eldiario.es

9

INTERNACIONAL

'2019-nCov': qué sabemos del misterioso virus mortal que amenaza con cruzar las fronteras de China

Una decena de personas han muerto en China, donde las autoridades, que reconocen 400 nuevos casos, han comenzado a tomar medidas en aeropuertos y estaciones 

Los viajes con motivo del Año Nuevo chino multiplican el riesgo de que la neumonía vírica se extienda por todo el país y el extranjero

Hay conexión entre el nuevo virus y el SARS (Síndrome respiratorio agudo), que terminó con la vida de 650 personas en China y Hong Kong entre 2002 y 2003

CLAVES | Cinco preguntas y respuestas sobre el virus

Tercer muerto en China por una neumonía vírica que suma 136 nuevos casos

Cartel en un aeropuerto chino que advierte del brote de neumonía vírica en Wuhan EFE

Un virus misterioso, parecido al SARS, se ha extendido por China, incluyendo la capital, Pekín. La mayor preocupación es que haya un estallido en el país durante las inminentes vacaciones por el Año Nuevo chino, un momento en el que millones de personas deciden viajar. Las autoridades han registrado cientos de casos de esta nueva cepa de coronavirus, varios de ellos en estado crítico. La cifra crece exponencialmente desde que se detectó el virus por primera vez el mes pasado en la ciudad de Wuhan, en el centro del país.

Hasta este martes habían fallecido seis personas en China, según su Comisión Nacional de Salud, y se han registrado al menos dos casos en Tailandia, otro en Japón, otro más en Corea del Sur y otro más en Taiwán.

El aumento de casos ha hecho saltar las alarmas porque existe una cierta conexión entre el virus detectado y lo sucedido con el SARS (Síndrome respiratorio agudo), que terminó con la vida de unas 650 personas en China y Hong Kong entre 2002 y 2003.

La Comisión Nacional de Salud de China dice que ha enviado grupos de trabajo con  expertos a las provincias señaladas para supervisar las medidas de prevención de una posible epidemia. Ha descrito la situación como "controlable". En Shenzen, se toma la temperatura de las personas que pasan por aeropuertos, puertos y estaciones de tren.

Este lunes, en el Hospital Xiehe de Wuhan había más de 100 personas que esperaban para ver a un médico desde las 6 de la mañana, según la versión de un empleado del hospital. "Si vienes ahora, tienes que esperar entre tres y cuatro horas para ver a un médico", asegura por teléfono. En un hospital en el distrito de Chaoyang, en Pekín, los pacientes recibieron mascarillas y formularios. Las autoridades querían saber si alguien había viajado recientemente a Wuhan. Una enfermera ha señalado se están adoptando medidas preventivas para proteger a los médicos. 

En este caso, en Wuhan, los Coronavirus se trasmiten entre los animales y los seres humanos aparentemente por culpa de un mercado en el que se cree que se vendía marisco vivo. Ya lo han cerrado. Las autoridades afirman que no hay pruebas de que haya comenzado la fase de contagios entre humanos. Los investigadores temen que no se conozca el número real de personas contagiadas y que la cifra se haya subestimado.

Xi Chen, profesor en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale, dice  que la probabilidad de transmisión entre humanos es alta debido al alto número de casos confirmado. "Es difícil que todos estos casos vengan de animales en un solo mercado".

La Organización Mundial de la Salud ha dicho que una fuente animal es "la fuente primaria más probable" del brote, con "cierta transmisión limitada de persona a persona que se produce por un contacto cercano".

El foco de la infección aún se desconoce

Las autoridades no han identificado oficialmente el foco de la infección, lo que complica las tareas de contención. El mercado de mariscos de Huanan, con miles de puestos de venta, lleva cerrado desde el 1 de enero. Algunos de los pacientes diagnosticados no habían pisado el mercado.

"Lo que nos preocupa es el foco de la infección. No tenemos ni idea. Eso es lo más importante. Sin saberlo, y no lo sabemos, no podemos medir las consecuencias", afirma Chen, que cree que el precio de las pruebas puede ser la motivación para no realizar tantas como se debiera.

Las autoridades también temen no haber actuado con suficiente diligencia para contener la extensión del virus o preparar a los ciudadanos. En Wuhan se han instalado controles de temperatura en el aeropuerto, las estaciones de tren y autobús, pero sólo desde el día 14, cuando el virus ya llevaba cinco semanas expandiéndose en libertad.

Algunos temen que haya intentado esconderse el tema bajo la alfombra, un comportamiento que sólo sirve para empeorar las cosas, como ocurrió con el Sars en 2003.

Se ha dicho a los habitantes de Wuhan que no hablen con los medios. La cuenta oficial de la policía del estado en Weibo anunció que había actuado el 1 de enero con ocho usuarios que estaban difundiendo información falsa en internet y "generando un impacto social adverso".

Sin embargo, las autoridades sanitarias chinas han mejorado desde lo sucedido con el SARS. En respuesta a un brote de gripe en 2013, las autoridades trabajaron de inmediato con la Organización Mundial de la salud y los Centros de Control y prevención de enfermedades de Estados Unidos. Se cerraron los mercados de comida fresca, pero el brote se extendió debido a la venta de aves de corral en mercados pequeños y sin regulación.

El hecho de los pequeños productores no vayan a ser compensados por el gobierno dificulta que estén de acuerdo con la entrega de sus animales enfermos.

Nicholas Thomas, profesor asociado de seguridad sanitaria en la Universidad de Hong Kong, cree que "no se trata de encubrir sino de la falta de capacidad y de que las leyes no se cumplen". Para él, "por ahora, es una gripe mala. Es preocupante y probablemente empeore en cuanto a número de personas infectadas y fallecidas. Pero estamos en invierno. Es probable que se extiendan pero estamos aún muy lejos de los niveles del SARS o la gripe aviar".

El Global Times, un periódico estatal, publicó un editorial el domingo en la que se leía: "Cuando comenzó el Sars, hubo encubrimiento, se retrasó la cobertura. Eso no puede volver a suceder en China".

Las autoridades recomiendan a los ciudadanos que, a medida que se acerque el Año Nuevo chino, que este año cae el 25 de enero, estén vigilantes ante posibles síntomas como fiebre, tos, dificultades respiratorias o neumonía. La Organización Mundial de la Salud no ha recomendado aún que se impongan restricciones al movimiento de personas. Las autoridades chinas tampoco, algo que no reconforta a todos los ciudadanos.

Un usuario de la red social Weibo escribió: "Con todos los viajes que se acercan, ¿nadie va a tomar medidas preventivas?". En Douban, un foro de internet, alguien señalaba que algunas personas en la estación de tren de Wuhan llevaban puestas mascarillas. 

Los comerciantes del mercado de marisco en Wuhan sobre el que han caído las sospechas, no se mostraban muy preocupados por el virus. No creen que sea más que típico resfriado invernal. "Empezamos a trabajar todos los días a las 2 o las 3 de la mañana. Si cogemos frío, no le prestamos demasiada atención", asevera Li, de 52 años, que lleva una década en uno de los puestos.

Li explica que, desde finales de diciembre, el propietario del mercado empezó a pedir a los vendedores que llevaran mascarillas al trabajo y que evitaran ir a lugares muy concurridos. "No me preocupa", agrega. "Mis nietos viven en Wuhan y no nos creemos nada. Son rumores".

En cualquier caso, Li también explica que algunas de las personas que trabajan en los puestos pueden tener síntomas, pero tampoco lo dirían. Temen que eso afecte al negocio y se imponga una cuarentena. "La mayoría de la gente no diría nada si lo tuviera".

El virus en cinco preguntas

¿Cuál es el virus que causa la enfermedad en Wuhan?

Se trata de un nuevo coronavirus, es decir, un miembro de la familia de los coronavirus que nunca antes se había encontrado. Al igual que otros coronavirus, ha venido de animales, o posiblemente de mariscos. Muchos de los infectados trabajaban o compraban con frecuencia en el mercado mayorista de mariscos de Huanan, en el centro de la ciudad china. Los nuevos y preocupantes virus suelen originarse en animales huéspedes. El ébola y la gripe son ejemplos de ello.

¿Qué otros coronavirus ha habido?

El síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS) son ambos causados por coronavirus que provienen de animales. Aunque se cree que el MERS se transmite a los humanos a través de los dromedarios, los huéspedes originales de ambos coronavirus fueron probablemente murciélagos. Los primeros casos de SARS se dieron en China a finales de 2002. Las autoridades les restaron importancia y posteriormente fueron muy criticadas porque el virus se propagó prácticamente sin control a 37 países, causando pánico mundial, infectando a más de 8.000 personas y matando a más de 750. El MERS parece ser menos fácil de transmitir de un humano a otro, pero tiene una mayor letalidad, matando el 35% de las cerca de 2.500 personas que han sido infectadas.


¿Cuáles son los síntomas causados por el coronavirus de Wuhan?

El virus causa neumonía. Las personas que han enfermado sufren de tos, fiebre y dificultades respiratorias. Como se trata de una neumonía vírica, los antibióticos no sirven para nada. Se pueden utilizar medicamentos antivirales, pero por lo general sólo disminuyen la gravedad de los síntomas. Si las personas son admitidas en el hospital, pueden recibir apoyo respiratorio y líquidos. La recuperación dependerá de la fortaleza de su sistema inmunológico. Se sabe que las personas que han muerto ya tenían mala salud.

¿Se transmite el virus de una persona a otra?

Se cree que la transmisión de persona a persona es una posibilidad real, aunque no ocurre fácilmente como en el caso de SARS. Hasta el 21 de enero las autoridades chinas habían reconocido unos 300 casos y seis muertes. Los modelos llevados a cabo por los expertos del Imperial College han sugerido que puede haber más de 1.700 casos. Los que son leves pueden no ser detectados en absoluto.

¿Cuál es el nivel de preocupación de los expertos? 

Se teme que el coronavirus se propague más ampliamente y de persona a persona durante las fiestas de Año Nuevo chino a finales de este mes. Por el momento, parece que las personas con mala salud corren el mayor riesgo, como siempre ocurre con la gripe. Sin embargo, las autoridades se esforzarán por detener la propagación y están preocupadas por si el virus se vuelve más potente de lo que parece hasta ahora.

Traducido por Alberto Arce

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha