eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La exdirectora de la DGT propone bajar la velocidad para salvar 350 vidas al año

26 Comentarios

Un guardia civil regula el tráfico en una autovía

La Dirección General de Tráfico (DGT) y el Ministerio del Interior del que depende fueron noticia y objeto de polémica hace mes y medio con un asunto grave, pero ocasional: el hecho de que unos 3.000 conductores y sus pasajeros quedaran atrapados por la nieve y el hielo durante muchas horas en la autopista AP-6. Pero ni la DGT ni el Ministerio del Interior han sido hasta ahora ni noticia ni objeto de debate público por un asunto mucho más grave, y no ocasional sino permanente: las muertes por accidentes de tráfico llevan dos años creciendo en España, y en los últimos meses a un ritmo acelerado.

Del 1 de enero al 18 de febrero –es decir, hasta ayer mismo-, 153 personas han muerto por accidente en las vías interurbanas españolas, frente a los 127 fallecidos en el mismo periodo de 2017,  según los datos oficiales publicados por Tráfico en su sitio web. Las muertes en nuestras vías crecen en 2018, por tanto, a un ritmo del 20,5% interanual, pero no parece que las alarmas hayan saltado ni en el despacho de Gregorio Serrano, jefe de la DGT, ni en el de su ministro y superior, Juan Ignacio Zoido.

La siniestralidad en las carreteras españolas cayó de modo continuo y drástico desde el año 2003 (3.993 fallecidos en vías interurbanas) al año 2013 (1.134 muertos), se estabilizó en los dos siguientes (1.132 en 2014 y 1.131 en 2015) y comenzó a repuntar desde entonces. Primero lentamente (1.161 en 2016, un 2,6% más que el año anterior) y después de un modo algo más intenso (1.200 muertos en 2017, un 3,3% más). En 2018, se ha disparado, al 20,5%. “Y si no se hace nada y rápido, irá a peor a medida que avance el año” dice una experta.

Seguir leyendo »

Mariano Rajoy, seguir o no seguir

Mariano Rajoy en una imagen de archivo

Tres encuestas recientes –la del  Barómetro del CIS de hace una semana, la de Metroscopia para El País del sábado pasado y la de GAD3 para Abc del domingo- han desatado la euforia en Ciudadanos, los nervios en PSOE y en Podemos y, sobre todo, la preocupación en el PP. Una preocupación que algunos dirigentes del partido que gobierna ya la ven como toda una alarma. “Me temo que ahora mismo somos terceros, ni siquiera segundos –comenta un veterano alto cargo-. No solo nos ha pasado de largo Ciudadanos, sino que incluso hemos caído tanto que probablemente estemos también por debajo del PSOE pese a que este está estancado y no crece”.

En una de las encuestas más desfavorables para el Partido Popular -la de Metroscopia, que le da un 28,3% de intención de voto a Ciudadanos, un 21,9% al PP, un 20,1% al PSOE y un 16,8% a Unidos Podemos, se hacía además una pregunta muy oportuna y poco frecuente. “¿Cree usted que el tiempo de Rajoy ya ha pasado y que debe dejar paso a un nuevo líder?”. La respuesta de los encuestados ha sido contundente: el 85% de ellos cree que sí,  que Rajoy debe dar un paso al lado o atrás y retirarse. Lo consideran así incluso el 62% de los que en las últimas elecciones generales votaron al PP de Mariano Rajoy. Casi dos de cada tres votantes del PP creen, en conclusión, que ha llegado el momento de que el Partido Popular cambie de cabeza visible.

Si se hace esta misma última pregunta en privado a diferentes dirigentes del propio Partido Popular o del entorno cercano a Rajoy, también empiezan a abundar las respuestas afirmativas. En público, Rajoy continúa diciendo que le gustaría seguir siendo el cabeza de lista de su partido en las próximas elecciones generales. "Mi idea a fecha de hoy es intentar repetir de candidato", le contestó el pasado 24 de enero a Carlos Alsina en Onda Cero. En privado, el discurso por parte del presidente del Gobierno es similar, según cuentan quienes lo frecuentan. Pero algunas fuentes creen que en su fuero interno la idea es ya otra. “Apurará todo lo que pueda su anuncio, pero estoy convencido de que no será el candidato en las próximas generales”, comenta un independiente que frecuenta algunos de los despachos más poderosos de La Moncloa. “No se presentará porque no quiere perder, y sabe que corremos serio riesgo de perder”, dice el veterano alto cargo antes citado.

Seguir leyendo »

El CIS lleva ya 33 meses consecutivos sin preguntar por el rey

33 Comentarios

Felipe VI en una imagen de archivo

El Barómetro del CIS es quizás el estudio demoscópico más completo de cuantos se hacen de manera periódica en España. Tiene ya muchas décadas de vida y es mensual. Se basa en unas 2.500 encuestas en las que se les pregunta a los entrevistados sobre muchos aspectos de la vida y del debate público, desde la situación económica y política del país y los principales problemas a que se enfrenta hasta la valoración del Gobierno y de la oposición, pasando por el posicionamiento ideológico de cada entrevistado, si tiene empleo y miedo a perderlo o si se siente feliz… Cuatro veces al año, en las encuestas de enero, abril, julio y octubre, que se publican a comienzos del mes siguiente, el Barómetro pregunta además a sus entrevistados a qué partido votaría si hubiera elecciones. Y de vez en cuando, con un criterio que el CIS nunca aclara, pregunta también sobre el grado de confianza que los ciudadanos tienen en las principales instituciones del Estado, entre ellas la Monarquía.

Este mes de enero,  en el Barómetro que se acaba de conocer hace pocas horas, el CIS no ha preguntado por la Monarquía. Ya lleva 33 meses consecutivos sin hacerlo.

La penúltima vez que preguntó, en abril de 2014 y con Juan Carlos I aún en el trono, la institución sacó un suspenso clamoroso: una nota de 3,73, en una escala del 0 al 10. La calificación era la segunda peor de toda la historia demoscópica de Don Juan Carlos en el organismo sociológico oficial, tras la anterior, en abril de 2013, en la que sacó un 3,68. No hubo una relación directa entre esas dos pésimas notas seguidas y la abdicación del monarca, que se produjo pocas semanas después de conocerse la segunda de ellas. Pero ambas cosas –las malas notas y la renuncia al trono de Don Juan Carlos- eran consecuencia de los graves problemas de reputación que el rey experimentó en sus últimos años en el trono por sucesivos escándalos en que se vio envuelto. Entre ellos, el caso Nóos –con su yerno, Iñaki Urdangarín, implicado, y la infanta Cristina salpicada-, las sospechas de otras corruptelas económicas en su entorno o la cacería de elefantes en 2012 en Botsuana tras la que, al romperse el rey la cadera y tener que ser traído a España de urgencia, se destapó para el común de los ciudadanos que el jefe del Estado llevaba una vida en ocasiones poco ejemplar: había acudido en uno de los momentos más duros de la crisis económica a un carísimo viaje casi clandestino, invitado por empresarios de dudosa reputación y con objetivos poco claros, y en compañía de una aristócrata alemana, Corinna Larsen,  con la que el monarca mantenía una relación estable. Los españoles se enteraron, de propina, de que los reyes Juan Carlos y Sofía vivían prácticamente separados. 

Seguir leyendo »

Dudas de última hora de Rajoy sobre la candidatura de Guindos al BCE

Luis de Guindos

Siempre se ha dicho que en política todo puede cambiar mucho en breve plazo. ¡Y tanto! Hace apenas dos meses, en el área económica del Gobierno y en la del Partido Popular -y también en las de los partidos de la oposición-, se daba por hecho que Luis de Guindos (Madrid, 1960), ministro de Economía de los Gobiernos de Rajoy desde diciembre de 2011, se haría -sin apenas librar España batalla diplomática- con un alto cargo europeo que queda vacante en breve: la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), que el próximo 1 de junio deja el portugués Vítor Constâncio. Desde hace dos semanas, en el mismo amplio círculo antes citado ha comenzado a extenderse si no otra certeza sí al menos otra hipótesis. Según esta, la vicepresidencia del BCE será española, pero no será Guindos quien se siente en esa silla, sino una mujer. Y si la candidatura que presente el Gobierno español no es la de una mujer, añade la nueva hipótesis de trabajo, corremos un serio riesgo de que la persona que finalmente ocupe la vicepresidencia no sea de nacionalidad española. 

El BCE es uno de los brazos armados más poderosos de la Unión. Especialmente, en estos años de la crisis global y la postcrisis en los que las políticas económicas y financieras han sido sinónimos de la política a secas, tanto en cada uno de los países de la zona euro como en el conjunto de la UE. Tener un representante nacional en la cúpula de ese brazo armado supone una ventaja competitiva para los países que lo logran.  

El BCE, ese BCE en el que se toman muchas decisiones que impactan directamente en la vida y en bolsillo de todos los europeos, lo rige un Comité Ejecutivo muy corto, de seis personas, y un Consejo de Gobierno más amplio, en el que a los seis ejecutivos se les suman los gobernadores de los bancos centrales de los 19 países de la zona euro. Al Consejo de Gobierno, el amplio, pertenece, lógicamente, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde. En el Comité Ejecutivo no hay ningún español desde que en 2011 agotó su mandato el economista, banquero y académico José Manuel González-Páramo. Como la economía española es la cuarta de la zona euro, parecía lógico que la silla que deja vacante Constâncio fuera para un español, y se daba por seguro que Rajoy impulsaría como candidato a Luis de Guindos, su ministro económico con mejor cartel en Europa, y el que mejor va de idiomas. Pero ha surgido un problema a última hora. 

Seguir leyendo »

Andalucía, próxima batalla electoral tras el seísmo Catalunya

Susana Díaz con Pedro Sánchez en una imagen de archivo

Este 2018 no es en principio un año electoral. Un respiro para los grandes partidos políticos de ámbito estatal, exhaustos tras el intenso rally de urnas que en los últimos 44 meses ha sacudido y cambiado radicalmente el mapa y generado un nuevo hábitat. Ese rally que arrancó con las elecciones europeas de 2014, en las que un recién nacido llamado Podemos emergía con un sorprendente 7,98% de los votos y una derrota severa del PSOE le costaba el liderazgo interno a Alfredo Pérez Rubalcaba, y que ha encadenado otras seis citas de impacto aún mayor que aquella primera. Estas seis:

- Las autonómicas y municipales de mayo de 2015, con la enorme sangría de poder del PP, la recuperación por parte del PSOE de algunos gobiernos autonómicos y medianas y grandes alcaldías, la llegada de los alcaldes del cambio del entorno de Podemos a algunas de las grandes ciudades y un modesto pero significativo despliegue territorial nacional de Ciudadanos, hasta pocos meses antes un partido solo catalán.

- Las catalanas de septiembre de 2015, con los independentistas haciéndose con la mayoría absoluta del Parlament, lo que acelera el procés y lo lleva hacia la unilateralidad; unos modestos resultados de las listas cercanas a Podemos; unas caídas ligera del PSC y grave del PP y un despegue en progresión geométrica de Ciudadanos, que pasa de 9 a 25 diputados y se convierte en la formación hegemónica entre las constitucionalistas en Catalunya.

Seguir leyendo »

La media España vacía, una cuestión de Estado sin soluciones a la vista

45 Comentarios

Sotuélamos (Albacete); casas despobladas / Foto: Javier Robla

A finales de los años ochenta del pasado siglo, el entonces primer ministro finlandés, Harri Holkeri, se dirigió solemne a la nación: “Me dicen los expertos que, al paso que vamos, en el año 3000 solo quedarán dos finlandeses. Si ambos son del mismo sexo, Finlandia estará en apuros”.

A Mariano Rajoy quizá le dijeron algo similar sus expertos hace ahora un año porque, tras la Conferencia de Presidentes autonómicos celebrada el 17 de enero, en la que se habló bastante de la despoblación que padecen varias comunidades autónomas, creó el 27 de enero de 2017 en Consejo de Ministros un nuevo organismo público: el Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico. Y le puso una tarea: “Elaborar y desarrollar una estrategia nacional frente al reto demográfico”. La elegida para echar a andar y gestionar el nuevo ente, Edelmira Barreira, hasta entonces senadora y durante largos años miembro del equipo de Soraya Sáenz de Santamaría primero en el Congreso y después en Moncloa, se debe de haber tomado el encargo con la misma prisa que Holkeri, pues doce meses después  poco o nada se sabe de sus afanes, de sus desvelos, del avance o no de sus trabajos o de por dónde irá la estrategia que se le ha pedido.

¿Tendremos de nuevo en breve cheques bebé, como cuando Zapatero, y otras políticas natalistas? ¿Se darán incentivos fiscales a las empresas que se instalen y creen empleo en la España vacía? ¿Habrá un plan nacional de equipamientos sociales y de infraestructuras para nuestra zona cero de la despoblación, la llamada Laponia del Sur? ¿Abriremos de nuevo las puertas a la inmigración, como a primeros de este siglo? ¿Repoblaremos las zonas rurales con colonos, como cuando en el siglo XVIII lo hizo Olavide por encargo de Carlos III en Sierra Morena o lo hicieron en la Edad Media los reinos cristianos del norte, con Castilla a la cabeza, a medida que le arrebataban territorio a Al-Andalus? Y sobre todo: ¿Cuánto vamos a invertir para evitar que la mitad del territorio nacional hoy despoblado quede en pocos años totalmente deshabitado y abandonado? No se sabe. No hay pistas. Barreira calla. Su jefa directa, la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, también.

Seguir leyendo »

Cambios en Podemos, pero sin llegar a una refundación

80 Comentarios

Pablo Iglesias rodeado de la cúpula de Podemos

Las navidades no le han ido nada bien a Podemos. Papá Noel echó a la formación morada un mal resultado en las elecciones autonómicas catalanas del 21 de diciembre pasado y los Reyes le han echado estos días unas encuestas también desalentadoras para unas hipotéticas elecciones generales. Pablo Iglesias, prácticamente en silencio en público desde el fiasco de Catalunya, barajaría una estrategia para intentar darle un nuevo impulso a su liderazgo y al futuro de la formación. ¿Entre otras cosas rebautizando a Podemos, dándole un nuevo nombre al proyecto,  como se acaba de publicar? Él y todas la fuentes consultadas niegan de modo taxativo el cambio de nombre, pero admiten que habrá novedades de otro tipo. 

Las cosas han ido siempre muy deprisa en Podemos, una formación que aún no ha cumplido cuatro años de vida, pues se fundó el 17 de enero de 2014. Tanto las cosas buenas como las malas, las del auge como las de la caída, se han sucedido siempre muy veloces.

La fase del auge fue fulgurante. Los promotores del partido, un grupo de profesores y politólogos vinculados en su mayoría a la Universidad Complutense, lanzaron con éxito el proyecto y la marca en muy poco tiempo. Lograron visibilizar ante la opinión pública muy rápidamente una nutrida nómina de causas sociales, de banderas, y a una larga lista de nuevos líderes políticos. Movilizaron y cargaron de ilusión colectiva a un amplio sector de la sociedad española que hasta entonces o no se había interesado por la política o se había retirado de ella desengañada con los partidos de izquierda clásicos. Trasformaron la indignación ciudadana callejera surgida en 2011 en las acampadas del 15M en movilización política eficaz, que además de protestar en la calle acudía a las urnas y se comprometía en la causa. Dispararon el interés público por su proyecto –y las audiencias de las cadenas de televisión que repararon en ellos– mucho más allá de lo previsible. Consiguieron también muy pronto resultados electorales exitosos y un gran número de cargos electos y de poder institucional en todos los niveles de la administración, entre ellos muchas alcaldías relevantes…

Seguir leyendo »

10 comparaciones odiosas con las que entramos en un nuevo año de la desigualdad

27 Comentarios

Un comedor social

Ya hemos cambiado de año. Ya hizo Mariano Rajoy el pasado viernes 29 de diciembre su autocomplaciente balance de 2017, para el Gobierno el tercer año triunfal de la recuperación económica… si se mira sólo a una parte de la sociedad española.

Tan fuera de la realidad parece en ocasiones el presidente del Gobierno que al día siguiente, el sábado 30, sufría un curioso lapsus en un acto público: “Termino deseando a todos ustedes y a sus familias lo mejor para el próximo año 2016”, remataba Rajoy su discurso en la inauguración de una obra pública en su tierra, Pontevedra, ante la estupefacción de los asistentes. Como si en su cabeza se hubiera borrado el mal 2017, lleno –pese a su autocomplaciente balance de la víspera- de sonoros fracasos políticos: de la crisis catalana al irresuelto problema de la sostenibilidad de las pensiones, de las nuevas tufaradas de la corrupción a las renovadas maniobras del Gobierno y del PP por controlar la Justicia.

2017 ha sido también y sobre todo el año en que se ha enquistado uno de nuestros principales problemas como sociedad: la desigualdad. El año en que, pese a la salida de la crisis económica, nos hubiéramos resignado a la conformación quizás irreversible de una sociedad dual, incumpliendo y vulnerando los poderes públicos nada menos que el artículo 1 de la Constitución, que propugna la igualdad como uno de los cuatro valores superiores del Estado, junto a los de la libertad, la justicia y el pluralismo político.

Seguir leyendo »

Cataluña desencadena un segundo seísmo en el sistema estatal de partidos

60 Comentarios

Cuando el pasado 21 de diciembre Mariano Rajoy despertó de la ensoñación del 155, el dinosaurio seguía allí. El dinosaurio del ‘España nos roba, queremos irnos’ que el independentismo había creado, el PSC del tripartito y el PSOE de Zapatero habían inconscientemente alimentado y el PP y el propio Rajoy habían criado y engordado con sus acciones contra Cataluña y contra el Estatut y con sus omisiones y su dontancredismo ante la deriva secesionista de Artur Mas y de Carles Puigdemont. 

En la tarde noche del pasado 21 de diciembre, el dinosaurio no solo seguía allí, sino que parecía –y aun hoy parece- bastante más fiero y difícil de lidiar que en todas sus versiones anteriores:

Los independentistas –esos que según Soraya Sáenz de Santamaría habían sido “descabezados” gracias a “los arrestos” de su jefe y de su partido- mantenían su mayoría absoluta en el Parlament, y algunos de ellos seguían propugnando no solo el procés, sino incluso la unilateralidad.

Seguir leyendo »

Carta a Rajoy desde Castilla, tan dolida y quizás con más motivos que León

43 Comentarios

Mariano Rajoy

Señor presidente:

Lo primero, darle la enhorabuena. Metió la pata y, contrariamente a lo que usted suele, la ha sacado; y, también contra su costumbre, con cierta rapidez. Lo segundo, pedirle que la saque ya del todo y rectifique al completo. No lo deje a medias.

El pasado 4 de diciembre, firmaba usted  un artículo en el diario británico The Guardian en el que probablemente en un exceso de obsequiosidad con Theresa May, con la que se iba a reunir pocas horas después hablaba de Gran Bretaña como “the cradle of parlamentarism and the rule of law” (la cuna del parlamentarismo y el Estado de derecho). Apenas dos días después, cargado de malestar y de razones, se le quejaba por carta el alcalde de León, su correligionario en el PP Antonio Silván, y le recordaba que no, que no es Gran Bretaña la cuna del parlamentarismo. Que la cuna  es la ciudad leonesa, por las Cortes que allí celebró el rey Alfonso IX de León en 1188, a las que por primera vez en la historia habrían acudido representantes del pueblo llano, del tercer estado, y por los Decreta que en ellas se aprobaron, que han sido reconocidos por la Unesco como el documento más antiguo del sistema parlamentario de Occidente.

Seguir leyendo »