eldiario.es

Menú

No es lo que parece, puedo explicarlo

Ahora que se conmemoran 500 años de El Bosco, resulta que estamos viviendo en El jardín de las delicias, su tríptico sobre el edén, los pecados y el averno. Mientras los que mandan y manejan disfrutan del paraíso fiscal, Europa se entrega a la avaricia y la lujuria del TTIP y la mayoría lo paga con el infierno donde los más desfavorecidos son la brasa que alimenta las llamas.

- PUBLICIDAD -

Lo de nuestros dirigentes es como el chiste de la infidelidad. Hay demasiados que parecen entregados a ponernos los cuernos y cuando los cazamos con el calzón caído, cada vez con más frecuencia, aún nos dicen: “cariño, no es lo que parece, puedo explicarlo”.

Es lo que ha hecho Cañete después de que hayan cogido a su mujer, primero con una sociedad opaca y después beneficiándose de la amnistía que regaló el PP de su marido cuando él era ministro. Nos cuenta otro, Margallo, que su homólogo le dijo que “no se entera mucho de los asuntos de su mujer”. El pobre no sabía que tenía una panameña en el garaje. Los Cañete de esas cosas de Panamá y las amnistías no hablan en la cena, sólo de los yogures caducados que él va tomar para el postre. A los del PP no les importa hacerse pasar por tontos cuando les conviene escurrir el bulto, aunque eso signifique que también lo son para gobernar.

Rajoy, que simulando estulticia tiene experiencia, dice que confía en Cañete, como antes confiaba en Soria. O sea que no es lo que parece. Ahora resulta que un plato no es un plato. Mariano tiene mucha fe mariana y quiere que nosotros también nos lo creamos. Pero donde pone la mano, hay fuego. A sus votantes les da igual, por cierto. Son como la mujer de los matrimonios antiguos, asumen que el partido tiene sus líos por ahí para desfogarse.

En Europa también nos la están pegando con Estados Unidos por la espalda, según se desprende de las filtraciones de los documentos ultrasecretos de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio, TTIP. Ante la pillada en bragas, Bruselas ha respondido que la información está incompleta y que se ha malinterpretado. Suena aún peor. No sólo nos la intentan meter doblada a nuestras espaldas sino que hay mucho más que no sabemos y lo que sabemos no somos capaces de entenderlo, aunque leamos que los estadounidenses presionan para eliminar los controles sanitarios europeos y para favorecer a los lobbies feroces y oligopolios frente al consumidor y el poder público. Además de cornudos nos toman por idiotas.

El problema de Europa es que ya vamos conociendo sus perversiones. La última obscenidad es que los países deberán pagar 250.000 euros por cada refugiado que no quieran acoger aunque les corresponda. Es lo que parece. Eso es lo que vale quitarte la basura de encima. Después de pagarle en dinero y prebendas a Turquía para que nos desinfecte, ahora le ponen precio a las vidas de los refugiados, como si fueran ganado, en lugar de asumir la responsabilidad y la legalidad de darles asilo.  

Cariño, es lo que parece y voy a explicártelo. Ahora que se conmemoran los 500 años de El Bosco, permíteme contártelo con El Jardín de las delicias, el tríptico en el que mostraba primero el edén, después los pecados y finalmente el averno. Mientras los que mandan y manejan disfrutan del paraíso fiscal, Europa se entrega a la avaricia y la lujuria del TTIP y la mayoría lo paga con el infierno donde los más desfavorecidos son la brasa que alimenta las llamas.

JUEVES A LAS 12H EN WWW.CARNECRUDA.ES, ENTREVISTAMOS A MAX, Premio Nacional de Cómic, que ha hecho una novela gráfica sobre El Bosco, por encargo del Museo del Prado.

Recuerda que este programa es solo posible gracias a ti.
Difúndelo y, si puedes, hazte Productor o Productora de #CarneCruda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha