eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La huelga de estudiantes de la URJC arranca con dos encierros en Fuenlabrada y Aranjuez

El máximo dirigente, Javier Ramos, ha enviado una carta a los estudiantes en la que pide "respeto" por la institución y se compromete a recuperar el prestigio perdido

Las asociaciones críticas señalan que aunque el rector "ha dado pasos en la limpieza de la URJC (...), se ha visto que solo tenían como meta alejar a los medios de comunicación de la universidad"

Solo uno de los cinco sindicatos del centro, minoritario, secunda el paro, la primera huelga desde que saltó el escándalo de los másteres

- PUBLICIDAD -
Concentración de estudiantes para pedir la dimisión de Cifuentes y Ramos en el campus de Vicálvaro de la URJC.

Concentración de estudiantes para pedir la dimisión de Cifuentes y Ramos en el campus de Vicálvaro de la URJC.

Los estudiantes de la Universidad Rey Juan Carlos están llamados a la huelga este jueves para pedir la dimisión del rector, Javier Ramos, y la limpieza y regeneración de la universidad. Siete asociaciones de estudiantes del centro, agrupadas bajo la denominación URJC Crítica, convocan el paro, al que solo se ha sumado un sindicato, Somos Sindicalistas, minoritario en el campus. Sin noticias del resto (CC OO, UGT, CSIF, CSIT), informan los estudiantes.

Cerca de 40 estudiantes se han encerrado en varios edificios de los campus de Fuenlabrada y Aranjuez de la Universidad Rey Juan Carlos, donde pretenden pasar la noche, según ha podido saber eldiario.es.

Las asociaciones convocantes (Frente de Estudiantes, ACM, Res Publica, UEPA, Virtual Souls, Ángulo Abierto y EPU) habían solicitado al rector que durante la jornada de huelga no hubiera actividades evaluables. Ramos replica que lo cree "razonable", pero que "se trata de un día lectivo más y, lógicamente, las actividades docentes han de avanzar con normalidad".

Las asociaciones de estudiantes valoran que el rector "está asustado por lo que pueda pasar", y destaca que en su misiva ha obviado que piden su dimisión pero que a la vez reconoce que hay motivos para la huelga.

La jornada de protesta, primera huelga como tal desde que estallaron los escándalos que sacuden a la URJC, incluye concentraciones a las 12.30 y a las 16.30 en el campus de Vicálvaro y otra a las 18.30 frente al rectorado.

Los estudiantes de la URJC están cansados de los plagios, de las contrataciones irregulares de profesores y tratos de favor a políticos, de los rectores que salieron a cerrar filas cuando no había manera de contener la marea. De las medidas cosméticas y otras de algún calado más, pero solo con el objetivo de "alejar a los medios de comunicación de la universidad", dicen los alumnos.

Y, llegado a ese punto, huelga. El objetivo del parón es lograr la dimisión del rector del centro, Javier Ramos, la investigación externa de la URJC, la "limpieza completa" de la universidad y la regeneración de los órganos de Gobierno.

¿Qué expectativas tienen los estudiantes de seguimiento? Un portavoz de URJC crítica explicaba que "hay mucha gente en contra de todo lo que está pasando en la universidad, pero sabemos lo que pasa aquí", explica en alusión a la omertá que impera en el centro por temor a las represalias.

"Son nuestros títulos los que son desprestigiados por la corrupción y nepotismo de los altos cargos de la URJC, y por ello (...) nos vemos en la obligación de defenderlos y dejar constancia del esfuerzo que en ellos depositamos, conscientes de que no toda la URJC participa y permite los escándalos que nos vemos empujados a afrontar", reza la convocatoria.

Desde URJC Crítica consideran que el rector solo ha realizado operaciones cosméticas desde que se hiciera público que el Instituto de Derecho Público (IDP) del centro había regalado un máster a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

"Aunque ha dado pasos en la limpieza de la URJC, con el tiempo se ha visto que estos solo tenían como meta alejar a los medios de comunicación de la universidad", aseguran. "Nunca quiso hacer una verdadera limpieza la institución, nunca asumió que el problema era estructural y no de 'manzanas podridas', pues entonces tendría que asumir su servidumbre y la de su equipo a estos sectores de la universidad hasta llegar a rector", sostienen en una nota.

Con este movimiento los estudiantes se confirman como el grupo que más se está moviendo dentro de la universidad para exigir responsabilidades por la gestión de la URJC y los escándalos que la han asolado en los últimos meses.  Ellos han sido protagonistas de las principales protestas en la calle y ellos son los que amenazan al rector con una moción de censura a través del claustro, aunque para eso necesitan el apoyo de profesores y personal de administración. De los sindicatos, más allá de algún comunicado, no se tienen noticias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha