La portada de mañana
Acceder
La nueva guía de Sanidad sitúa a 11 comunidades en riesgo alto o extremo
Pablo Casado busca una segunda oportunidad por el centro
Opinión - Señor Casado, ¿y ahora qué?, por Neus Tomàs

Illa reclama medidas más contudentes a Madrid y pide cerrar la capital y todas las zonas con una incidencia superior a 500 casos

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa. EFE/J.J. Guillén

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha hecho una comparecencia esta mañana, convocada a la vez de la que tenía ya agendada el viceconsejero de la Comunidad de Madrid, Antonio Ruiz Zapatero. Su intervención no estaba prevista y ha sido anunciada unos cinco minutos antes por La Moncloa. Salvador Illa ha presentado las recomendaciones del Ministerio para Madrid, que no son finalmente las que el gobierno regional ha establecido. La primera es que consideran que todas las medidas restrictivas se deben aplicar a toda la capital y, fuera de ella, también a todas las ciudades que tengan una incidencia de COVID-19 mayor de 500 por 100.000 habitantes. La Comunidad de Madrid no lo ha hecho así, como anunciaba casi paralelamente el viceconsejero madrileño, sino que a partir del lunes solo amplía las ya interpuestas esta semana en 37 zonas de salud a 8 más, 45 en total. Son las que están por encima de una incidencia de 1000 casos, con alguna excepción.

También el Ministerio de Sanidad ha hecho otras tres recomendaciones que el gobierno regional no ha seguido: que se prohíba el consumo en barra de bar en toda la Comunidad, que se restrinja el aforo de terrazas al 50%, y que haya una recomendación explícita de limitar la movilidad, también a toda la Comunidad. Son las medidas "mínimas" ha descrito, para tomar el control del virus en la región, la más golpeada de Europa en estos momentos. Esa es la posición que el Ministerio ha trasladado en sus reuniones con la Comunidad de Madrid de esta semana. Sin embargo todas las acciones, según Zapatero, se aplicarán solo en esas 45 zonas, excepto el consejo de “evitar movimientos innecesarios”, que sí ha extrapolado a todo el territorio de Madrid.

Lo que cree el Gobierno de España se basa "en la experiencia de estos meses" y en "las recomendaciones de nuestros técnicos", ha dicho Illa. A la Comunidad de Madrid "le corresponde establecer sus criterios" y él no va a ejercer de "portavoz" de un gobierno que no es el suyo. El Gobierno de la Comunidad de Madrid y el Ministerio llevan toda la semana reuniéndose, después de que la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, y el del Gobierno, Pedro Sánchez, escenificaran un acuerdo para Madrid el pasado lunes y formasen el grupo COVID-19, con técnicos de la Comunidad y del Ministerio y el propio ministro y los consejeros.

"En este estadio en el que estamos corresponde tomar decisiones a la Comunidad Autónoma de Madrid, esto lo quiero dejar claro. Ellos han hecho públicas las medidas que estiman que tienen que tomar y yo quiero poner en valor las recomendaciones que ha hecho el Ministerio de Sanidad y el Gobierno de España y que pensamos que son las que había que tomar en Madrid", ha indicado. Este jueves, el ministro afirmaba en entrevista con elDiario.es que "no contemplaba" que no hubiese entendimiento con Madrid, y por tanto no estaba en su cabeza el escenario de dar pasos unilaterales.

"No quiero esconderles que van a venir semanas muy duras y complicadas" pero "se va a conseguir" doblegar la curva y "tomar el control" si toman las medidas adecuadas, ha avisado el ministro. lla ha comparecido par "trasladar públicamente" cuáles son las recomendaciones del Gobierno. A pesar de que no se han puesto de acuerdo en cuáles eran las acciones que procedían, "vamos a seguir funcionando" con el grupo COVID-19 porque "es un ámbito necesario", pero "nos reservamos la posibilidad de explicar cómo ve el Gobierno de España" la situación, sin "entrar en reproches". El espíritu del Gobierno, ha dicho, será de "lealtad" pero de "claridad". "No valen los atajos", ha advertido.

La Comunidad de Madrid ha aprobado el cierre de otras ocho nueve zonas de la región, que implica restricciones para otros 167.000 madrileños. Las nuevas áreas se suman a las 37 que ya cuentan con medidas restrictivas desde el pasado lunes, limitación de movilidad y reducción de aforos en hostelería, centros de culto, tanatorios –entre otros– y el cierre de los parques. Las nuevas áreas afectadas son: García Noblejas (San Blas), Paraderas en Fuenlabrada, Vicálvaro-Artilleros (Vicálvaro), Orcasitas, Campo de la Paloma y Rafael Alberti (Puente de Vallecas), Doctor Trueta y Miguel Servet (Alcorcón). Las medidas en las nuevas áreas entrarán en vigor el próximo lunes 28 de septiembre.

Etiquetas
Publicado el
25 de septiembre de 2020 - 12:13 h

Descubre nuestras apps

stats