eldiario.es

9
Menú

Viajes

Bilbao: guía para una visita de fin de semana

Bilbao reúne todo lo necesario para convertir una escapada de dos días en toda una experiencia donde cultura, arquitectura, historia y gastronomía se reparten a partes iguales

El Guggenheim es la cara más internacional de Bilbao pero el Mercado de la Ribera, el Puente Bizkaia o el Museo de Bellas Artes son otros de sus imprescindibles que no te puedes perder

- PUBLICIDAD -
Bilbao, Guggenheim, País vasco

El Guggenheim y Puppy (un perro floral gigante) son las caras más representativas de Bilbao.

Bilbao siempre te recibe con los brazos abiertos. Rodeada de verde y con calles que invitan a pasear hace mucho que su imagen gris e industrial quedó para el olvido. Sus plazas, avenidas, museos, restaurantes y sus lados más nobles y modernistas se merecen una visita más que justificada. Incluso si te pilla la lluvia no te faltarán planes para disfrutar de su cultura y gastronomía bajo techo.

Quizá sea ese destino ideal que andabas buscando para una escapada de fin de semana. Quizá sea una ciudad para descubrir o quizá a la que volver si tu última visita fue hace demasiado tiempo. Su aeropuerto, además, te permitirá llegar y volver a casa en un abrir y cerrar de ojos, y aunque un par de días te sepan a poco con esta guía de ideas podrás sacarle todo el jugo a la capital de Vizcaya.

Un paseo cultural

La oferta cultural la encuentras en cada rincón de Bilbao, ya sea en sus museos, sus teatros o en sus edificios más históricos. Pero eso sí, hay tres puntos fundamentales que no te deberías perder en toda buena visita que se precie.

  • Museo Guggenheim

Como no podía ser de otro modo, esta lista de imprescindibles de Bilbao tenía que estar encabezada por el Guggenheim. Este museo de arte contemporáneo consigue a atraer a cualquiera que visite Bilbao, sea amante del arte o no, porque su  edificio vanguardista y las esculturas que exhibe en su exterior son su principal atracción. Sus formas de cristal y titanio son el resultado de la imaginación de Frank Gehry.

Bilbao, País vasco

Las calles de Bilbao invitan a pasear entre imponentes edificios.

  • Museo de Bellas Artes

En la Plaza Euskadi encontramos el Museo de Bellas Artes de Bilbao, que se fundó en 1908 y abrió sus puertas en 1914. En él podremos dar un completo y variado paseo histórico desde el arte antiguo al arte contemporáneo, pasando por el clásico, el moderno y, cómo no, el vasco. La entrada general tiene un precio de 10€ pero todos los días de apertura (de miércoles a lunes) es gratuito de 18 a 20h.

  • Teatro Arriaga

En un espectacular edificio neobarroco de finales del siglo XIX encontramos el Teatro Arriaga, todo un referente del teatro, la danza y la música en Bilbao. Su nombre se lo debe a Juan Crisóstomo de Arriaga, compositor bilbaíno conocido como “el Mozart español” que a los 11 años ya componía obras y murió a los 19. Si puedes encajar en tu agenda alguna de sus representaciones la visita sería completa.

Por las calles de Bilbao

Una de las ventajas de Bilbao es que es una ciudad muy abarcable y aunque tengas a tu disposición autobuses, metro y tranvía podrás pasearla tranquilamente. Piérdete por las calles de su Casco Viejo, déjate enganchar por las barras de pintxos de sus bares y entre vino y vino plantéate cuál será tu próxima visita del día, si es una de las siguientes no te arrepentirás.

  • La Alhóndiga

Aunque su verdadero nombre es  Azkuna Zentroa todo el mundo lo sigue recordando y nombrando como lo que fue: la alhóndiga. Este antiguo almacén de vinos es hoy en día un centro cultural totalmente reformado y lleno de vida entre exposiciones, cine, biblioteca, tiendas y hasta gimnasio con piscina. Aunque sea por contemplar las 43 columnas diferentes diseñadas por Philippe Starck ya merece la pena la visita.

Bilbao, pintxos, País Vasco

Cómo no, ninguna visita a Bilbao está completa si no incluimos los pintxos de sus bares.

  • Plaza Nueva

Es una de las grandes protagonistas de Bilbao. Una gran plaza rectangular rodeada de arcadas donde no falta el ajetreo entre bares y restaurantes. Fue inaugurada en 1851 y los domingos alberga un mercado donde se da cita una amplia variedad de curiosos y coleccionistas.

  • Mercado de La Ribera

Se encuentra junto a la Ría de Bilbao y, además de mercado, es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. Es una referencia en toda Vizcaya y su edificio te asombrará tanto como sus puestos y restaurantes, donde además se celebran diferentes actividades culturales. Como curiosidad, en 1990 entró en el Libro Guinness de los récords como el “mercado municipal de abastos más completo”.

  • Iglesia de San Antón

Se encuentra también junto a la Ría, cerca del Mercado de La Ribera, es de estilo gótico y fue construida entre 1546 y 1548. Junto al puente de San Antón y los edificios de colores que la observan desde la otra orilla de la Ría crea una de las estampas más hermosas de Bilbao. Tanto que forma parte del escudo de la ciudad.

Bilbao, Puente Bizkaia, País vasco

El Puente Bizkaia, o más conocido como "puente colgante", es símbolo de la pasada industrialización de la ciudad.

Alrededor de Bilbao

Si tienes tiempo y quieres tener una imagen más completa de Bilbao te animamos a ir un poco más allá, salir de la ciudad, subir al Mirador de Artxanda y acercarte a conocer el Puente Bizkaia.

  • Mirador de Artxanda

Desde aquí tendrás una de las mejores vistas de la ciudad. Al mirador de Artxanda puedes llegar tanto en coche como caminando pero lo más recomendable es  utilizar el funicular que sale desde la Plaza del Funicular en la calle Castaños. Desde lo alto del monte Artxanda tendrás unas excelentes vistas para contemplar Bilbao en toda su extensión.

  • Puente Bizkaia

El Puente Bizkaia, o más conocido como el “puente colgante”, es una enorme obra de ingeniería que lleva funcionando como puente transbordador desde 1893 y fue el primero de su especie. Une ambas márgenes de la Ría de Bilbao, conectando Portugalete con Las Arenas (Getxo), y de él cuelga una barquilla transbordadora para el cruce de vehículos y personas. Es símbolo de la revolución industrial y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2006.

- PUBLICIDAD -