eldiario.es

Menú

La Junta difunde unos datos sobre listas de espera sanitarias imposibles de corroborar

El SESCAM publica una oleada de comunicados de prensa en los que anuncian que las listas de espera de todos los hospitales de la región han bajado.

No se puede comprobar lo que dice el SESCAM, mientras que los pocos datos que sí son contrastables señalan graves incongruencias.

- PUBLICIDAD -
SESCAM, sede central / Foto: Javier Robla

El Gobierno regional ha vapuleado a la ciudadanía durante diez días con comunicados de prensa acerca de los distintos hospitales y áreas integradas de salud en los que afirma haber reducido las listas de espera en todos los hospitales de Castilla-La Mancha, tanto en el año 2014 como en el último mes (de diciembre de 2014 a enero de 2015). Unos datos que son imposibles de comprobar, ya que todos los datos históricos de listas de espera del SESCAM han desaparecido. La Junta borra los datos del mes anterior, conforme se publican los datos del nuevo mes borran del sistema los del mes anterior. De tal manera que la única forma de poder comparar, más allá de estadísticas oficiales, es guardando las cifras antes de que sean borradas.

Por ello, hay pocos datos que se puedan comprobar, pero los que hay no se corresponden con los que publicita la Junta de Comunidades. Sobre el por qué no se publican los datos históricos del SESCAM, el gabinete de prensa indica que son características informáticas del sistema, que impiden que se guarden los datos. Por otro lado, los datos históricos sobre el paro registrado, datos macroeconómicos o estadísticas de cualquier tipo sí pueden ser consultados por el público (en todos los organismos, desde ministerios hasta datos locales).

Determinadas personas y medios de comunicación sí se han preocupado en guardar esos datos en vista de que serán borrados días después de publicarse. Con esos datos se puede comprobar que los datos que vienen dando esos comunicados de prensa, en los que en todos los centros bajan, según ellos, las listas de espera, no concuerdan.

Un ejemplo es Cuenca: allí  la lista de espera quirúrgica ha aumentado en 2014 en 86 personas (1.639 personas al final de 2013 por 1.725 al final de 2014). En Guadalajara, en sólo un mes, la lista de espera total hospitalaria ha crecido casi un 20%: en diciembre eran 7.390 personas esperando una operación, prueba o consulta mientras que ahora son 8.808 personas, 1.418 personas en solo un mes. Especialmente grave es la cifra de personas que esperan para una prueba diagnóstica, que se ha duplicado en un mes, pasando de 809 personas a 1.502 pacientes en solo 30 días.

Sobre el por qué de este aumento tan radical en solo un mes, el PSOE alcarreño mantiene una teoría y es que el Servicio regional de Salud ha guardado pacientes en lista de espera de diciembre sin contabilizarlos para poder hacer una estadística de 2014 diciendo que habían bajado las listas de espera. Es decir, que no se contabilizan nuevos pacientes en espera para no "estropear" el dato anual, y en enero una vez comienza un nuevo año se acumulan de golpe todos esos pacientes pendientes de algún servicio.

Aún así, los comunicados de prensa del Servicio de Salud dan cifras que no concuerdan. Por ejemplo el Gobierno regional celebra una reducción en 2014 del 80% de pacientes pendientes de operarse en Guadalajara, lo que dejaría una cifra de 200 personas. Sin embargo la cifra real a final de año (cifra del propio SESCAM) era de 2.500 personas.

Otras incongruencias se vienen dando con las cifras que publica el Servicio de Salud, siempre con retraso, en el caso de este mes por problemas en el servidor de Internet, achacados a un cambio de operador y de línea con Telefónica, y con la realidad está en las resonancias magnéticas. En Ciudad Real se ha contratado el camión que realiza 1.200 resonancias magnéticas, pero la lista de espera de pacientes es de 77. En Guadalajara, según los datos de la Junta, sólo hay siete personas pendientes de hacerse una resonancia; sin embargo a los pacientes que lo necesitan se les está dando cita en este servicio para dentro de seis meses.

Hay que destacar que ahora se vive una época de regularidad en la publicación de los datos médicos, ya que el SESCAM estuvo varios meses seguidos sin actualizar los datos. Solo ha habido 15 días de retraso en la publicación de los datos de enero. De hecho nunca se publicaron las cifras de agosto de 2014, por ejemplo, a pesar de ser obligatorio. De 2012 tampoco hay datos de la mitad de los meses, haciendo imposible comparar la evolución de aquel año.

En Ciudad Real los datos no se sostienen ni en tasa anual de 2014 ni en tasa mensual:  el hospital de Ciudad Real acumula la segunda mayor lista de espera de pacientes de toda su historia en enero de 2015. En enero del año pasado eran 5.016 personas en lista de espera, mientras que ahora son 12.457. En 2014 solo en 13 especialidades de las 46 que ofrece el centro ciudadrealeño bajó la lista de espera.

La evolución de la legislatura de Cospedal tampoco resulta cifras favorables, a pesar de lo que promueve el Gobierno regional. Por ejemplo en toda la provincia de Ciudad Real había 33.849 personas en listas de espera entre todos los centros en mayo de 2011 mientras que al final de 2014 eran 48.128, un aumento del 42% en la legislatura.

No obstante el Gobierno de Cospedal sigue manteniendo que los castellano-manchegos dan al servicio de salud regional una nota de "sobresaliente" según una encuesta que publicaron y de la que no han dado información de cómo se ha hecho, simplemente se atienen a que 9 de cada 10 ciudadanos está muy satisfecho con el actual servicio, sin más información.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha