Muere la medallista paralímpica belga Marieke Vervoort tras recibir la eutanasia

Marieke Vervoort en los Juegos Paralímpicos de Río 2016

La deportista paralímpica belga Marieke Vervoort ha muerto este martes a los 40 años de edad. La atleta, que fue diagnosticada con tetraplegia progresiva a sus 14 años paralizándole la mitad inferior de su cuerpo, ya anunció que había firmado la solicitud de eutanasia tras competir en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Jainero 2016 el pasado 2008.

Con un palmarés conformado por récords nacionales, europeos, primeras posiciones en mundiales y cuatro medallas olímpicas, Vervoort tenía clara su voluntad de someterse a este procedimiento todavía por legislar en España. Según explicó en una entrevista para El País tras los JJOO de Río, era consciente del "doloroso proceso que tendría que atravesar hasta la muerte". "Cuando quiera puedo coger mis papeles y decir ¡es suficiente! Quiero morir. Me da tranquilidad cuando tengo mucho dolor. No quiero vivir como un vegetal", explicaba.

El ayuntamiento de Diest (Bélgica), su localidad natal, ha sido el encargado de anunciar este martes a través de twitter el fallecimiento de Vervoort. "Marieke Vervoort, falleció esta noche. Nuestro más sentido pésame para sus amigos y familiares", han expresado. Asimismo, explican que han puesto a disposición de sus vecinos un libro de condolencias.

Además, un poeta de la misma localidad le ha dedicado unas palabras a través de una publicación en el Instagram del ayuntamiento de Diest. "Tus ojos divertidos, tu sonrisa generosa, que ya no están aquí, dolerán cada nuevo día. Pero tu dolor también se fue", expresa en una de las líneas del poema.

En su adolescencia, nada más ser diagnosticada, Vervoort empezó a practicar baloncesto en silla de ruedas y probó el triatlón. Con el atletismo paralímpico consiguió el oro en la categoría de 100 metros y la plata en la categoría de los 400 metros en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. También se proclamó campeona del mundo en el Mundial de Atletismo del Comité Paralímpico Internacional en Doha 2015 y obtuvo la medalla de plata en la categoría de 400 metros y la de bronce en la prueba de 100 metros en los últimos Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016.

La atleta quiso plasmar su historia en un libro en 2012: 'Wieleme, deportes para la vida',Wielemie: sporten voor het leven en neerlandés. En estas páginas expresó por primera vez su lucha contra esta enfermedad degenerativa, que acabó convirtiendo su situación en algo insufrible. Según recogió el diario británico The Telegraph en una entrevista sus dolores eran muy fuertes. "No quiero sufrir más, tengo mucho dolor. Estoy acabada", aseguraba la atleta.

Vervoort tenía una relación muy especial con España. Según explica el ABC en numerosas ocasiones acudía a la isla de Lanzarote ya que su clima le ayudaba a soportar los fuertes dolores. Fue en esta isla canaria donde comenzó su pasión por las carreras ya que una trabajadora del hotel donde se alojaba la animó a participar en un maratón que se celebraba al día siguiente y que era gratuito para las personas con silla de ruedas.

Poco a poco, tras el anuncio de su decisión, la deportista paralímpica se empezó a alejar de la escena del deporte y empezó a ser ingresada con frecuencia. Vervoort recurrió entonces a las redes sociales para comunicarse con sus seguidores, dar gracias a los médicos y volcar sus desahogos en ocasiones momentáneas. En una de sus últimas publicaciones en Instagram, bajo el título "¡No puedo olvidar todos los buenos recuerdos!", Vervoort recuperaba una de las imágenes de su gran pasión, el deporte.

View this post on Instagram

Can’t forget the good memories!

A post shared by Marieke Vervoort (@wielemie.marieke.vervoort) on

Etiquetas
Publicado el
23 de octubre de 2019 - 12:32 h

Descubre nuestras apps

stats