Los algoritmos de YouTube censuran un vídeo paródico de Pantomima Full sobre los negacionistas del coronavirus

Alberto Casado, en un momento del vídeo de Pantomima Full sobre los negacionistas del coronavirus

YouTube censuró este viernes un vídeo en el que el dúo cómico Pantomima Full, especializado en elaborar contenidos paródicos, caricaturizaba el movimiento negacionista del coronavirus. La plataforma de vídeo bloqueó el contenido porque sus algoritmos detectaron "que cuestiona explícitamente la eficacia de las directrices recomendadas por la OMS o las autoridades sanitarias o locales", prohibido en sus términos de uso. Horas después la compañía ha reconocido que ha sido un error de sus algoritmos y ha restituido el vídeo.

"No voy a llevar una mascarilla por un virus que no existe porque es un puto bozal y yo no soy un perro, soy una persona libre", afirma irónicamente en el vídeo Alberto Casado, que integra Pantomima Full junto a Rober Bodegas. El contenido continuó disponible en todo momento en Twitter, plataforma que no impidió su publicación.

"Te puedo pasar varios vídeos y artículos que explican por qué este virus no existe como tal"; "claro que estuve en la manifestación porque ya está bien, ¡vida sí, 5G no!"; "si cuestionas la versión oficial te dicen negacionista. Yo no soy un negacionista, estoy buscando la verdad", afirma Casado a lo largo de la grabación, parodiando los tópicos habitualmente asociados a las personas que cuestionan la existencia del virus y las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias.

"Entiendo que han confundido los rótulos del vídeo y han interpretado que nosotros estábamos divulgando esas cosas, pero no nos han dado muchas más explicaciones", expuso Alberto Casado momentos después de la retirada del contenido a elDiario.es. "Nos han dicho que ahora podemos pedir que lo revise una persona, pero el vídeo ya no está disponible", continuaba el humorista.

Esa segunda revisión por parte de YouTube tampoco dio la razón a Casado y Bodegas. "Después de una revisión exhaustiva del contenido, hemos llegado a la conclusión de que el vídeo infringe las Normas de la Comunidad", se lee en el comunicado enviado por la plataforma que Pantomima Full ha colgado en sus redes sociales.

Sin embargo, a última hora del viernes YouTube enmendó esa segunda decisión y permitió la republicación del vídeo. "Entendemos la frustración que Pantomima Full puede sentir en esta situación", ha manifestado una portavoz de YouTube a elDiario.es. "Debido al COVID-19, redujimos personal en determinados lugares y como resultado, hemos estado confiando mucho en las máquinas para identificar infracciones de políticas de contenido. Sabemos que esto supone el incremento de vídeos eliminados, incluso de vídeos que no violan nuestras políticas", reconoce.

"Es por esto por lo que los creadores pueden apelar la decisión si creen que su contenido ha sido eliminado por error. Cuando revisamos los vídeos apelados, restablecemos aquellos que no violan nuestras políticas", afirma la compañía, que no detalla por qué la segunda revisión del vídeo no autorizó su publicación ni si ha hecho una excepción en sus procesos de moderación para autorizar el contenido del dúo cómico debido a la relevancia mediática de esas dos primeras decisiones.

El veto del vídeo paródico de Pantomima Full llega días después de que la compañía anunciara que va a traer de vuelta a los moderadores de contenido humanos que dejaron sus oficinas tras la llegada de la pandemia. Desde entonces el mayor peso de la moderación se ha delegado en algoritmos, que ya habían sido criticados anteriormente por sus problemas para diferenciar un contenido paródico de uno que no lo es.

"El caso de Pantomima Full demuestra que las máquinas carecen de sentido del humor, y son incapaces de entender la ironía. Es necesario implantar un sistema de revisión humana de las decisiones del algoritmo de YouTube. Revisión humana, por seres humanos, no por software", recalca Carlos Sánchez Almeida, director legal de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI).

La PDLI recalca que hechos como este son una consecuencia de la legitimación que la directiva europea sobre copyright hizo de la moderación de contenidos por vía algorítimica. "Nos hartamos de advertir a los eurodiputados españoles de la posibilidad de que la directiva de derechos de autor implantase la censura algorítmica. Estas son las consecuencias de su voto a favor de la censura", zanja Almeida.

La cruzada algorítmica de YouTube contra la desinformación del coronavirus

Los problemas de los algoritmos de moderación de YouTube no se han detectado solo en los contenidos paródicos. Divulgadores científicos han denunciado que los vídeos donde desacreditan las diferentes teorías de la conspiración sobre el coronavirus también resultan penalizados en visibilidad y recomendaciones por la plataforma, incapaz de discernir que están desmintiendo esas aseveraciones falsas sobre la enfermedad y no reproduciéndolas.

Tras el comienzo de la pandemia y para impedir la viralización del negacionismo del coronavirus, las teorías de la conspiración, los vídeos sobre curas falsas o contra las vacunas, YouTube tomó la decisión de aumentar la visibilidad de los contenidos sobre el tema elaborados por "fuentes fiables" (básicamente, instituciones sanitarias y medios de comunicación). Como en el caso ocurrido este viernes con Pantomima Full o con los divulgadores científicos, esta política produjo un daño colateral en los creadores de contenido que no distribuyen desinformación sobre el virus.

Sin embargo, muchos vídeos desinformativos consiguen pasar el primer filtro de la compañía. Como mostró elDiario.es, en los primeros meses de la pandemia se podían encontrar contenidos que denunciaban que el virus era una maniobra de los illuminati, una estrategia para dar forma a un nuevo Orden Mundial o análisis de ufólogos elucubrando sobre su origen artificial. Tampoco son difíciles de encontrar los vídeos fake que culpan de todo a Bill Gates.

Este tipo de contenidos vio reducida su visibilidad interna, pero no fueron censurados y son accesibles a través del buscador. A la larga, esto provocó que la comunidad negacionista usara otras redes sociales al margen de YouTube para viralizarlos, un rol en que destacó especialmente Facebook. Como mostró recientemente un estudio de la Universidad de Oxford, los contenidos con desinformación del coronavirus elaborados en YouTube y compartidos en Facebook acumularon millones de visitas.

---

Actualización: esta noticia ha sido actualizada en la mañana del sábado 3 de octubre para incluir el comentario oficial de YouTube y su decisión de restablecer el vídeo de manera manual tras las dos negativas iniciales.

Etiquetas
Publicado el
2 de octubre de 2020 - 11:14 h

Descubre nuestras apps

stats