Las plantas son tóxicas, por eso son saludables

hormesis

Christopher McCandless, el joven idealista que protagoniza la novela "Hacia rutas salvajes", basada en su historia real, decidió vivir en la naturaleza y alimentarse de lo que encontraba. Terminó muerto en el bosque por comer las semillas de una especie de patata salvaje, que contienen una conocida neurotoxina.

Antioxidantes: consíguelos de la comida, no de las pastillas

Antioxidantes: consíguelos de la comida, no de las pastillas

Aunque parezca una perogrullada, el juego de la vida consiste en sobrevivir. Los animales no quieren que otros animales se los coman. Por eso han evolucionado para tener dientes, garras o ser muy rápidos.

Lo mismo ocurre con las plantas. No están ahí para mejorar la salud de los seres humanos, y no tienen ningún interés en ser devoradas, así que en su estado natural también se defienden. Algunas defensas son evidentes, como las espinas, sin embargo la mayor parte de las plantas hacen la guerra química, produciendo sustancias tóxicas para los insectos y otros animales que intentan comérselas, además de fabricar sus propios pesticidas contra bacterias, virus y hongos.

Pues bien, muchos de estos tóxicos se venden en tu herbolario como remedios naturales y antioxidantes, y tú te los tomas.

Oxidantes y antioxidantes

Los famosos radicales libres y otros compuestos conocidos en general como especies reactivas del oxígeno (ROS) son sustancias corrosivas que provocan daños en las células y están implicadas en infinidad de enfermedades, desde el cáncer hasta la diabetes, pasando por las enfermedades cardiovasculares y el Alzheimer. Durante años, los científicos han buscado la forma de combatir los ROS con antioxidantes, sustancias capaces de neutralizarlos. Algunas de las más usadas son las vitaminas A, C y E, y el selenio. Otros se obtienen de las plantas: flavonoides, carotenos o polifenoles.

Hay dos problemas con esta aproximación. El primero es que las sustancias oxidantes las produce tu propio cuerpo por el mero hecho de estar con vida. Las mitocondrias, encargadas de producir energía en las células, generan ROS constantemente como subproductos. Si estas moléculas no producen destrozos en las células es porque tu organismo produce sus propios antioxidantes, como el glutatión o la coenzima Q10, que las neutralizan.

El segundo es que la suplementación con antioxidantes no es efectiva. En un famoso experimento se dio altas dosis de vitamina A y betacaroteno a fumadores para intentar prevenir el cáncer de pulmón, y lo que se consiguió es que hubiera más casos de cáncer. Esto se denomina la "paradoja de los antioxidantes".

Sin embargo, las plantas que contienen estos antioxidantes sí que previenen enfermedades, desde el sulforafano del brócoli hasta los polifenoles del aceite de oliva, pasando por los flavonoides de los arándanos o el betacaroteno de las zanahorias. La planta sí funciona, la pastilla no. Para rematar la contradicción, muchas de las sustancias que funcionan como antioxidantes una vez entran en las células se convierten en prooxidantes. ¿Qué está pasando?

La hormesis

Es lógico pensar que cuanto mayor es la dosis, mayor es el efecto: una copa de vino tiene menos efecto que cinco gintonics. No obstante, en toxicología se habla de hormesis cuando además, una dosis baja también tiene un gran efecto, con lo que la curva tiene una forma de U.

En Taiwán se utilizó acero radiactivo en la construcción de edificios, exponiendo a millones de personas a una dosis baja de radiación. Según los cálculos basados en un efecto lineal, entre las personas estudiadas deberían haberse registrado 302 casos de cáncer, 232 por la radiación natural, y 70 más debidos al acero. En su lugar, solo hubo 7 casos en total. La radiactividad en dosis bajas había "vacunado" a las personas contra el cáncer.

Lo mismo parece ocurrir con las toxinas presentes en las plantas. Varios estudios indican que estas sustancias que las plantas usan para defenderse, actuando como oxidantes en pequeñas dosis, en realidad están estimulando a nuestro organismo para que produzca sus propios antioxidantes, como el glutatión. Los radicales libres resultan ser necesarios en este proceso; sin un poco de oxidación, nuestros antioxidantes no funcionan. Sin embargo, al tomar altas dosis de antioxidantes, nuestras células dejan de producir los suyos propios. Este es el motivo por el que los suplementos hacen más mal que bien.

Esto también explica los beneficios para la salud del ejercicio: la contracción de los músculos produce altos niveles de oxidación. Sin embargo, se ha podido comprobar que los niveles bajan casi inmediatamente porque estimula la acción de los antioxidantes del organismo. Al contrario, la suplementación con dosis altas de vitaminas C anula el efecto beneficioso del deporte.

Además las toxinas de las plantas podrían tener otra función como mensajeras, según una hipótesis llamada xenohormesis. Cuando las plantas sufren estrés por una plaga, sequía o falta de nutrientes, aumentan sus niveles de toxinas como defensa. A lo largo de la evolución, los animales, incluidos los humanos, habrían aprendido a reconocer estas sustancias en las plantas al comerlas, activando sus propias defensas para enfrentarse a la fuente de estrés, lo que aumenta sus posibilidades de sobrevivir.

Las plantas intentan matarnos, pero en el proceso nos hacen más fuertes.

¿En qué se basa todo esto?

The dose response principle from philosophy to modern toxicology: The impact of ancient philosophy and medicine in modern toxicology scienceEl principio de respuesta a la dosis de la filosofía a la toxicología moderna: el impacto de la filosofía y la medicina antiguas en la ciencia de la toxicología moderna

El contacto repetido posterior con alérgenos aumentará las células B de memoria IgE + que reciben ayuda de las células T para producir niveles aumentados de anticuerpos IgE específicos para alérgenos. La inmunoterapia específica de alérgenos y los encuentros de dosis altas con alérgenos inducen células Treg, lo que conduce a la tolerancia periférica. DOI: 10.1016/j.toxrep.2018.10.001

β-Carotene and lung cancer: a case studyβ-caroteno y cáncer de pulmón: un estudio de caso

Por el contrario, los resultados de la intervención de grandes ensayos controlados de la suplementación con β-caroteno no respaldan las asociaciones beneficiosas observadas o un papel para el β-caroteno suplementario en la prevención del cáncer de pulmón; en cambio, proporcionan evidencia sorprendente de los efectos adversos (es decir, incidencia excesiva de cáncer de pulmón y mortalidad general) en los fumadores. DOI: 10.1093/ajcn/69.6.1345S

Control of reactive oxygen species production in contracting skeletal muscle.Control de la producción reactiva de especies de oxígeno en la contracción del músculo esquelético.

Dichos cálculos revelan que, durante las contracciones, las concentraciones de peróxido de hidrógeno intracelular en el músculo esquelético solo pueden aumentar en ~ 100 nM. Los efectos primarios de este aumento modesto parecen estar en procesos de señalización "redox" que median algunas de las respuestas y adaptaciones de los músculos al ejercicio. Estos actúan, en parte, para aumentar la expresión de proteínas citoprotectoras (por ejemplo, proteínas de choque térmico y enzimas antioxidantes) que ayudan a mantener la viabilidad celular.

DOI: 10.1089/ars.2011.3976

Oxidative stress in cell culture: an under-appreciated problem?Estrés oxidativo en cultivo celular: ¿un problema poco apreciado?

Otro problema es que los medios de cultivo celular pueden catalizar la oxidación de los compuestos que se les agregan, lo que resulta en efectos celulares aparentes que de hecho se deben a productos de oxidación como ROS. Tales artefactos pueden haber afectado muchos estudios sobre los efectos del ascorbato, los tioles, los flavonoides y otros compuestos polifenólicos en las células en cultivo. DOI: 10.1016/s0014-5793(03)00235-7

Radiation Hormesis and the Linear-No-Threshold AssumptionHormesis de radiación y la suposición lineal sin umbral

Se explica cómo la radiación de dosis bajas puede de hecho disminuir la mortalidad por todas las causas y por todos los cánceres y ayudar a controlar el cáncer metastásico. También se llama la atención sobre los sesgos en la investigación epidemiológica cuando se utiliza el supuesto de umbral lineal sin umbral.

ISBN 978-3-642-03720-7

Current Options for the Treatment of Food AllergyOpciones actuales para el tratamiento de la alergia alimentaria

La inmunoterapia se basa en el principio de que la exposición incremental a un antígeno dado puede hacer que un individuo sea temporalmente menos reactivo a ese antígeno (p. Ej., Desensibilización) y eventualmente provocar cambios más duraderos. DOI: 10.1016/j.pcl.2015.07.015

Neurohormetic phytochemicals: low-dose toxins that induce adaptive neuronal stress responses

Fitoquímicos neurohorméticos: bajas dosis de toxinas que inducen respuestas adaptativas al estrés neuronal

Aunque algunos fitoquímicos beneficiosos podrían funcionar únicamente como antioxidantes, cada vez es más claro que muchos de los químicos beneficiosos en vegetales y frutas evolucionaron como toxinas (para disuadir a los insectos y otros depredadores) que, a dosis subtóxicas, activan vías adaptativas de respuesta al estrés celular en un variedad de células, incluidas las neuronas. […] De esta manera, los fitoquímicos neurohorméticos como el resveratrol, los sulforafanos y la curcumina pueden proteger las neuronas contra lesiones y enfermedades al estimular la producción de enzimas antioxidantes, factores neurotróficos, proteínas chaperonas y otras proteínas que ayudan a las células a resistir el estrés. DOI: 10.1016/j.tins.2006.09.001

Free radicals and antioxidants: updating a personal view.Radicales libres y antioxidantes: actualización de una visión personal.

Sin embargo, algunas estrategias que se sabe que retrasan la aparición de la enfermedad pueden actuar, al menos en parte, al disminuir los niveles de daño oxidativo. Sin embargo, hoy se sabe mucho más sobre las defensas antioxidantes endógenas y cómo se regulan, lo que ha llevado a una comprensión más profunda de cómo algunas ROS pueden actuar como moléculas de señalización. El aumento de los niveles de antioxidantes endógenos (por ejemplo, mediante el suministro de "prooxidantes") puede ser un mejor enfoque para la terapéutica y la prevención de enfermedades que consumir grandes dosis de "antioxidantes dietéticos". DOI: 10.1111/j.1753-4887.2012.00476.x

Xenohormesis: Sensing the Chemical Cues of Other SpeciesXenohormesis: detección de las señales químicas de otras especies

Proponemos que los heterótrofos (animales y hongos) pueden detectar señales químicas sintetizadas por las plantas y otros autótrofos en respuesta al estrés. Estas señales proporcionan una advertencia anticipada sobre el deterioro de las condiciones ambientales, permitiendo que los heterótrofos se preparen para la adversidad mientras las condiciones aún son favorables. DOI: 10.1016/j.cell.2008.04.019

High-dose vitamin C supplements diminish the benefits of exercise in athletic training and disease prevention

La evidencia revisada aquí indica que los suplementos únicos en dosis altas de la vitamina C antioxidante eliminan los efectos beneficiosos del entrenamiento deportivo en la recuperación muscular y la fuerza, así como la abolición de los beneficios del ejercicio para reducir el riesgo de enfermedad crónica. En contraste, una dieta rica en antioxidantes basada en alimentos regulares aparentemente mejora los beneficios del ejercicio.

Etiquetas
Publicado el
26 de enero de 2020 - 20:34 h

Descubre nuestras apps

stats