Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La Sindicatura halla irregularidades en un organismo que dirigió Laura Borràs

La diputada de Junts per Cataluña Laura Borrás durante su intervención en el pleno del Congreso este miércoles.

EFE

Barcelona —

0

La Sindicatura de Cuentas ha publicado un informe en el que concluye que la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), en el período en que estuvo dirigida por la actual portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, incumplió la legislación vigente con un "fraccionamiento" de contratos.

En diciembre, el Tribunal Supremo acordó abrir un procedimiento a Borràs por presuntas irregularidades en la adjudicación a un amigo de 18 contratos por valor de 259.863 euros cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes, entre 2013 y 2017.

Este miércoles, la Sindicatura de Cuentas, órgano fiscalizador externo de la gestión económica del sector público de Cataluña, ha dado a conocer su informe sobre la ILC, que señala que "del análisis de los contratos menores del período 2016-2018 de un importe de 1,32 millones de euros se desprende que a siete adjudicatarios se les adjudicaron diversos contratos menores por importes acumulados superiores al máximo permitido para el contrato menor".

La Sindicatura detecta que "en cinco de estos casos hay una reiteración del objeto de los contratos", por lo que considera que "se incumplieron" dos artículos de la ley de contratos del sector público y, "en consecuencia, hubo un fraccionamiento de la contratación".

En la investigación abierta por la justicia se habla de una presunta adjudicación irregular de contratos a Isaías Herrero, un programador informático amigo de Borràs, y entre los casos de contratos menores con reiteración del objeto detectados por la Sindicatura aparecen las siglas I.H.F. para identificar a uno de los cinco adjudicatarios.

En concreto, a I.H.F. se le atribuye un contrato de octubre de 2016 de "Desarrollo áreas Festival nacional de poesía en la web de la ILC", por valor de 11.850 euros, y otro de febrero de 2017 de "Creación y mantenimiento web Año Bertrana", de 16.050 euros.

El informe, aprobado con un voto particular, recoge también tres contratos -de más de 17.000 euros- adjudicados a E.F.M., dos contratos -de 8.800 y 10.000 euros- a O.P.M., tres a Taleia Cultura SL -de más de 8.000 euros cada uno- y tres más -de más de 7.000 euros cada uno- a LD Empresa de Limpieza y Desinfección.

Asimismo, el informe destaca que, en el ejercicio 2018 -a mediados de ese año Borràs fue nombrada consellera de Cultura del Govern de Quim Torra- y en anteriores ejercicios, la Institució de les Lletres Catalanes "tuvo sobrantes de transferencias corrientes pero no creó ningún pasivo de acuerdo con la normativa aplicable".

"En consecuencia, a 31 de diciembre de 2018, el resultado del ejercicio y los resultados de ejercicios anteriores estaban sobrevalorados en 268.703 y 759.690 euros, respectivamente, y el pasivo corriente estaba infravalorado en 1.028.393 euros", denuncia.

Además, la Sindicatura considera que los pagos de la ILC a los autores participantes en los programas "Lletres a les aules" y "Lletres en viu" no son "gastos de servicios y suministros, sino subvenciones concedidas a los centros participantes en los programas, que se han otorgado sin seguir el procedimiento establecido en la normativa de subvenciones".

El informe incorpora las alegaciones recibidas de Oriol Ponsatí, director de la ILC, que considera "especialmente sorprendente que la Sindicatura haya hecho caso omiso" de su "constatación de que era imposible, con la ley en la mano, sostener que los cinco contratos menores" objeto de controversia fueron fraccionados.

Todos ellos, alega Ponsatí, fueron ejecutados "siguiendo de manera estricta lo que prevé la ley" en materia de recurrencia de contratación menor, pero sin embargo "la Sindicatura ha recurrido a una instrucción muy posterior, de febrero de 2019".

Así, según Ponsatí, la Sindicatura ha interpretado "retroactivamente no solo que, dada la recurrencia tanto de adjudicatario como de objeto contractual, el contrato debía haber tenido lugar por procedimiento abierto, sino que en los cinco casos había tenido lugar un fraccionamiento que la propia naturaleza de los contratos contradice absolutamente".

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2020 - 14:04 h

Descubre nuestras apps

stats