eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Hoy voy a hablar de ti

- PUBLICIDAD -

Hay personas que cuando se alejan de ti dejan tras de sí un vacío que se mastica. Que duele, un vacío que se arrastra en los días venideros, en las horas de los meses que recorro con “tú” ausencia. Así que hoy voy a hablar de ti. De todos esos “tús” que me han permitido comprender y saber, de todos esos  “tú” que nos han hecho y nos hacen mejores día a día. El pasado miércoles se dieron los primeros premios José Antonio Labordeta, otorgados por la Fundación que lleva su nombre, y por eso hoy voy a hablar de ti, de esos  “tús” que fueron los premiados y a los que doy/damos las gracias.

El poeta Fernando Ferrero tiene la palabra para reclamar o transformar el mundo, ese mundo que él contempló y contempla desde una Zaragoza que reinventa: para mí es el poeta que durmió en las olas. Amaral, en la voz de Juan Aguirre, llegó para explicar que el mérito del triunfo no lo es, sino eres capaz de mirar a la vida cara a cara, sin caretas y con recuerdo. Pepa Fernández es la voz de la decencia, la mujer que recorre las ondas con credibilidad; ella habla y la voz susurra su verdad y te acuna y hoy soy yo la que hablo yo de ti, como hablo de Carlos López Otín, el hombre que me explicó que cómo hacer entender que tu vida la entregas a la ciencia aun sabiendo todo lo que pierdes en el camino de la vida. El gana a diario: su humildad conmueve; su sabiduría emociona y su ética construye un mundo infinitamente mejor. Miguel Ríos, alguien lo dijo, siempre ha estado en el lugar en el que tenía que estar: en las batallas perdidas y ganadas, en la lucha, en el rock and roll de la vida, de esa vida que ha construido desde su Granada natal con los ojos puestos en el mundo.

Hoy voy a hablar de ti. Y en el camino de la vida, las gracias a todos esos otros “tus” a los que hoy no nombro en estas líneas, mujeres y hombres que me enseñaron a comprender que solo desde la más sincera humildad se construye un pensamiento que lidera la vanguardia de la libertad, la ética de la política y el respeto que encierra  “tu” nombre. Por eso hoy hablo de ti.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha