eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Cinco cosas a saber para comprar en rebajas sin llevarte un disgusto

Ciertos hábitos de las tiendas, estando dentro de la legalidad, pueden inducir a confusiones en los compradores si no están debidamente clarificado. 

- PUBLICIDAD -
Imagen: losmininos

Imagen: losmininos

Es tiempo de rebajas veraniegas, este año con la polémica por el adelanto que han hecho las grandes superficies debido a sus intereses comerciales. Para muchos consumidores es una oportunidad ideal para hacerse con prendas y productos de calidad y de temporada que de otro modo no hubiesen podido adquirir.

Sin embargo, hay que ir con cuidado para no llevarse finalmente un disgusto, pues la ley permite ciertas políticas excepcionales en estos periodos comerciales que si no son debidamente informadas, pueden llevar a confusiones e incluso engaños. Para estar sobre aviso de cuáles son nuestros derechos, lo mejor es estar informados respecto a lo que atenernos cuando vamos a comprar en época de rebajas.

1. Las tiendas no tienen por qué aceptar devoluciones

Realmente es así: están en su derecho de no aceptarlas por una prenda y si lo hacen es por políticas comerciales. Los comercios solo estará obligados a aceptar una devolución en caso de un producto defectuoso, roto o manchado, o bien si lo hemos comprado en rebajas por internet, con lo que la ley nos da un periodo de desistimiento de 14 días para devolverlo.

Fuera de estos casos, una prenda rebajada no presenta derecho de devolución. Sin embargo, en la etiqueta del producto debe haberse eliminado cualquier referencia a devoluciones -habituales en la temporada normal- que induzca a error. En caso de no ser así -es decir que la etiqueta indique que sí se aceptan devoluciones-, nos quejaremos en el libro de reclamaciones e incluso podemos exigir la resolución del contrato y que nos devuelvan el dinero.

2. Si las aceptan, igual no te devuelven el dinero

Puede ser que en lugar del dinero, y en caso de devolución, el vendedor nos dé un vale por el importe del dinero y con una vigencia determinada, normalmente de tres a seis meses. Es perfectamente legal y deberemos aceptarlo. Ahora bien, el vale sirve tanto para el periodo de rebajas como para la temporada normal, pues el dinero no presenta rebajas; no debemos permitir que nos lo rechacen.

Lo mejor es que antes de pagar por ninguna pieza preguntemos por la política de la tienda tanto respecto a las devoluciones como al uso de vales como moneda compensatoria. También por las condiciones de arreglos y ajustes en prendas, pues algunas tiendas consideran que en casi de tener que hacerlos, la rebaja pierde su validez y quieren cobrar precios iniciales.

3. No siempre te dejarán pagar con tarjeta

En efecto, en el caso de una prenda o producto rebajado nos podemos encontrar con que no nos permiten pagarlo con tarjeta de crédito y nos exigen efectivo. La ley lo permite y no nos quedará otra que ir al cajero y sacar billetes. Ahora bien, el comercio debe informar explícita y claramente de este hecho en el producto o a la entrada del establecimiento y de un modo visible. Si no nos aceptan la tarjeta pero no se informa en ningún lado, pidamos el libro de reclamaciones y escribamos una queja.

4. Pueden venderte piezas defectuosas

Siempre que así lo indique el comercio y lo especifique claramente en el espacio dedicado a ellos, puede vendernos prendas y productos defectuosos. Muchos establecimientos, que venden a precios inferiores al resto de las rebajas. Es legal, pero debemos tener conocimiento explícito de ello, es decir ser debidamente informados. Por descontado, por estas piezas no podremos exigir devolución en caso de que las compremos.

5. Pueden venderte prendas sin rebajar

En las rebajas puede estar en la misma tienda la ropa o productos de la antigua temporada junto con la que está rebajada, pero debe estar indicado qué colección pertenece a cada rango de precios, de modo que las podamos distinguir de un modo inequívoco. Además, en las prendas rebajadas deberá figurar tanto el precio original como el rebajado, o bien el porcentaje que se rebaja, para así evitar que compremos un producto nuevo creyendo que es rebajado.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Si no te quieres perder ningunodenuestrosartículos, suscríbete a nuestros boletines

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha