eldiario.es

Un edil de la CUP de Barcelona, absuelto porque el médico al que supuestamente coaccionó no lo denuncia

El facultativo asegura que nunca denunció a Josep Garganté por presionarlo para que cambiara un informe sobre un mantero herido

El concejal ve en el caso un "montaje policial" de la Guardia Urbana de Barcelona

- PUBLICIDAD -
Garganté, con el puño en alta a la salida del juicio

Garganté, con el puño en alta a la salida del juicio Àngel Garcia

Mañana rocambolesca en los juzgados de Barcelona. El concejal de la CUP de Barcelona, Josep Garganté, ha sido absuelto de un delito leve de coacciones por haber presionado supuestamente a un médico para que modificara el parte de lesiones de un mantero. El facultativo ha afirmado ante el juez que nunca denunció los hechos y que no tenía intención de continuar con el procedimiento. En este tipo de delitos, sin acusación no hay causa. El juicio se ha dado por acabado en dos minutos con la absolución de Garganté.

Los hechos ocurrieron el pasado 23 de marzo. Garganté y un miembro del colectivo de apoyo a los manteros Tras la Manta –que también ha terminado absuelto– se acercaron al Centro de Atención Primaria Perecamps después de que se produjera una intervención de la Guardia Urbana de paisano, lo que provocó una desbandada. Uno de los vendedores ambulantes cayó al suelo y se lesionó.

Un guardia urbano grabó en vídeo la conversación entre el médico y Garganté, en la que supuestamente el concejal presionaba al facultativo para que cambiara su informe de lesiones del mantero. El médico ha negado que las palabras de Garganté fueran una coacción. "No tengo ningún interés en denunciar. Fue un asunto que él esperaba que yo pusiera una cosa en el informe médico que no era verdad. Y yo le dije que no", ha dicho ante el juez.

Al ser un delito leve de coacciones resultaba indispensable que el perjudicado –el médico– se ratificara en su denuncia para empezar el juicio, cosa que no ha sucedido. Sin denuncia, ni la Fiscalía ni los sindicatos de la Guardia Urbana de Barcelona que ejercían de acusación popular han podido acusar al concejal.

Varios urbanos de Barcelona se han concentrado a las puertas de la Ciutat de la Justícia para reclamar la dimisión del concejal. También han acudido manteros y miembros de la izquierda independentista. Se han vivido algunos momentos de tensión que no han ido a más.

"Hemos estado meses viviendo un montaje policial. La oposición y los medios de comunicación nos habían sentenciado y hoy el montaje policial se lleva una tremenda bofetada" ha afirmado Garganté, que ha salido de la Ciutat de la Justícia con el puño en alto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha