones" (Taurus, 2017), participó en varios coloquios sobre historia contemporánea.

Con ello, dijo, se genera un desencanto que en el caso de Europa en parte tiene que ver con la ausencia de visión política, mientras que la visión de qué es España "está en entredicho", ya que, a su juicio "el problema catalán nos ha enfrentado a la circunstancia de saber cuál es el relato y la visión que tenemos de nuestro propio país".

Sostuvo que "por encima de eso hay un debate todavía mayor, que radica en qué es Europa y qué es lo que queremos que Europa sea", sobre todo frente a un asunto tan importante como la inmigración, donde lo que se haga "depende de decisiones políticas que tienen que ser consensuadas con los otros países europeos".

"Echo en falta personas que tengan el arrojo, no de decir grandes frases ni hacer grandes aspavientos, sino intentar convencer a los demás que tienen una idea, una idea de país, una idea de nación, o en este caso una idea de lo que sería, debió ser o de lo que todavía puede ser la comunidad europea", señaló.

Moscoso, profesor de Historia y Filosofía de las Ciencias en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, estima que a los líderes políticos hay que desearles lo mejor pero que también "hace falta mantenerlos en estado de vigilancia, igual que a los propios ciudadanos".

A su juicio, "hace falta educación política y que los ciudadanos sepan distinguir lo que es una mera política de maquillaje de una política basada en hechos y en certezas, en datos contrastados, en programas que sean realizables y no en simples y meras quimeras" basadas en promesas que no se llegan a cumplir.

Autor también de "Historia cultural del dolor" (2011), Moscoso resaltó que "nuestros políticos no han tenido a bien mantener la palabra dada, han pensado que esto de la política consistía fundamentalmente en movilización de eslogan y cifras que no tenían por qué conducir a ningún sitio de hecho".

Para el historiador "esta es un poco la situación en la que nos movemos, por una parte una política deshonrada, sin norte, una política que apela al sentimiento y a la sensibilidad, que no tiene una forma de imponer un correlato donde las palabras se correspondan tarde o temprano con los hechos".

"Creo que hay que volver un poco a las antiguas bases de que las promesas se deben cumplir, y de que lo único que distingue a los seres humanos de los animales es la capacidad de mantenerse en la palabra dada", subrayó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha