eldiario.es

Menú

Mariano Rajoy: "Más allá de lo que digan las urnas el 21D, seguiré siendo el presidente de todos"

El presidente del Gobierno pide a los empresarios en Barcelona que contribuyan a recuperar la "normalidad constitucional" en Catalunya

Rajoy oficializa el fin de fuga de sedes: "Cuando aplique el 155 les pedí que confiasen y hoy les pido lo mismo, no saquen más empresas de Catalunya"

29 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es saludado por un agente de los Mossos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es saludado por un agente de los Mossos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha respondido este miércoles a los independentistas que le reclaman que "reconozca" los resultados del 21 de diciembre en sentido plebiscitario. "Más allá de lo que digan las urnas el 21D, seguiré siendo el presidente de todos", ha cortado de raíz Rajoy, añadiendo que tras las elecciones hablará con todos. "Pero también pediré que todos respeten la leyes y la Constitución", ha advertido.

Mariano Rajoy ha presidido este miércoles la entrega de las medallas de honor de la patronal Foment del Treball, en una ceremonia que este año no ha contado con presencia de la Generalitat por motivos obvios. Sí estaba el dimitido conseller de Empresa, Santi Vila, además del teniente de alcaldía de Barcelona, Gerardo Pisarello.

Rodeado de estos y de los principales miembros del empresariado catalán, el presidente ha sacado pecho por su gestión de la crisis catalana. "Hemos aplicado el 155   con proporcionalidad y mesura, para restablecer en el tiempo más breve posible el autogobierno de Catalunya y poniendo fin a la inestabilidad", ha indicado.

"Ha sido preciso sustituir las autoridades, pero esto no es suficiente", ha asegurado el jefe del Ejecutivo. Con estas palabras Rajoy ha pedido a los empresarios que "contribuyan" en la medida de sus posibilidades a recuperar la "normalidad constitucional" a partir del día 21 de diciembre. Y, para incentivarlos a ello, ha apuntado a la crisis catalana como principal lastre económico "para Barcelona, para Catalunya, para España e, incluso, para Europa", al tiempo que calculaba que si la crisis se cierra pronto, el crecimiento puede situarse en el 3%.

Tras asegurar que gracias a su gestión la crisis constitucional en Catalunya ya se está solucionando, el líder conservador ha rubricado el fin de la etapa de los cambios de sedes empresariales fuera de la comunidad. "La noche que anuncié la aplicación del 155 les pedí confianza y hoy les pido lo mismo, no saquen más empresas de Catalunya", ha reclamado el presidente.

Antes que esto Rajoy había escuchado al presidente de la patronal Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, reclamarle "medidas que incentiven la vuelta de estas empresas", además de un plan de impulso económico para Catalunya. Gay de Montellà también ha aprovechado la presencia de Rajoy para aludir al corredor del Mediterráneo como una infraestructura "esencial para el conjunto de España".

La entrega de premios, en la que se ha distinguido entre otros a la banquera Ana Patricia Botín y al fallecido Juan Antonio Samaranch, ha significado la apertura de la precampaña catalana por parte del Gobierno. El Ejecutivo de Rajoy, como convocante de los comicios, se implicará en este periodo preelectoral, hasta el punto que la ministra catalana Dolors Montserrat tendrá una agenda de actos para complementar al candidato de su partido, Xavier García Albiol.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha