eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

Ecologistas, Podemos y Equo piden la paralización de los trabajos de Gas Natural en el entorno de Doñana

La compañía dice que el proyecto Marismas Occidental se sitúa "fuera del espacio natural" y cuenta con "la autorización de todas las administraciones implicadas"

- PUBLICIDAD -
Ecologistas piden la paralización inmediata de la "barbaridad" iniciada con el depósito de gas de Doñana

El Grupo de Podemos en el Parlamento de Andalucía, Equo, Ecologistas en Acción y WWF han solicitado este lunes al Gobierno central en funciones, a la Junta de Andalucía y al Consejo de Participación de Doñana la paralización del proyecto Marismas Occidental en el entorno del espacio natural de Doñana, consistente en el almacenamiento subterráneo de gas natural en la comarca, del que ha venido informando este periódico.

Gas Natural ha confirmado el inicio de los trabajos de un proyecto "operativo como almacenamiento desde al año 2012 y fuera del espacio natural Doñana", que cuenta con "la autorización de todas las administraciones implicadas" y "carece de aspecto especulativo alguno". El proyecto que desarrolla Petroleum Oil & Gas, filial de la compañía, contempla la realización de nuevas investigaciones y sondeos para, primero, extraer el gas del subsuelo de Doñana, y posteriormente volver a inyectarlo y usarlo como almacén, para lo que construirá nuevos pozos y gasoductos subterráneos, lamenta Equo en un comunicado.

“Nuestros temores se han confirmado y los trabajos han comenzado”, ha señalado la coportavoz de EQUO Andalucía, Isabel Brito, que ha insistido en la “obligación” que tiene el Gobierno andaluz de impedir que los mismos sigan adelante. “Desde el Gobierno central y el autonómico se han venido favoreciendo los intereses de la empresa, troceando un proyecto que debería haberse estudiado como un todo. Se ha empleado la argucia legal de dividirlo para facilitar la obtención de los permisos ambientales necesarios”, ha asegurad Brito, que ha reclamado a la Junta “responsabilidad” a la hora de valorar el “impacto global”. Desde la Cconsejería de Medio Ambiente han indicado a este periódico que es un proyecto que gestiona el Ministerio de Industria y que la Declaración de Impacto Ambiental corresponde al Ministerio de Medio Ambiente, sin trasladar el posicionamiento oficial andaluz al respecto.

Por su parte, Podemos recuerda que Petroleum Oil & Gas, con la "connivencia" del Gobierno central en funciones, "troceó" el proyecto en cuatro subproyectos para obtener las declaraciones de impacto ambiental positivas: Saladillo y Marismas Oriental, dentro del espacio natural de Doñana, y Marismas Occidental, a pocos metros del espacio protegido.

En ese sentido, Podemos solicita la evaluación de impacto ambiental en conjunto de los cuatro subproyectos --Marismas Oriental, Marismas Occidental, Aznalcázar y Saladillo-- como marca la Directiva Europea de evaluación de las repercusiones de proyectos sobre el medio ambiente.

Una "barbaridad"

Los trabajos iniciados suponen una "barbaridad", según ha indicado a Europa Press el portavoz de WWF en Andalucía, Juan José Carmona, que ha criticado la "política de hechos consumados" llevada a cabo por parte de la empresa respecto a un procedimiento que aún cuenta con recorrido en los tribunales e incluso en instancias europeas.

"Gas Natural viene a restar, y no a sumar, en Doñana; lo que menos les preocupa son las cuestiones relacionadas con la conservación natural", ha subrayado Carmona, que ha sido claro al sentenciar que las administraciones, "dentro de sus competencias y al margen del debate sobre si la actuación es dentro o fuera del espacio natural", pueden aún impedir el proyecto, "lo que no solo solicitamos nosotros, sino las miles de firmas de ciudadanos que se entregaron a la presidenta".

Por su parte, Ecologistas se encuentra a la espera de que  Bruselas confirme el envío de una delegación a la zona para evaluar el conflicto --el plazo otorgado es la primera quincena de septiembre--, mientras que, asimismo, intenta consolidar un amplio movimiento civil de oposición, según ha confirmado a Europa Press el portavoz de Ecologistas en Acción en el Consejo de Participación de Doñana, Juan Romero.

La organización ecologista recuerda además a la administración central y la autonómica, a la administración Local y a los órganos de participación que es su "obligación" luchar por la preservación de Doñana como Patrimonio de la Humanidad y "santuario de la vida salvaje", y que en el marco de la lucha contra el cambio climático y la sustitución de los combustibles fósiles y la energía sucia por energías limpias y renovables, deben oponerse al citado proyecto de almacén de gas en Doñana, precisan en un comunicado.

El Gobierno, añade, ha incumplido la Directiva Europea de Evaluación de Impacto Ambiental que requiere que todos los proyectos sean evaluados de forma conjunta y considerando los efectos acumulativos, y ha ignorado el principio de precaución de la Unión Europea, "obviando otros proyectos similares y en zonas sensibles como Doñana que han tenido que ser abandonados por los graves problemas causados como explosiones y movimientos sísmicos nada más ser iniciados y por los riesgos potenciales que presentaban tanto para las personas como para medio ambiente, como la contaminación de acuíferos o el elevado consumo de agua".

La versión de la compañía

Fuentes de Gas Natural citadas por Europa Press dicen que el proyecto obtuvo la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) en septiembre de 2010 y la Autorización Ambiental Unificada (AAU) que concedió la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en noviembre de 2010.

Asimismo, en marzo de 2016 el proyecto obtuvo la declaración de utilidad pública y la autorización administrativa. De esta manera, conforme a la programación prevista, "la compañía ha iniciado los trabajos en la zona".

El proyecto Marismas Occidental, en el término municipal de Almonte (Huelva), prevé la realización de dos sondeos exploratorios, desde los mismos emplazamientos donde hoy existen los pozos en activo, y la sustitución de 5,2 kilómetros de gasoductos que discurrirán por el mismo trazado que los ahora existentes. "El objetivo es actualizar las infraestructuras para adecuarlas a las nuevas capacidades", han señalado.

Según han destacado, el proyecto "no consolida actividad industrial alguna" y es "un proyecto recogido en planificación estatal y regulado por la administración careciendo, por ello, de aspecto especulativo alguno".

De esta manera, han apuntado que esta infraestructura es "compatible" con las actividades desarrolladas en la comarca, ya que "discurre, en su mayor parte, por caminos y los trabajos se han programado fuera de las campañas agrícolas para no interferir, así, con otros trabajos en la zona". Asimismo, han recordado que durante la fase de exposición pública para la ocupación temporal de terrenos, "todos los propietarios se mostraron de acuerdo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha