eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Indignación en Irán por el vídeo en que la 'policía de la moral' golpea a una joven por llevar suelto el hiyab

En Irán es obligatorio para las mujeres cubrirse desde la cabeza hasta el talón, pero muchas desafían los límites llevando un hiyab suelto y mostrando el pelo

“Condeno categóricamente este comportamiento. Este es un trato duro y antirreligioso que ninguna persona se merece”, ha señalado la vicepresidenta Masoumeh Ebtekar

26 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Un vídeo en el que aparece un grupo de mujeres de la 'policía de la moral' iraní forcejeando y tirando al suelo a una joven por llevar el hiyab suelto ha desatado la indignación tras su difusión en la red.

La grabación muestra a varios miembros de la unidad especial asaltando a la mujer, de unos 25 años, en Teherán. Bajo la legislación iraní, es obligatorio para las mujeres cubrirse desde la cabeza hasta el talón. Sin embargo, muchas desafían los límites llevando un hiyab suelto que muestra su pelo.

En el vídeo aparecen dos amigas, una lleva un maghnaeh (similar al de una monja) y la otra lleva un pañuelo suelto que muestra parte del pelo. La 'policía de la moral' primero le advierte verbalmente y posteriormente una agente le golpea en la cara y le tira al suelo. La joven repite a gritos: “Dejadme en paz, dejadme en paz”.

El vídeo se hizo viral en tan solo unas horas. El ministro de Interior, Abdolreza Rahmani-Fazil, ha ordenado una investigación de lo sucedido, de acuerdo con una declaración oficial que afirma que el incidente representa “un trato inusual de una mujer a manos de la policía de la moral”.

El comunicado insinúa que la joven había provocado a la policía insultando a las agentes cuando estas le pidieron que respetase la ley. Pero señala también que la reacción de la policía es “inusual”.

Masoumeh Ebtekar, vicepresidenta iraní para los asuntos de la mujer, ha denunciado en Twitter el trato dado a la joven: “¿Cómo se puede justificar este trato?”. “Aunque hubiesen sido insultadas, ¿debería la policía actuar así? Condeno categóricamente este comportamiento y seguiré este asunto. Este es un trato duro y antirreligioso que ninguna persona se merece”, añadió.

En la grabación aparece una de las jóvenes amenazando a la policía con medidas legales, a lo que una agente responde: “No puedes hacer una mierda”.

El incidente, que ocurrió el miércoles, se produce unos meses después de que muchas mujeres  protagonizasen protestas en todo el país y en las que se subieron a las cajas eléctricas de telecomunicaciones, se quitaron sus pañuelos, los fijaron a unos palos y los agitaron en el aire.

El vídeo fue publicado en Instagram por Masih Alinejad, una activista iraní radicada en Estados Unidos que ha lanzado varias campañas luchando contra la imposición obligatoria del hiyab, y tiene más de 1,6 millones de reproducciones. En tan solo medio día, la publicación generó más de 21.700 comentarios. “El vídeo me ha roto el corazón”, señala un usuario.

“La gente está enfadada porque estos maltratos se están dando una y otra vez. La gente ha perdido la esperanza porque la policía de la moral actúa con impunidad en nombre de la ley”, señala Alinejad a The Guardian.

De acuerdo con la información que ha recibido la activista, la víctima quedó tan débil tras el forcejeo que la policía no se la llevó a la comisaría, sino que arrestó a un par de personas que habían intervenido en su defensa.

“La gente en Irán no puede entenderlo y se pregunta cómo en el siglo XXI alguien puede recibir una paliza por su pelo. Por eso después de tantos años este comportamiento coge por sorpresa a la gente y les conmociona”, explica Alinejad.

No todas las mujeres que llevan hiyab en Irán lo hacen bajo presión, pero hay millones en contra de que sea obligatorio. La política del hiyab ha sido una medida integral de la República Islámica desde la revolución de 1979. El presidente moderado Hasan Rohaní ha dejado claro que su administración está en contra de imponer la ley de forma tan estricta, pero su poder está limitado en lo que respecta a la conducta de la policía, que está bajo la influencia de una facción no elegida del establishment iraní.

En febrero, Irán confirmó la  detención de 29 mujeres acusadas de haber sido “engañadas” para participar en las protestas de las cajas de electricidad de hace unos meses. Muchas siguen en la cárcel y algunas de ellas han recibido largas condenas de prisión.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha