eldiario.es

9

Las urgencias médicas se le atascan a Cospedal

La saturación en el hospital Virgen de la Salud de Toledo obliga a ubicar a los pacientes en los pasillos

La política de ajustes y poda de plantilla de la presidenta desarrollada por el consejero Echániz se deja sentir en el servicio

Sólo en 2013 el ahorro en plantillas fue de 55 millones de euros y en 2014 se prevén 700 plazas menos

Imagen de las urgencias tomadas por testigos en un hospital de Toledo

Imagen en Urgencias tomada por testigos en un hospital de Toledo.

La severísima dieta que la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal (PP), ha impuesto a la sanidad de su región va dejando su rastro de consecuencias para los pacientes castellano-manchegos. Rastro en foma, por ejemplo, de colapsos en los servicios de urgencia hospitalaria como los que se ven en las imágenes tomadas el jueves 19 de diciembre.

Durante el turno de mañana, los pasillos del hospital Virgen de la Salud estaban convertidos en alas improvisadas de atención, según informaron a eldiario.es testigos del colapso. En las fotografías se observa cómo las camas están pegadas a las paredes para dejar un sendero libre a profesionales y enfermos. Una portavoz del centro respondió a eldiario.es que se trató "de un pico de demanda puntual que ya ha pasado".

Sin embargo, el colapso en las urgencias dentro del Complejo Hospitalario de Toledo ya tuvo otro momento cúspide en marzo de este año cuando la Plataforma para la Defensa de la Sanidad contó cómo los sanitarios debían sortear "las camillas porque no había sitio para pasar". Uno de los miembros de esta plataforma, José Ángel Guijarro, ha contado que el cierre de áreas del hospital (denunciado ya en 2012) lo ponía en riesgo de sufrir "colapsos en momentos determinados". Este colectivo incide en que la "escasez de plantilla" es la clave de esta circunstancia. Detrás de la saturación, opina Chelo Cuadra, encargada de Sanidad en CCOO, están los recortes en recursos tanto de personal como de material.

Nada más llegar al Gobierno de la región, Cospedal colocó al frente de la sanidad pública castellano-manchega al estratega del ramo del Partido Popular, José Ignacio Echániz.Echániz compareció en Las Cortes en diciembre de 2012 para rendir cuentas y subrayó, según las actas de la sesión, la siguiente línea de actuación: "Me gustaría destacar la adecuación de plantillas en función de parámetros como actividad, población, número de camas… El ahorro de la adecuación de plantillas [de enero a septiembre] ha sido de 21,4 millones y el ahorro de gastos derivados [...] del personal eventual y para sustituciones ha sido de 43,9 millones". Adecuación de plantillas se traduce como recorte.

En esa comparecencia le escoltó su director general del SESCAM, Luis Carretero, quien corroboró en el Parlamento que "se ha hecho un esfuerzo muy importante en el análisis de cuáles son las plantillas necesarias". Según Carretero, el SESCAM sufría ya que "muchas veces las plantillas se van determinando por una acumulación histórica de gerentes que han ido pasando…". En 2013, el ahorro en plantillas apunta a los 55 millones. Para 2014, los presupuestos del SESCAM (2.300 millones) prevén 700 plazas menos.

Así, mientras la presidenta Cospedal lidiaba con las tempestades del caso Bárcenas en su papel de secretaria general del Partido Popular, Echániz ha aplicado su hoja de ruta marcada por los recortes de gasto. En lo material, en abril de este año, se conoció que la parte geriátrica del Complejo Hospitalario de Toledo dejaría sin uso una planta durante el periodo estival. "Nos temíamos que se aprovechara para no reactivarla después", comentan desde la sección sindical de CSIF en la provincia. El 2 de diciembre, una puerta provisional seguía cerrando el paso a la cuarta planta. El sindicato de enfermería SATSE calcula que se dejan de utilizar "21 camas para la atención de pacientes geriátricos". El Colegio Oficial de Médicos de Toledo también ha mostrado su preocupación por el "deterioro de la calidad asistencial" vinculada a los recortes.

La Consejería de Sanidad de la región afirma que la calidad asistencial no se ve mermada. Y esgrime como dato la lista de espera quirúrgica, que –asegura– "ha bajado en 2.000 pacientes este año", ahora son 46.000, aunque este dato no es fácilmente corroborable en el portal del SESCAM, ya que no aparece una cifra total de espera sino divididas por hospitales y especialidades de cada centro médico.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha