El PSOE se abstendrá en la admisión a trámite de la ley trans en el Congreso

El PSOE se abstendrá en la votación de la admisión a trámite en el Congreso de la ley trans que han impulsado ERC, Más País y otros aliados parlamentarios del Gobierno a instancias de los colectivos. Inicialmente los socialistas habían asegurado que "facilitarían" la toma en consideración de esa proposición que registraron ante el retraso provocado por las discrepancias en el seno de la coalición. Sin embargo, fuentes de la dirección han confirmado a elDiario.es que el sentido del voto será la abstención. La admisión de la iniciativa depende de lo que hagan PP y Vox que previsiblemente votarán en contra.

El Congreso debate este martes la admisión a trámite de una iniciativa que apuesta por la libre autodeterminación de género en términos similares a los que recoge la ley de Irene Montero. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, impidió su inclusión en el orden del día de la Comisión de Secretarios y Subsecretarios, el paso previo a que vaya al Consejo de Ministros, ante las discrepancias que suscitaba a los socialistas el texto. El PSOE, que ha planteado fusionar las leyes LGTIBI y trans en una, defendía que se requieren "garantías jurídicas" al cambio de sexo en el Registro Civil, como la declaración de un testigo. 

La ley trans es uno de los desencuentros en el seno de la coalición desde hace meses. El Ministerio de Igualdad ha planteado una redacción calcada a la iniciativa que impulsaron los socialistas en 2017 que permite el cambio de sexo sin ningún requisito. Pero existe un importante debate dentro del partido y también en el seno del movimiento feminista que ha llevado al PSOE a cambiar de posición. Ahora plantea que el cambio de sexo en el Registro Civil vaya acompañado de algún requisito administrativo, como la declaración de un testigo. Eso es lo que se está abordando con los colectivos desde el PSOE y negociando dentro de la coalición.

Ante el retraso en la aprobación de la normativa en el Consejo de Ministros, ERC, Compromís, Más País/Equo, CUP, Nueva Canarias y Junts registraron en el Parlamento una proposición de ley trans a instancias de los colectivos con prácticamente el mismo texto que la propuesta del Ministerio de Igualdad. Unidas Podemos ya ha anunciado que votará a favor de esa iniciativa, al igual que PNV y EH Bildu.

"El Gobierno está trabajando, como es sabido, en el compromiso de una legislación para los colectivos LGTBI y yo creo que la tendremos ya relativamente pronto, en el marco de nuestro ordenamiento constitucional evidentemente, en un país como el nuestro particularmente evolucionado en estas materias. Siempre lo hemos sido, y siempre lo hemos sido de la mano de Gobiernos —en otros momentos anteriores Gobiernos socialistas y ahora de un Gobierno de coalición— reformistas como el nuestro y estaremos a la altura en el marco de nuestra Constitución", aseguró el pasado miércoles Carmen Calvo durante una comparecencia en el Congreso. "Me parece que hay una proposición de otros grupos relativa a la materia en la Cámara, y yo creo que está bien, porque si hay movimiento en la Cámara y desde el Gobierno también podremos acabar haciendo una ley que les permite a los colectivos LGTBI de nuestro país avanzar y proteger", agregó.

El PSOE se abstendrá en la votación de la admisión a trámite en el Congreso de la ley trans que han impulsado ERC, Más País y otros aliados parlamentarios del Gobierno a instancias de los colectivos. Inicialmente los socialistas habían asegurado que "facilitarían" la toma en consideración de esa proposición que registraron ante el retraso provocado por las discrepancias en el seno de la coalición. Sin embargo, fuentes de la dirección han confirmado a elDiario.es que el sentido del voto será la abstención. La admisión de la iniciativa depende de lo que hagan PP y Vox que previsiblemente votarán en contra.

El Congreso debate este martes la admisión a trámite de una iniciativa que apuesta por la libre autodeterminación de género en términos similares a los que recoge la ley de Irene Montero. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, impidió su inclusión en el orden del día de la Comisión de Secretarios y Subsecretarios, el paso previo a que vaya al Consejo de Ministros, ante las discrepancias que suscitaba a los socialistas el texto. El PSOE, que ha planteado fusionar las leyes LGTIBI y trans en una, defendía que se requieren "garantías jurídicas" al cambio de sexo en el Registro Civil, como la declaración de un testigo. 

La ley trans es uno de los desencuentros en el seno de la coalición desde hace meses. El Ministerio de Igualdad ha planteado una redacción calcada a la iniciativa que impulsaron los socialistas en 2017 que permite el cambio de sexo sin ningún requisito. Pero existe un importante debate dentro del partido y también en el seno del movimiento feminista que ha llevado al PSOE a cambiar de posición. Ahora plantea que el cambio de sexo en el Registro Civil vaya acompañado de algún requisito administrativo, como la declaración de un testigo. Eso es lo que se está abordando con los colectivos desde el PSOE y negociando dentro de la coalición.

Ante el retraso en la aprobación de la normativa en el Consejo de Ministros, ERC, Compromís, Más País/Equo, CUP, Nueva Canarias y Junts registraron en el Parlamento una proposición de ley trans a instancias de los colectivos con prácticamente el mismo texto que la propuesta del Ministerio de Igualdad. Unidas Podemos ya ha anunciado que votará a favor de esa iniciativa, al igual que PNV y EH Bildu.

"El Gobierno está trabajando, como es sabido, en el compromiso de una legislación para los colectivos LGTBI y yo creo que la tendremos ya relativamente pronto, en el marco de nuestro ordenamiento constitucional evidentemente, en un país como el nuestro particularmente evolucionado en estas materias. Siempre lo hemos sido, y siempre lo hemos sido de la mano de Gobiernos —en otros momentos anteriores Gobiernos socialistas y ahora de un Gobierno de coalición— reformistas como el nuestro y estaremos a la altura en el marco de nuestra Constitución", aseguró el pasado miércoles Carmen Calvo durante una comparecencia en el Congreso. "Me parece que hay una proposición de otros grupos relativa a la materia en la Cámara, y yo creo que está bien, porque si hay movimiento en la Cámara y desde el Gobierno también podremos acabar haciendo una ley que les permite a los colectivos LGTBI de nuestro país avanzar y proteger", agregó.

El PSOE se abstendrá en la votación de la admisión a trámite en el Congreso de la ley trans que han impulsado ERC, Más País y otros aliados parlamentarios del Gobierno a instancias de los colectivos. Inicialmente los socialistas habían asegurado que "facilitarían" la toma en consideración de esa proposición que registraron ante el retraso provocado por las discrepancias en el seno de la coalición. Sin embargo, fuentes de la dirección han confirmado a elDiario.es que el sentido del voto será la abstención. La admisión de la iniciativa depende de lo que hagan PP y Vox que previsiblemente votarán en contra.

El Congreso debate este martes la admisión a trámite de una iniciativa que apuesta por la libre autodeterminación de género en términos similares a los que recoge la ley de Irene Montero. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, impidió su inclusión en el orden del día de la Comisión de Secretarios y Subsecretarios, el paso previo a que vaya al Consejo de Ministros, ante las discrepancias que suscitaba a los socialistas el texto. El PSOE, que ha planteado fusionar las leyes LGTIBI y trans en una, defendía que se requieren "garantías jurídicas" al cambio de sexo en el Registro Civil, como la declaración de un testigo. 

Etiquetas
17 de mayo de 2021 - 18:36 h
Cargando...