La portada de mañana
Acceder
Israel se revuelve contra el reconocimiento de Palestina con más ataques en Gaza
Sánchez se vuelca en la política exterior en plena campaña del 9J
Opinión - Verdad y democracia, según Feijóo. Por Esther Palomera

Londres imprescindible: 20 consejos de un viajero para visitar por primera vez la capital inglesa

Londres, Inglaterra.

Roberto Ruiz

Londres es una ciudad fascinante, pero su tamaño y su ritmo ajetreado pueden imponer un poco si es nuestra primera vez en la capital inglesa. Hay tanto que recorrer, tanto que visitar y tanto que descubrir que siempre es conveniente organizar el viaje con bastante antelación y dejar la improvisación para futuras visitas menos ambiciosas.

Si no sabes por dónde empezar y te preocupa no aprovechar tu viaje desde el primer momento, esta guía te puede servir de ayuda para aclarar algunas de las incógnitas que suelen surgir cuando preparamos un viaje a un nuevo destino, y además te ofrecerá algunos consejos para que tu primera experiencia en Londres se convierta en todo un éxito desde el momento en el que te bajes del avión.

¿Cuántos días conviene dedicar a Londres?

El número de días que necesitas para ver Londres es algo muy relativo. Depende mucho de lo que quieras hacer. Pero como puedes imaginar, con su tamaño y su enorme oferta turística, nunca es recomendable quedarse corto.

Si tu intención es empaparte bien de sus museos, pues algunos son de los mejores del mundo, has de tener en cuenta que eso siempre se lleva una gran cantidad de tiempo. Mientras que si te vas a limitar a pasear por las zonas monumentales, pasando por algún mercado y asistiendo a algún musical, entonces tu estancia puede ser mucho más corta.

De un modo u otro, y sobre todo si es tu primera vez en Londres, podemos considerar que cuatro días, al menos, sería lo más indicado. En un fin de semana podrías hacerte una ligera idea de todo lo que ofrece esta ciudad, pero se te quedaría cortísimo. Y es más, si puedes disponer de toda una semana, lo raro sería que no aprovechases cada uno de sus días al máximo.

Qué documentación necesitas para viajar a Londres

Este es un tema importante, pues aunque el Brexit ya se implantó hace un tiempo, aún es posible que nos despistemos. Desde el 1 de octubre de 2021, para viajar al Reino Unido no nos vale el DNI y es necesario disponer de un pasaporte válido con una vigencia suficiente para cubrir nuestra estancia allí, no hace falta que tenga tres o seis meses de margen hasta su fecha de expiración como pasa en otros países.

Eso como norma general. Solo en el caso de haber obtenido el presettled/settled status se podrá seguir viajando al Reino Unido con el DNI hasta el 31 de diciembre del 2025.

Sanidad: la Tarjeta Sanitaria Europea sí incluye Reino Unido

Aunque no pertenece a la Unión Europea, hace falta el pasaporte para entrar y tiene otra moneda, en términos de sanidad es importante saber que la Tarjeta Sanitaria Europea sí incluye Reino Unido. Es gratuita y acredita el derecho a recibir las prestaciones sanitarias que resulten necesarias desde un punto de vista médico durante nuestro tiempo en Londres. Por lo que aunque siempre sea recomendable disponer de un seguro de viaje, en este caso no es obligatorio.

Otra cosa: el número de emergencias también es el 112, así como el 999, porque en caso de necesidad puedes marcarlo tal y como haces en la UE.

Cómo llegar a Londres desde sus aeropuertos

Como gran ciudad que es, Londres está rodeada de aeropuertos, y dependiendo de tu ciudad de origen y de la compañía aérea que escojas puedes terminar en uno u otro. Londres tiene seis aeropuertos: Heathrow, Gatwick, Luton, Standsted, London City y Southend. 

Heathrow

Es el más importante de todos. Puedes ir en el Heathrow Express hasta Paddington en apenas 15-20 minutos.

Gatwick

Es el segundo aeropuerto más frecuentado. El tren Gatwick Express nos lleva hasta el centro en 30 minutos.

Luton

La mejor manera de ir al centro es con el tren Thameslink, pero ten en cuenta que la estación de tren no está en el mismo aeropuerto y te tendrás que desplazar hasta ella en un shuttle.

Standsted

La mejor manera de llegar hasta la ciudad es tomando el tren Stansted Express hasta Liverpool Street.

London City 

Es el más cercano, a solo 12 km del centro, y pocos vuelos llegan hasta él, pero si es tu caso lo tendrás fácil pues la línea urbana DLR de tren ligero pasa por él.

Southend

Está a 64 km de Londres pero hay un tren directo hasta la estación de Liverpool Street.

Cuál es la mejor época para viajar a Londres

A Londres se puede viajar todo el año pero, como seguro que ya sabrás, la lluvia siempre puede hacer acto de presencia. El invierno puede resultar frío y húmedo, y el verano, caluroso y lleno de turistas. Si puedes elegir, lo más conveniente es ir en primavera o en otoño, con temperaturas más agradables y precios menos desorbitados que en temporada alta.

Cómo sacar dinero en Londres

Quizá vayas a Londres y no veas ni una sola libra porque pagarás absolutamente todo con tarjeta, pero aun así esta información te interesa. Sacar dinero en Reino Unido o pagar con nuestra tarjeta bancaria puede conllevar importantes comisiones, además de estar expuestos a cambios de divisa poco favorables. Si quieres ahorrarte este problema, te recomendamos echar un ojo a este artículo sobre tarjeta bancarias para pagar y sacar dinero en el extranjero sin comisiones.

Aprovecha las visitas gratuitas en Londres

Además de parques como Covent Garden o Hyde Park, plazas como Trafalgar Square, el cambio de guardia de Buckingham Palace ( aquí puedes consultar sus horarios) o icónicos monumentos como el Tower Bridge, muchos de los museos de Londres son gratis. El British Museum, uno de los más espectaculares del mundo, es gratuito. La National Gallery, considerada una de las mejores pinacotecas, también lo es. Así como el Natural History Museum, el Science Museum y el Museum of London, entre otros.

Roaming: ¿puedo seguir usando el móvil?

Por lo general, la respuesta es sí. Las principales compañías que operan en España incluyen Reino Unido en su roaming más básico, aquel que permite seguir usando el móvil en otros países como si estuvieras en casa, disfrutando de las mismas condiciones de la tarifa. Pero ojo, porque hay excepciones y es importante comprobarlo antes de viajar para no llevarnos después un disgusto. Ante la duda, confírmalo con tu compañía telefónica porque son condiciones que siempre pueden cambiar.

Dónde alojarse en Londres

Decidir dónde alojarse en Londres no es tarea sencilla. Para una primera vez, quizá lo más recomendable es buscar un lugar céntrico, pero los precios se disparan. Teniendo en cuenta que te alojes donde te alojes vas a terminar recurriendo al transporte público porque unir las diferentes áreas de interés a pie es prácticamente imposible, una buena idea puede ser recurrir a algún alojamiento de las zonas 1 o 2 de metro que esté cercano a alguna estación. Eso te facilitará mucho las cosas. Si quieres apuntar alto, Covent Garden, South Bank, Notting Hill o Trafalgar Square son buenas opciones para empezar a buscar.

No te pierdas los mercadillos

Una de las cosas más típicas y recomendables que hacer en Londres es darse una vuelta por sus mercadillos callejeros. Algunos son pura historia de la ciudad, por lo que puede convertirse en una experiencia muy auténtica quieras o no comprar algo. Los horarios pueden variar entre ellos y depender de la época del año, pero por lo general suelen estar en marcha entre las 9:00h y las 17:00h (como mínimo).

- Camden abre todos los días de la semana.

- Portobello solo los sábados. 

- Borough también abre todos los días.

- Brick Lane solo los domingos.

- Old Spitafields Market todos los días, aunque el domingo es el mejor día para visitarlo.

- Bermondsey solo abre los viernes.

- Y Columbia Road Market solo los domingos.

Cómo funciona el transporte público de Londres

Londres es una ciudad enorme y las distancias son muy grandes, por lo que se vuelve fundamental recurrir a algún tipo de transporte para ir de un lado a otro. Los famosos taxis negros de Londres siempre son una opción, pero si quieres recurrir al transporte público entonces es conveniente detenerse un poco, porque no es precisamente fácil. 

Usar el metro (o tube) es la forma más rápida de moverse por la ciudad, aunque si no te gustan los empujones es mejor evitar las horas punta. También están los característicos autobuses rojos de dos pisos, mucho más lentos, pero a los que siempre hay que subirse aunque sea por hacer la gracia. Y por haber también hay tres, tren ligero DLR e incluso barcos.

La red de transportes se divide en 9 zonas, las zonas 1 y 2 reúnen las zonas más turísticas, y es interesante saber también que las tarifas del metro varían dependiendo de la franja horaria, si es punta o no.

La manera más fácil y cómoda de pagar el transporte público es utilizando la tarjeta Oyster. Te lo explicamos.

Hazte con una tarjeta Oyster

La Oyster es una tarjeta de transporte prepago que resulta básica para moverse por Londres porque tiene múltiples ventajas. El transporte en Londres no es barato, pero la Oyster te ayudará a ahorrarte un buen número de libras. Para usarla has de recargarla con dinero, pasarla a la entrada y salida del metro o autobús, y cuando se quede sin saldo la vuelves a recargar. Los viajes pagados son más baratos, casi un 50% menos, y además tiene límites de gasto diario. La tarjeta tiene un precio de 5 libras, que puedes recuperar si la devuelves al final de tu paso por Londres, y la puedes adquirir en máquinas o taquillas de cualquier estación.

Tarjetas turísticas, ¿merecen la pena?

En Londres encontrarás dos tarjetas turísticas: la London Pass y la London Explorer Pass. Ambas te permiten ahorrar en las entradas de diferentes monumento y, aunque se parecen mucho, tienen mecanismos muy distintos. Mientras que la London Pass incluye 80 atracciones y su duración es de uno a diez días, pudiendo visitar todas las que quieras durante los días que escojas; la London Explorer Pass tiene una duración de 60 días y lo que eliges es el número de atracciones a visitar en ese tiempo, pudiendo ser de dos a siete lugares. Evidentemente el precio depende de la fórmula que elijas.

¿Merecen la pena? Pues depende de la intensidad de tu agenda de visitas y de qué quieras visitar, porque en Londres igual que encuentras lugares de entradas caras, también hay otros totalmente gratuitos. De manera que conviene decidir qué queremos ver, coger papel y lápiz, y hacer números. 

Asómate a Londres desde las alturas

Está el Londres del Underground, el Londres a pie de calle y el Londres de las alturas. Para contemplar la ciudad desde el aire tienes dos interesantes opciones. Una es el London Eye, la enorme noria que se levanta junto al Támesis y que durante 30 minutos nos ofrece una de las mejores panorámicas de la ciudad. Y otra es subir al Sky Garden, desde donde de forma gratuita admiraremos la ciudad a vista de pájaro.

Ojo con los horarios

Y no nos referimos a los horarios de los transportes o cosas así, aquí rara vez la puntualidad va a ser un problema, sino a los horarios de las comidas.

En Londres hemos de prestar especial atención a los horarios de los establecimientos porque igual no son como los esperamos, y si nos despistamos podemos quedarnos sin comer o cenar en ese sitio tan bonito que nos han recomendado. En Inglaterra se empieza a comer a las 12:00h o 12:30h y a cenar sobre las 18:00h o 18:30h, por lo que como llegues a las 22:00h igual te lo encuentras cerrado. Siempre hay alternativas, claro, como los puestos callejeros, pero para no llevarnos sorpresas es conveniente tenerlo en cuenta.

Come algo típico, aunque sea una vez

La gastronomía británica no es precisamente de las mejores y más variadas del mundo, seamos sinceros. Pero eso no quita que haya unos cuantos platos bien característicos que es mejor no pasar por alto. El English breakfast, con sus huevos fritos, sus alubias, sus salchichas, su bacon, sus patatas, sus tomates horneados y sus champiñones es una auténtica bomba que proporciona energía para todo el día, pero tendrás que quemar bien todas sus calorías antes de lanzarte a por un fish and chips, una jacked potato, unas pastries, un solomillo Wellington y, cómo no, un apple pie o unas fairy cakes junto al té de las cinco de la tarde.

Acércate a Stonehenge, Oxford, Cambridge

Si vas a Londres con tiempo suficiente, entonces puede ser una buena ocasión para conocer algunos lugares cercanos. Y no te hablamos de cualquier sitio, sino de Stonehenge, Oxford o Cambridge, sin ir más lejos. Si vamos en transporte público las famosas universidades británicas se encuentran, más o menos, a una hora de la capital inglesa, mientras que el monumento megalítico, un poco más alejado, a tres.

Ve a un musical

Londres nos da la oportunidad de asistir a multitud de teatros y musicales, pues aquí encontrarás algunas de las mejores producciones del mundo. The Lion King, The Phantom of the Opera, Les Miserables, o Wicked son algunos de los favoritos del público.

No olvides el adaptador del enchufe

Seguro que en esto ya has caído, pero no está de más recordarlo. En Reino Unido el voltaje de la electricidad es de 230 V, por lo que si vas desde España no será un problema, pero los enchufes y sus clavijas son de tipo G, es decir, con tres clavijas planas. En realidad la electricidad corre únicamente por las dos inferiores, que están tapadas, y la tercera superior es simplemente una pestaña que necesita ser presionada para abrir las dos de abajo. Es normal también que cada enchufe cuente con su interruptor individual. Es decir, si tus aparatos electrónicos son para enchufes de tipo F (dos clavijas redondas) necesitarás un adaptador.

Ojo al cruzar: ¡mira a la derecha!

Y aunque parezca una obviedad, no nos olvidemos de que en Reino Unido el tráfico circula por el carril izquierdo. Y esto, aunque no vayas a conducir, se puede convertir en un problema porque como peatón al cruzar en un paso de cebra solemos mirar hacia la izquierda, y en Londres deberemos mirar hacia la derecha. Muchos cruces lo recuerdan advirtiendo en el suelo con un “look right”, pero un despiste se puede convertir en un susto.

Etiquetas
stats