El PSOE defiende que las comunidades tengan "margen" en la desescalada pero rechaza que la dirijan como pide ERC

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en rueda de prensa por videoconferencia

Pedro Sánchez ha recibido el apoyo de los líderes territoriales del PSOE en su intención de prorrogar el estado de alarma por un periodo de un mes, hasta que concluya el proceso de desescalada, mientras que busca todavía los apoyos parlamentarios para que salga adelante. Los esfuerzos del Gobierno se centran en ERC y también en Ciudadanos, pero ambas formaciones mantienen aún diferencias con la propuesta del Ejecutivo. Los de Inés Arrimadas no ven con buenos ojos la intención de alargar la prórroga un mes y no en periodos de quince días como hasta ahora. Los republicanos catalanes reclaman que las comunidades dirijan ese procedimiento en el que ahora el Ministerio de Sanidad tiene la última palabra. El PSOE defiende que las autonomías puedan tener un mayor "margen" en esta etapa, pero descarta que sean los gobiernos regionales los que tomen las decisiones en exclusiva.

Sánchez plantea prorrogar al estado de alarma un mes pero solo Sanidad mantendrá competencias sobre las autonomías

Sánchez plantea prorrogar al estado de alarma un mes pero solo Sanidad mantendrá competencias sobre las autonomías

"No va a haber problema para que haya mayor margen de decisión de las comunidades autónomas", ha expresado Guillermo Fernández Vara en una rueda de prensa tras la reunión telemática del Consejo de Política Federal del PSOE, un órgano que él preside y en el que participan el núcleo duro de Ferraz y los secretarios generales de las federaciones y que se ha reunido este lunes por primera vez en dos años. Fernández Vara ha asegurado que la intención del Gobierno es que "ceda a las comunidades algunas tomas de decisiones en algunos planteamientos de la fase final" de la desescalada. Sin embargo, ha rechazado que los gobiernos autonómicos gestionen ese proceso y ha apostado por que lo hagan de manera "compartida" a través de lo que Moncloa ha denominado la "cogobernanza".

"Hay que hacerlo de manera compartida, lo dice el sentido común", ha expresado el dirigente socialista, que ha añadido que "sería absurdo que unas comunidades decidieran unas cosas y otras, otras". Además, ha defendido que sea el Gobierno el que tome las decisiones finales dado que tiene una visión global de la situación. "Desde la distancia se ve con más claridad": "Voy a trabajar para que Extremadura pueda pasar a fase 2, pero si no lo hacemos yo aceptaría que quien toma la decisión, con los criterios lo hiciera, porque lo ven con una perspectiva más amplia de lo que lo hacemos nosotros".

El presidente extremeño ha comenzado su intervención con una dura crítica al PP, al que no ha mencionado explícitamente. "Apelamos a la unidad frente a los que apelan a división. Tenemos que jugar todos con la misma camiseta: los intereses generales de nuestro país. Esto no va de ganadores y perdedores", ha señalado. De hecho, ha defendido al Gobierno frente a los ataques de la derecha, liderada por Isabel Díaz Ayuso, por que no se hagan públicos los nombres de los técnicos que elaboran los informes sobre la evolución de la desescalada. "Las comunidades conocemos perfectamente el nombre del experto que esta llevando el tema de cada comunidad", ha afirmado.

A pesar del malestar en las filas socialistas por la beligerancia que ha encontrado en el Gobierno de la Comunidad de Madrid ante la negativa a conceder el pase a la fase 1, Fernández Vara se ha limitado a decir que no puede haber "prosperidad sin salud". Ha aprovechado para recordar que Extremadura, pese a ser la región con menor renta acudió al principio de la pandemia a ayudar a la de "mayor renta" cuando necesitó "respiradores", pese a los "insultos" que recibió dentro de la comunidad que preside. "Nada me alegraría más que Madrid pase de fase mañana mejor que pasado -ha señalado-. Si el Gobierno no lo ha autorizado es porque no puede sino porque no puede".

Fernández Vara ha defendido la gestión que se está haciendo desde todos los gobiernos autonómicos "trabajando como jabatos" y ha rechazado rotundamente, en respuesta a las preguntas de los periodistas, que los socialistas madrileños impulsen en el corto plazo una moción de censura contra Díaz Ayuso: "Hablar de esto ahora no es el mejor momento. Puedo tener todas las diferencias ideológicas [con el PP de Díaz Ayuso], pero esta en una situación complicada y hay que ayudarla". "Tenemos que hacer el esfuerzo de echar una mano incluso si no se dejan", ha dicho el presidente extremeño, que ha asegurado que es una "obligación moral y ética".

También ha restado importancia a las protestas que está habiendo en diferentes ciudades españolas. "La manifestación más numerosa es la de la mayoría silenciosa, la que no hace ruido pero contribuye y colabora". Fernández Vara se ha mostrado convencido de que "esa mayoría silenciosa no está en esas manifestaciones" y "es una mayoría de distintos partidos". Así, ha asegurado, ante el posible rédito electoral que pueda buscar el PP a partir de la gestión de la pandemia del Gobierno de Sánchez, que no hay transferencia de voto entre los distintos bloques electorales. "Si alguien piensa que por que haya elecciones en cuatro meses va a cambiar algo, se equivoca", ha advertido Fernández Vara, que ha asegurado que el centro político, que a su juicio era el que decantaba la balanza hacia en unos comicios, ha desaparecido y que, por tanto, lo que pueda subir el PP será a costa de Vox y Ciudadanos, y viceversa.

Etiquetas
Publicado el
18 de mayo de 2020 - 15:02 h

Descubre nuestras apps

stats