eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

EXCLUSIVA

Una profesora declara que una asesora de Cifuentes la amenazó: "Arreglad esto o la presidenta y el rector os matan"

Cecilia Rosado señala a Maite Feito, asesora del consejero de Educación, amiga personal de la expresidenta y profesora en excedencia de la URJC

"El trabajo tiene que aparecer" o "búscame bibliografía" son algunos de los mensajes que le envió Feito, según ha declarado Rosado ante la jueza del caso

La profesora investigada ha confesado que falsificó las firmas de sus compañeras y que Álvarez Conde también la presionó apremiado por el rector 

48 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Cecilia Rosado, en la URJC este miércoles. Foto: Olmo Calvo.

Cecilia Rosado, en la URJC

La principal investigada a día de hoy en el caso Cifuentes, la profesora Cecilia Rosado, ha contado este jueves a la magistrada Carmen Rodríguez-Medel que una asesora del Gobierno de la Comunidad de Madrid y amiga personal de Cifuentes, María Teresa Feito Higueruela, le amenazó cuando eldiario.es desveló el escándalo. "O arregláis esto o Cifuentes y el rector os van a matar", ha asegurado Rosado que le trasladó Feito, según han informado a eldiario.es fuentes presentes en la declaración.

La tesis de Cristina Cifuentes de que la presunta falsificación de su máster por la Rey Juan Carlos era un problema que debía aclarar la propia Universidad resulta así amenazada por la investigación judicial cuando tan solo se ha celebrado la primera jornada de declaraciones.

Cecilia Rosado es una de las tres profesoras que supuestamente habrían integrado un  tribunal que examinó a Cifuentes de su Trabajo de Fin de Máster (TFM). Su firma es  la única auténtica de las tres que aparecen en el acta que la expresidenta de Madrid mostró la madrugada siguiente a que eldiario.es desvelara que había conseguido su máster con notas falsificadas. "No me voy, me quedo, voy a seguir siendo vuestra presidenta", decía en el vídeo la expresidenta mientras mostraba el acta. Esas imágenes integran hoy el epitafio político de Cifuentes, a pesar de que ya  las ha borrado de su cuenta de Twitter.

Rosado ha explicado a la jueza que la asesora Feito le exigió desde el primer momento con frases como "el trabajo tiene que aparecer" y que le envió insistentes mensajes de whatsapp en ese sentido. "Búscame bibliografía", le ordenó también, según las fuentes consultadas.

María Teresa Feito Higueruela , Maite Feito, como la conocen en la Puerta del Sol, es asesora del actual consejero de Educación y, según ella misma reconoce, amiga personal de Cifuentes. eldiario.es desveló que el 21 de marzo, a las pocas horas de que este medio publicara la exclusiva sobre el máster de Cifuentes, Feito se plantó en la Universidad Rey Juan Carlos.

Esa universidad no es ningún territorio desconocido para ella. Profesora titular de su departamento de Filología, se encuentra en comisión de servicios como asesora a las órdenes de Rafael Van Grieken, el consejero de Educación. Van Grieken es catedrático de Química en la misma Universidad y vicerrector de investigación cuando Cifuentes se matriculó en el máster.

Fuentes de la URJC aseguraron a eldiario.es que fue ella también quien animó a Cifuentes a matricularse en ese máster, a finales de 2011. Cuando estalla el escándalo, el 21 de marzo de 2018, Feito es también la persona que la presidenta de Madrid envía a la Universidad para buscar una coartada.

Álvarez Conde y el rector Ramos

En una entrevista radiofónica, el director del máster, Enrique Álvarez Conde, reconoció que había sido una de sus "discípulas" quien había reconstruido el acta y que la orden procedía del rector de la URJC, Javier Ramos. En su declaración judicial, Cecilia Rosado ha señalado a Álvarez Conde como la otra persona que más activamente la apremió a buscar una coartada para Cifuentes. Según ha dicho Cecilia Rosado en sede judicial, Álvarez Conde se mostraba a su vez muy presionado por el rector Javier Ramos para que apareciera una coartada que salvara a Cifuentes.

Como en el caso de Feito, la carrera de Álvarez Conde está ligada al Partido Popular. Fue director del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) entre 1996 y 1999, cuando al frente de ese ministerio estaba Mariano Rajoy. También ha sido letrado del CGPJ con la mayoría conservadora impuesta por los ‘populares’.

Tan prolijo ha sido el relato de la profesora Rosado que la magistrada ha interrumpido la declaración para que continúe en otro momento, según fuentes jurídicas. Rosado ha dado detalladas respuestas a las preguntas que le han realizado las partes durante dos horas, apuntan las fuentes consultadas. La ronda de declaraciones comenzó a las 9:30 horas y finalizó pasadas las 18:00, con solo un receso de apenas media hora. 

López de los Mozos, segunda declaración

La primera en declarar fue la presidenta del tribunal que nunca existió, Alicia López de los Mozos. Rosado ha dicho que ella dio el visto bueno a la falsificación de su firma y que pensó que Clara Souto, la tercera integrante del falso tribunal, también estaba de acuerdo por lo que le dijo el director del máster, Álvarez Conde. Souto ha declarado este jueves como testigo.

López de los Mozos ha reiterado ante la jueza parte de su declaración ante la Policía Judicial, incluida la reunión en un despacho de abogados a la que asistieron Álvarez Conde, las tres profesoras y el titular del bufete. En esa reunión, el director del máster las volvió a coaccionar presuntamente para arreglar el problema de Cifuentes.

Aunque ante la Policía Judicial declaró más de tres horas, este jueves la jueza interrumpió su relato a la hora de arrancar. La explicación trascendió por la tarde. López de los Mozos ha asegurado que calificó las notas de unos alumnos que la prueba documental incluida en el sumario demuestra que no se examinaron. En ese momento, la jueza Rodríguez-Medel ha explicado que existían suficientes indicios de prevaricación administrativa contra la testigo y la ha trasladado que pasaba a estar imputada y que volvería a declarar ya asistida de abogado.

Este hecho no solo afecta a la perspectiva legal de López de los Mozos sino que significa el primer crecimiento exponencial del caso Cifuentes al poco de arrancar en los juzgados. La Universidad Rey Juan Carlos no solo había salido en favor de la entonces delegada del Gobierno de Madrid sino, como desveló eldiario.es, era un entramado de favores para personas próximas al Partido Popular.

Esos nueve alumnos beneficiados están llamados a declarar como testigos. Faltaba entre ellos Cristina Cifuentes, que ha dejado de estar aforada desde que la magistrada dictó la providencia citando a sus presuntos compañeros de máster.

Además de tres testigos, ha declarado también como imputada Amalia Calonge, la funcionaria que presuntamente habría entrado en el sistema a cambiar las notas de Cifuentes. Calonge ha reiterado el contenido de su declaración ante la inspección de la URJC y ha dicho a la jueza que solo hizo eso por orden de Pablo Chico, el profesor del máster de Cifuentes al que el PP colocó en el Ayuntamiento de Pozuelo. Amalia Calonge ha reiterado que existe un correo electrónico que lo prueba.

La funcionaria ha tenido relevancia en el caso, entre otras cosas, porque decidió mostrar en su perfil de whatsapp una foto con Cifuentes en una de sus visitas a la universidad. Calonge ha declarado que una foto como la que ella mostró se la hicieron otros muchos funcionarios con Cifuentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha