eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Condenados a vivir con esperanza

Una noche de verano, en Beirut, un amigo palestino, de Gaza, recordaba las palabras del escritor y dramaturgo sirio, Saadalah Wannous: “Estamos condenados a la esperanza”.

Este es uno de los hilos conductores del día a día de la población refugiada de Palestina que, tras más de 70 años sobreviviendo a su condición de refugiados, siguen esperando una solución justa y definitiva a su situación.

Niña refugiada de Palestina.

Niña refugiada de Palestina

Hace 71 años tuvieron que huir y dejarlo todo atrás. Todo menos su memoria. 71 años como refugiados. 71 años a la espera de una solución justa y definitiva a su difícil situación. 71 años en los que se han enfrentado y se siguen enfrentando a situaciones humanitarias y humanas extremas en sus lugares de acogida: Cisjordania, la franja de Gaza, Jordania, Siria y Líbano.

Y sin embargo, más de 5 millones de personas, la población refugiada de más larga duración del mundo, sigue amarrada a su dignidad y a su futuro.

¿Vivir o Sobrevivir?

En la franja de Gaza viven casi 2 millones de personas, de ellos 1,4 millones son refugiados y refugiadas de Palestina. Un poderoso informe de Naciones Unidas afirma que en 2020 Gaza será inhabitable. Ya lo es: la población se sigue enfrentando a un bloqueo por tierra mar y aire que dura ya doce años. Viven con escasez de agua potable, medicamentos y electricidad; con un sistema sanitario al borde del colapso, viviendo bajo inseguridad alimentaria y sobreviviendo a continuas rondas de violencia. Gaza es la cárcel al aire libre más grande del mundo.

En Cisjordania, viven bajo ocupación, violaciones permanentes de derechos, demoliciones de viviendas, violencia, y miedo. Miedo al presente. Y al futuro.

En Siria, la población refugiada de Palestina está atrapada en un conflicto armado brutal, desplazados de sus hogares, sin acceso a agua, comida, electricidad y atención médica básica.

En Líbano, viven en campamentos abarrotados en terribles condiciones de vida, faltos de derechos, haciendo frente a desafíos constantes para acceder a empleo y así poder salir del círculo de pobreza extrema. Incluso en Jordania, llevan una vida difícil con miedo a ser olvidados, a medida que aumenta la pobreza y el desempleo.

Hoy, ser refugiado y refugiada de Palestina significa, entre otras muchas cosas, 71 años de sufrimiento. De resiliencia. Y de dignidad, de mucha dignidad.

Hoy se celebra el Día Mundial del Refugiado que conmemora la fortaleza, valentía y perseverancia de millones de refugiados y refugiadas. En el mundo hay 25 millones de personas refugiadas y más de una quinta parte son refugiados y refugiadas de Palestina. En total 5,4 millones de personas. Desde UNRWA España recalcamos a la comunidad internacional la importancia de una solución justa y definitiva para la población refugiada de Palestina. Poner fin al sufrimiento de los refugiados y las refugiadas de Palestina es una cuestión de justicia. Y es urgente. Porque no pueden más.

Y es que no se puede obligar a una población a vivir durante 71 años pendientes del más fino hilo existencial, el de la esperanza con un futuro mejor.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha