eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Afíliate y sé sumiso

- PUBLICIDAD -
UGT respalda a Andalucía pero le pide mayor esfuerzo en sus explicaciones

Cándido Méndez

Mucho me ha extrañado -para bien, todo hay que decirlo- que el PP andaluz haya pedido al Arzobispado de Granada que retire el libro ‘Cásate y sé sumisa’, con el que monseñor Javier Martínez pretende educar a la ciudadanía femenina en el santo temor de Dios y del señor marido, muy acorde con la línea pastoral del afamado prelado, que en una ocasión le dijo a un subordinado "con el látigo te enseñaré a obedecer", momentos antes de zamparse una ensalada de canónigos.

Y aunque aplaudo sin reservas esta actitud de los populares, también echo de menos que esta audacia ideológica la aplicasen también a su propio partido, donde parece que les han puesto como lectura obligatoria el panfleto ‘Afíliate y sé sumiso’, además del catecismo del Padre Ripalda y la obra completa de José Antonio. Que con la que les está cayendo encima, es incomprensible que no haya ni una sola voz discrepante con el democrático método digital para elegir al contrincante de Susana Díaz para las próximas elecciones autonómicas. A lo que se ve, lo mismo les da que el candidato sea nombrado ahora que dentro de tres años, cuando los comicios ya se hayan celebrado. Espíritu de victoria.

Por no hablar del silencio reverencial y cómplice con el que los militantes populares acogen a doña Finiquito de Cospedal, a Javier Arenas B. y a otros líderes de su partido que cobran en sobre aparte y que tienen la desfachatez (o fachatez) de venirse por aquí a lucir palmito y señalarnos cuál es su mejor candidato para pelear por la presidencia de nuestra Junta. Que puesto a malpensar, se me ocurre que a los militantes del PP les parece muy mal la corrupción, siempre que se produzca en las filas del adversario, que los corruptos propios lo hacen por mejor servir a España. Y si no, ahí tenemos a los dirigentes de Almería o al alcalde de Alhaurín el Grande, mártires en el altar de la patria.

Unte General de Trapisondistas

Aunque en esto de la sumisión y la obediencia debida tampoco están solos los forofos del PP, que ahí tenemos a los militantes de la UGT andaluza, que andan estos días tragándose sapos y culebras a cuenta de sus beneméritos líderes, que andan repartiéndose entre ellos carteras de imitación, de momento sin billetes dentro (no como en el PP) aunque todo se andará, que esto de afanar es como el rascar, que todo es empezar.

Y si el silencio de las bases del PP nos duele, mucho más nos llega al alma el silencio de los ugetistas de a pie, sobre todo porque tantos años de pelea en pro de los derechos laborables se pueden quedar en nada por la alevosa actuación de unos mentecatos con ínfulas, que parece que de mayores quieren ser tesoreros del PP.

Y no seré yo quien niegue, como dice el Méndez cándido, que haya una campaña de la Brunete mediática para desprestigiar la lucha obrera y tapar el ‘caso Bárcenas’, que es verdad, pero también lo es que cuando algo tiene color marrón, olor repelente y textura pegajosa, lo más seguro es que sea mierda.

Y como creo en la superioridad moral de la izquierda y no quiero pasar vergüenzas, es por lo que ruego de nuevo a la militancia de UGT que siga el camino emprendido por algunos afiliados de Cádiz y de otros lugares y metan en cintura a los presuntos chorizos antes de que los obreros se apunten a uno de esos sindicatos amarillos a los que no les hace falta leer ‘Afíliate y sé sumiso’, que en ellos esta gran virtud viene de serie.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha