eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

VÍDEO | El lince ibérico regresa a Granada tras su desaparición a mitad del siglo XX

Un vídeo demuestra que Kaa, una hembra criada en cautividad y liberada en Guadalmellato ha llegado a Sierra Arana

Ha recorrido más de 150 km hasta llegar a una zona con abundancia de conejos y refugios, pero con riesgo de atropellos en carretera

La Administración estudia recuperar este área histórica como zona de reintroducción

- PUBLICIDAD -
Los linces ibéricos regresan a Granada / Daniel Quirantes

El lince ibérico regresa a Granada / Daniel Quirantes

Daniel Quirantes parte una mañana más a Sierra Arana en busca de su objetivo: avistar al primer lince ibérico en tierras nazaríes desde hace décadas. Es domingo, 20 de septiembre de 2015, y en su equipaje lleva los mismos prismáticos, cámara y telescopio con los que ha acudido a la zona casi todos los días desde hace un mes, cuando las primeras imágenes de fototrampeo dieron la voz de alarma.

Por fin, aquel último día de verano tiene suerte. Tras encontrar rastros del felino en peligro de extinción y pasar horas "haciendo esperas en una zona elevada", consigue avistar al animal. "Fueron 10 segundos muy intensos", rememora Quirantes. Su cámara acoplada al telescopio obtiene la prueba definitiva: el lince ha vuelto a Granada tras desaparecer a mediados del siglo XX.

Se llama Kaa y es una hembra de dos años criada en cautividad, que se liberó el año pasado en la zona de reintroducción de Guadalmellato (Córdoba). Kaa se ha recorrido más de 150 kilómetros hasta llegar a una zona donde abundan los conejos y los refugios. "Es un paisaje mosaico, que combina el monte mediterráneo con las zonas de cultivo", asegura el naturalista Francisco Contreras.

"Nos ilusiona volver a tener en la provincia una de las especies más emblemáticas de la península. Es una buena noticia, porque se constata que la zona tiene potencialidad para mantener linces", cuenta Borja Nebot, responsable de medio natural en la delegación territorial de Granada.

Sin embargo, el dispositivo para su captura ya se ha activado. Miguel Ángel Simón, responsable de Iberlince, el proyecto de recuperación del felino, explica que Kaa resulta importante para la población de Guadalmellato por la calidad de sus genes y porque "hay que estudiar con detalle si ésta es una buena zona de reintroducción".

Según Simón, la sierra granadina cuenta a su favor con la abundancia de conejos y las bondades del hábitat y, en su contra, con la A-308, una carretera con mucho tráfico que podría terminar en más de un atropello. La escasez de conejo y los atropellos ( en 2014 hubo 21 linces atropellados en Andalucía) son dos de los mayores factores que limitan el crecimiento de la población del lince ibérico. Explica Simón que habría que realizar además un estudio que certifique que no hay una conflictividad social que derive, por ejemplo, en casos de furtivismo. 

Atractivo para una zona deprimida

Alejandro Ramos, miembro de Ecologistas en Acción y del Consejo Provincial de Medio Ambiente, asegura que "parte de los técnicos de la delegación de medio ambiente de Granada no son partidarios de que se lo lleven, porque ésta ha sido tradicionalmente una zona lincera".

Uno de estos técnicos avisa de que los habitantes de la zona rural, incluidos los propios cazadores, están preparados para recibir al felino sin conflicto y que podría suponer un atractivo económico para "esta zona deprimida". Dado que la época de celo es dentro de un mes, cree que se podría esperar hasta entonces para que criara, en caso de que hubiera otro macho por la zona.

Emilio Virgos, profesor titular de la Universidad Rey Juan Carlos especializado en carnívoros y lince, es de su misma opinión: "la captura de este individuo es precipitada". Virgos mantiene que "l a zona podría ser, tras una evaluación cuidadosa, un área de reintroducción de más ejemplares, ya que hay una buena densidad de conejos y refugio". 

Para el experto resulta  "incoherente" una política de capturas que deja linces sin atrapar en "áreas sin conejo y alejadas de núcleos reproductores", mientras "se captura una hembra en una zona que resulta idónea, a priori, y se encuentra próxima a otros núcleos de reintroducción".

José María Gil, experto en lince ibérico, sostiene que no se trata de un caso aislado, sino que "desde el año pasado se han registrado varios linces ibéricos de paso por la provincia". Gil, que estudió en 2013 la idoneidad de la zona como área de reintroducción, afirma que "lo importante es que haya un hábitat saludable que compense los atropellos". Simón, director de Iberlince, asevera que tienen que estudiar "hasta qué punto estamos dispuestos a asumir un cierto nivel de riesgos".

Por su parte, Luis Suárez, responsable de especies de WWF, cree que la aventura de Kaa "nos puede dar pistas de qué territorios son potencialmente adecuados". Asegura que ahora mismo la prioridad es "reforzar" la zona de Sierra Morena y conseguir que la Sierra Norte de Sevilla se convierta en un núcleo de conexión entre Doñana, Sierra Morena y Extremadura y que Granada, en cualquier caso, es una zona interesante que "hay que meterla la primera en la lista de espera" de zonas de reintroducción viables.

Quién sabe si hasta entonces no habrá más linces aventureros como Kaa que regresen de 'excursión' a tierras granadinas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha