eldiario.es

Menú

Caja Rural de Castilla-La Mancha agota su segunda emisión de cédulas hipotecarias

La entidad ponía a disposición de los mercados nacionales e internacionales 500 millones de euros. En 17 minutos se cubrió toda la oferta con peticiones valoradas en 1.815 millones de euros

Más de 100 inversores ejecutaron órdenes de compra "en firme". El 80% de ellos procede del extranjero, en concreto, de hasta 16 países distintos

- PUBLICIDAD -
Víctor Manuel Martín

Víctor Manuel Martín

La entidad financiera ha lanzado a primera hora de este miércoles una nueva emisión de cédulas hipotecarias, oferta que fue cubierta en tan sólo 17 minutos. Una hora después, explica la la Caja en un comunicado, la demanda  era casi de cuatro veces  la oferta existente, con unas peticiones al cierre de 1.815 millones de euros y con más de 100 inversores con órdenes de compra en firme. 

lo que, en opinión de la entidad, "certifica la confianza que los inversores nacionales e internacionales depositan en la solvencia, seguridad y solidez de Caja Rural Castilla-La Mancha".

Las condiciones de emisión

Estos títulos emitidos por la entidad forman parte de su programa de emisión y financiación para los próximos ejercicios, permitiendo distribuir vencimientos, contrapartes y tipos de interés. Las cédulas hipotecarias han sido emitidas con un vencimiento de 8 años, a un tipo de interés fijo referenciado a la curva 'swap' del momento más 0,53%. Los colocadores con los que ha trabajado la entidad castellano-manchega han sido DZ Bank, HSBC, Natixis, Banco Santander y Banco Cooperativo Español. La entidad valora de forma satisfactoria la financiación obtenida con tipos a ocho años, inferiores al 0,90% anual.

La Caja cuenta con un 'rating' institucional otorgado por la agencia Fitch, reafirmado en el mes de octubre de 2015 de BBB con perspectiva estable y no prevé variaciones en la calificación de Aa2 por parte de Moody’s, al encontrarse esta última emisión dentro del programa general de financiación de la entidad.

Inversores de 16 países

"La rápida adquisición de cédulas por parte de los  inversores demuestra igualmente la gran expectación e interés que despierta la entidad en los mercados nacionales e internacionales", aseguran desde la Caja y, explican, cerca del 80% del importe captado proviene de inversores internacionales radicados en 16 países distintos, Alemania, Austria, Francia, Reino Unido, Noruega, Suecia, Holanda, Finlandia, Bélgica, Italia, Chequia, Portugal, Eslovenia, Mónaco, Luxemburgo y España, y su tipología radica desde aseguradoras hasta entidades de depósito, gestores de activos e instituciones oficiales.

El director  general de Caja Rural Castilla-La Mancha, Víctor Manuel Martín, ha afirmado que “esta operación constituye una prueba inequívoca y palpable del buen hacer de nuestra política de prudencia y solvencia. Los mercados financieros han secundado ampliamente esta nueva emisión y valorado muy positivamente esta operación porque el perfil de riesgo de la entidad reúne un conjunto de características que le hacen muy apetecible en las circunstancias actuales. La operación refuerza nuestros ratios de liquidez, mejora la sensibilidad del valor económico del balance y contribuirá a nuestra firme apuesta por aportar riqueza, crecimiento económico y desarrollo a todo nuestro ámbito de actuación”.

La liquidez obtenida con esta emisión será utilizada en el área geográfica de negocio de la entidad y se destinará a los múltiples segmentos de clientes con los que se opera habitualmente, para conceder financiación al tejido productivo y ampliar la inversión dirigida al sector empresarial, sector primario, Administraciones Públicas y particulares, respondiendo así a su vocación de servicio y disponibilidad en atender las demandas de Castilla-La Mancha, Ávila y Madrid, zonas donde opera.

La primera emisión se lanzó en septiembre

Caja Rural Castilla-La Mancha llevó a cabo el pasado mes de septiembre su primera emisión de cédulas hipotecarias de la historia también con una operación de 500 millones de euros, en este caso,  a un plazo de seis años. En aquel momento, la agencia Moody’s calificó la emisión de Caja Rural Castilla-La Mancha con un rating Aa2 estable.

La entidad se convertía en el primer emisor de cédulas hipotecarias en España en conseguir  publicar el informe HTT (Harmonised Transparency Template) dentro de la iniciativa Cover Bond Label, lo que, explican, "corrobora el compromiso de la entidad financiera en la mejora de su transparencia tanto hacia los reguladores como los inversores nacionales e internacionales". Covered Bond Label es una iniciativa dirigida a la promoción de las mejores prácticas en los mercados de cédulas hipotecarias.

Con esta nueva operación, la cooperativa de crédito ratifica el cumplimiento de uno de los puntos clave de su plan estratégico: acudir a los mercados internacionales, con recurrencia y hacerse visible entre inversores cualificados "como una entidad solvente, moderna y con clara proyección de futuro".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha