eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Javier Aroca

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1717

Gobierno, subgobierno y criptogobierno

El título es inquietante. No es mío. Procede de una reflexión de Norberto Bobbio en un artículo publicado en La Stampa, en 1980. No sería la única vez que suscitara la idea. En un momento de severísima gravedad para la democracia en Italia, acosada por la mafia, la corrupción política e institucional, con el desmoronamiento de la propia república, teorizaba y militaba activamente contra ello pero, sobre todas las cosas, a favor de la democracia y sus fundamentos. En el fondo de todos sus pensamientos descansaba la afirmación contundente de que no había democracia sin transparencia, sin visibilidad, el secreto y la democracia son incompatibles.

Norberto Bobbio siempre será el refugio de los demócratas europeos; comprometido con la izquierda y sus valores, luchó contra el fascismo, insobornablemente defendió del principio de legalidad, la separación de poderes, se posicionó sin miedo contra el autoritarismo y la violencia como método para imponer criterios y ahogar las ideas ajenas.

Seguir leyendo »

Vergüenza y desgarro

Cómo hemos llegado a esto, a este desgarro civil, a esta frustración democrática. La respuesta de Belmonte es inapelable: degenerando. No hay talento, no hay sesera en nuestros políticos. Uno podría decir que sí que la hay, que los unos y los otros tienen un plan, su plan, su mejora electoral, pero no puede ser, son simplemente unos indecentes, unos inútiles y cobardes.

No hay estatura política, ni en los de hoy ni en los que se consideran propietarios de la Transición, escondidos en sus cómodas posiciones privilegiadas y comilonas capitalinas, quién sabe si hoy en la gusanera de Miami. Son políticos mediocres para este pueblo atrasado; en Escocia, Québec o en cualquier otro rincón del orbe civilizado serían corridos a escobazos .

Seguir leyendo »

Catalunya: la oscuridad

Con tanto bullicio de alegres jubilados, acabas en la cafetería del AVE. En la sinuosa barra me topo con periódicos capitalinos. La unanimidad es preocupante y compacta, no hay sitio para la disidencia, todos contra la calamidad del separatismo, manifiestos, firmas, la amenaza aglutina; igual habría pasado si la velocidad me trajera allende el Ebro. Unanimidad en lo suyo en ambas orillas, imposible disentir.

Estamos en un tiempo polar y también lanar, por ideología o por salvar el futuro precario que acaba con el  más pintado. Es el tiempo de la mediocridad del pensamiento. Si acaso, irrumpe en el debate la reclamación o la acusación y señalamiento de equidistancia. Yo no me declaro equidistante, reclamo ser distante de los unos y de los otros, es mi libertad; soy distante de todos pero cercano e involucrado en la defensa de las libertades y la democracia. Las libertades están en peligro, la primera la libertad de expresión. Sin ella, el ejercicio de las demás libertades es una quimera. Así lo supieron, y a ello dedicaron sus vidas,  los primeros demócratas de las dos orillas del Atlántico cuando aquí lo más original que se nos ocurría eran golpes tras golpes, espadones con fusiles y crucifijos, contra todo aquel que propusiera algo de libertad.

Seguir leyendo »

Verdades, "mentidas" y un señor de Montellano  

No había pasado demasiado tiempo, el dolor de las familias de las víctimas y de una ciudadanía nuevamente golpeada duraba; el dolor y la pose institucional se habían relajado. Entonces estalló la cólera política y mediática contra la policía belga. Bélgica había sufrido un durísimo ataque terrorista pero lo urgente era la política. La policía, sus responsables, sufrieron críticas sin piedad incluso antes de que se pudieran aclarar todos los extremos de unas investigaciones, necesarias, para estar en mejores condiciones si es que los terroristas decidían asesinar de nuevo.

Al parecer, la policía belga no había atendido las informaciones de la inteligencia turca, ni otros avisos de Holanda, ni se preocupaban bastante sus servicios de seguridad e inteligencia de sus barrios y ciudades más conflictivos, o de las mezquitas. Además, por federales, decían, estaban descoordinados.

Seguir leyendo »

Rajoy: homenaje a Lola Flores

"Juro por mi mare y por mis hijos que no me he enterao de ná. Yo voy a lo mío y de eso de leyes, no se ná de ná". La frase podría ser de un registrador de la propiedad venido a mejor fortuna, convertido en presidente del gobierno, pero no, es de Lola Flores, la Lola de España; son palabras del juicio en el que estuvo acusada de delito fiscal. Lola no sabía que no hacer la declaración de la renta durante años tuviera tan graves  consecuencias, no sabía que hay que pagar impuestos, en realidad, en aquel juicio y en la  instrucción previa, no supo casi nada aunque atesoró otros méritos a los que me referiré luego.

En una ocasión, Er Tello, chofer de Manolo Caracol, del que fui vecino, me comentó que Lola no sabía cantar pero que paseaba la bata de cola como nadie. Se quedó corto, Lola fue la inventora del rap hispano y, desde luego, una precursora indiscutible del crowdfunding, aunque ella pidió solo una peseta por español mientras que lo de Mariano de España y sus recolectores supone mucho de los 90.000 millones al año que nos cuesta la corrupción. Rajoy es un imitador de Lola, no sabe cantar o no quiere cantar, mejor dicho. Rapea bien, sus letras marianas están dando la vuelta al mundo hispano. En  lo que se refiere al crowdfunding, la recolecta de jurdores en la jerga del hampa, Rajoy, con otros fines, supera a Lola en cantidad e incluso en lo territorial. Lola nunca llegó a Suiza, ni a Andorra y menos a Jersey. Pero lo que me decía Tello era cierto, Lola con la cola era como nadie. Ahí Rajoy, pues no, sus andares y hasta los "bañares" suyos no son comparables, es más, diría que está chungo de pataje. Y Lola...

Seguir leyendo »

Bolivarianos todos, o de ese país del que usted me habla

En estas noches de calor, el mínimo aleteo de una mariposa te puede conducir al colapso. Eran las tantas y salía de trabajar cuando me topé en lo alto de un mostrador con  la portada adelantada de un periódico rupestre que anunciaba con entusiasmo la celebración dominical de un referéndum en Venezuela. No tenemos remedio, no sé si es una versión o regresión criolla de la vida, que no hemos superado los desastres coloniales del diecinueve o es que España ha decidido vivir por analogía, huyendo de sí misma, mirando a los demás.

Una amiga me regaló un libro hace tiempo, se titula "La premier gorgée de biere", el primer buchito de cerveza, el mejor. Me dijo que me pegaba mucho, que lo hiciera. Eso he hecho, aunque tarde, he decido beberme la vida a sorbitos, despacito, que es mucho que de una vez, que empapucha. Como hay tantos malos tragos mejor poco a poco.

Seguir leyendo »

Borbón y cuenta nueva, o no

Juan Carlos de Borbón está muy afectado por su ausencia de las celebraciones del 40 aniversario de las elecciones de 1977. No le falta la razón. Si se trata de conmemorar aquellos momentos sucesorios de entronque entre el viejo régimen franquista y el alumbramiento de la democracia, sin duda que tuvo un protagonismo principal.

No hay versiones reales, ni regias, suficientemente creíbles ni explícitas, por lo que, habida cuenta del cabreo de Borbón padre, las especulaciones vuelan.  A estas alturas es poco verosímil que sea un fallo de protocolo. Si alguien sabe, cuida y tiene experiencia centenaria en estas viguerías, es la Casa Real, como algunos hemos tenido la ocasión de comprobar. Además, es un desempeño bien costeado, que un dinero nos cuesta a los contribuyentes.

Seguir leyendo »

39 Congreso, sin sutura

En mi ingenuidad, o en mi confianza en la responsabilidad de la parte autodenominada  responsable del PSOE, pensaba ayer titular esta columna "Moción de sutura". Creía que después de una moción de censura, lo siguiente sería otra moción, inteligente, de sutura; pero ya ven, ni costureras ni alfayates encuentran los socialistas para acabar con sus penas. 

Ya apuntaba maneras el acontecimiento. González se adelantó con su inconfundible  estilo criollo ultramarino. Felipe no encontró manera de cambiar su agenda para  asistir y mandó su vídeo, en unas formas esquivas compartidas con el líder de la derecha, de plasma. No ha sido tan de rebato como la llamada despechada desde Chile a la insurrección contra el secretario general pero no ha sido, precisamente, de entusiasmo con el nuevo y legítimo líder.

Seguir leyendo »

Díaz y Sánchez: paz por territorios

Esa misma noche, tras confirmarse la victoria en las primarias de Pedro Sánchez, la dirigencia socialista andaluza se movió con tanta velocidad como sigilo. Dos decisiones  explícitas: convocatoria del Congreso y nueva marcha al cansino ritmo del gobierno de Andalucía; y otra implícita, el PSOE de Andalucía se acuartelaba en los confines de su territorio.

La alarma cundió allende Despeñaperros hasta deslizarse que un nuevo PSC estaba en las intenciones de los socialistas andaluces. Sin embargo, ambas partes saben que en rigor estatutario sería imposible, salvo vuelco de muchos grados en un congreso ad hoc. Aun así, de facto, se vislumbra esa tendencia.

Seguir leyendo »

El camarote

En una noche aciaga para la socialdemocracia alemana y su nueva esperanza, Schulz, la derecha -el centro- barría a la izquierda -el centro- en Renania del Norte, en donde gobernaba con Merkel. Iba conociendo los datos mientras volvía a ver la escena de el camarote, de la película marxista Una noche en la ópera.

Estaba reciente la derrota de Hamon en Francia; los malos augurios para Corbyn en el Reino Unido; aún no había nombrado el exministro de Economía de Hollande, Macron, al derechista Philippe como primer ministro; sin hablar de Holanda, Grecia o España; todo va mal para el socialismo europeo con la única excepción de nuestros vecinos portugueses, que esa misma noche ganaban Eurovision.

Seguir leyendo »