eldiario.es

9

Localizada la segunda caja negra del avión de Germanwings

El análisis de esta caja permitirá conocer detalles técnicos del vuelo y confirmar la versión de los hechos que se desprende de la primera

El fiscal de Marsella, Brice Robin, ha informado de que los forenses han logrado aislar 150 muestras de ADN diferentes

El registro del historial de búsqueda por Internet de un dispositivo del copiloto revela, según la fiscalía alemana, que buscó información sobre formas de suicidio y medidas de seguridad en cabina

Hallan la segunda caja negra del A320 de Germanwings en los Alpes franceses

Los equipos de rescate revisan restos del fuselaje del avión en el lugar de la catástrofe. \ Efe

El fiscal de Marsella y encargado de la investigación sobre el siniestro de Germanwings, Brice Robin, ha anunciado este jueves el hallazgo de la segunda caja negra del avión, según recoge la cadena France TV. Esta caja, en cuya búsqueda se han centrado los esfuerzos de los últimos días, contiene el registro de los parámetros del avión. Es decir, los detalles técnicos del vuelo.

A la espera de ser entregada a las autoridades judiciales, la caja negra se encuentra en el cuartel general de campaña situado en la localidad de Seyne-les-Alpes, a proximidad del lugar del drama, han dicho fuentes de la investigación a Efe. Su estudio, que recaerá en los expertos de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA), permitirá corroborar la versión de los hechos que se desprende de la primera, encontrada el mismo día del siniestro. 

A través del análisis de la primera caja negra, que contiene las grabaciones registradas en la cabina del aparato, se pudo conocer que el presunto responsable de la tragedia, Andreas Lubitz, accionó intencionadamente el descenso del aparato cuando el comandante se ausentó de la cabina y quedó a los mandos del Airbus A320 que se estrelló en los Alpes franceses con 150 personas a bordo.

Desde el día mismo del accidente, la búsqueda de la segunda caja era una de las prioridades de los investigadores, pero la violencia del accidente del avión, que se estrelló contra la roca a 700 kilómetros por hora, la ha mantenido muy escondida entre los restos de fuselaje.

Localizadas 150 muestras de ADN

Robin ha informado este jueves en rueda de prensa de que los equipos forenses han logrado identificar los 150 perfiles genéticos diferentes de los ocupantes del vuelo, por lo que solo queda atribuírselos a cada uno de ellos. La apertura de la vía terrestre hasta el lugar del impacto ha permitido, según el fiscal, acortar los tiempos previstos en un primer momento.

El encargado de la investigación del caso ha subrayado que la identificación de las víctimas requerirá comparar esas muestras de ADN con las proporcionadas por los familiares, una labor que comenzará a principios de la semana que viene. Y se ha comprometido a avisar de forma inmediata a cada familia en cuanto se haya identificado cada cuerpo. No obstante, ha destacado que los restos mortales no se entregarán hasta que la comisión de investigación se reúna para validar todos los resultados.

La Fiscalía y el Instituto de Investigación Criminal de la Gendarmería Nacional francesa (IRCGN), al frente de ese análisis, "harán todo" para que el plazo de entrega "sea lo más corto posible", ha añadido el fiscal, que ha indicado que los familiares recibirán también los objetos personales de las víctimas, entre los que se han hallado 40 teléfonos móviles.

Historial de búsqueda

La fiscalía alemana, por su parte, ha informado en un comunicado de que el historial de búsqueda por Internet registrado en una tableta del copiloto revela que buscó formas de suicidarse en los días previos al siniestro, así como información sobre el cierre de las puertas de cabina y de sus medidas de seguridad correspondientes. 

Lubitz seguía un tratamiento contra la depresión, la ansiedad y los ataques de pánico y tenía problemas de visión, por lo que estaba de baja médica, según publicó el diario alemán 'Bild'. Además, el rotativo germano asegura que el copiloto había buscado ayuda médica para solucionar un problema de visión que arrastraba desde un accidente de coche que sufrió en 2014.

Lufthansa, a la que pertenece Germanwings, ha revelado esta semana que, cuando reanudó el curso de vuelo, en el año 2009, Lubitz informó a la compañía aérea de que anteriormente había sufrido un "episodio de depresión severa". 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha