eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

UPyD rompe la negociación sobre el presupuesto asturiano

La formación traslada al parlamento el debate sobre las cuentas regionales de 2014

El ejecutivo asturiano asegura que se levantaron de la reunión "sin revisar la documentación ni examinar las cifras"

Dolores de Cospedal desaconseja al PP mantener la estrategia de pedir elecciones anticipadas y descarta alianzas con Foro mientras defienda "intereses particulares"

- PUBLICIDAD -
Javier Fernández, preside el Consejo de Gobierno tras la ruptura, con la consejera de Hacienda a su izquierda

Javier Fernández preside el Consejo de Gobierno tras la ruptura con la consejera de Hacienda a su izquierda

UPyD ha roto la negociación de los presupuestos para 2014 con el PSOE. Tras el plantón que la formación magenta dio a los socialistas en la reunión del martes, el Gobierno del Principado de Asturias ha salido a escena para preguntarse si un responsable político con sentido común puede desear que Asturias no tenga presupuesto. Ahora todas las posibilidades se centran en la negociación con IU, en la que estará presente el presidente Javier Fernández.

El presidente del Gobierno de Asturias ya sabía que la gobernabilidad se le pondría cuesta arriba desde el mismo momento en que Rosa Díez denunció el pacto de legislatura por la negativa de los socialistas a aprobar la reforma de la Ley Electoral sin una mayoría reforzada. Sin embargo, el PSOE mantenía la puerta abierta a un acuerdo tras las declaraciones del diputado Ignacio Prendes llamando a separar reforma electoral de presupuestos.

Prendes ha dejado la decisión en manos del partido, que aparca una toma de postura hasta el momento en el que las cuentas regionales entren en el Parlamento asturiano. Es ese el escenario en el que UPyD ha enmarcado la discusión presupuestaria. Para el ejecutivo asturiano la postura del partido de Rosa Díez “está injustificada”.

UPyD se escuda en que “el flujo de información no era el adecuado. Les teníamos que sacar los datos con sacacorchos. Queda muy poco tiempo, no estamos satisfechos con lo que nos han enviado y hemos perdido la poca confianza que teníamos”. El ejecutivo asegura que esas declaraciones “están injustificadas. Se levantaron de la reunión sin revisar la documentación, sin examinar los números y las propuestas del Gobierno de Asturias de las que habla el presupuesto”.

Horas antes del encuentro, los socialistas habían remitido el borrador de las cuentas con el que trabaja la Consejería de Hacienda y la ejecución presupuestaria de 2013.  La tardanza enfadó a UPyD que, según dicen, esperaba los datos durante el fin de semana. Ahora, la incógnita que queda por despejar es si el partido de Rosa Díez apoyará la enmienda a la totalidad que, con toda seguridad,  presentarán los grupos de la derecha parlamentaria asturiana, PP y Foro.

De ser así, la prórroga presupuestaria está servida. Algo que el presidente del Gobierno, Javier Fernández, considera muy perjudicial para Asturias, porque significará encadenar dos prórrogas, ya que la del 2015 esta garantiza por ser año electoral.

IU continúa negociando

De momento, Izquierda Unida mantiene una posición negociadora y deja solo a Prendes. “IU no se ve siguiendo a UPyD”, dijo su portavoz en la Junta General, Ángel González. Los socialistas necesitan el respaldo de la formación de Cayo Lara y de la abstención del PP para tener presupuestos. De momento, todo está abierto y depende de la cintura negociadora del PSOE.

En el contacto que mantuvo el PSOE el lunes con IU hubo acercamiento entre las dos fuerzas políticas. No ocurrió lo mismo con la primera reunión con UPyD el viernes. La sensación que dejaron los portavoces de UPyD es que “si pudieran, no apoyarían los presupuestos”. No se descarta, sin embargo, que esa decisión los coloque en una posición complicada ante la presión de la sociedad civil.

Al PSOE le preocupa una italianización de la política asturiana, con formaciones personalistas, cinco fuerzas políticas para 45 diputados y una comunidad ingobernable

La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, también se ha sumado a estas horas de desconcierto, con su visita a Asturias para participar en la Junta Directiva de los populares asturianos. Cospedal se posicionó en la misma línea que el presidente de Asturias de no convocar nuevas elecciones, desbaratando la línea de oposición marcada por la portavoz asturiana popular, Mercedes Fernández, que el pasado viernes exigía al presidente comicios.

Javier Fernández anima al PP a encabezar una moción de censura de los partidos de derechas, aunque para llevarla a buen fin necesitan del respaldo de UPyD. En este sentido, Cospedal se limita a situar la pelota en el tejado de Álvarez Cascos.

Sin nombrar al que fuera secretario general de los populares, Cospedal asegura que “son los que han antepuesto o anteponen intereses personales los que tienen que explicar cuál es su posición. El bienestar de los ciudadanos está por encima de lo que quiera un político en concreto”.

A los socialistas les preocupa lo que está ocurriendo en Asturias y el rumbo que están tomando los acontecimientos con formaciones con proyectos personalistas que pueden desembocar en una italianización de la política asturiana. Cinco fuerzas políticas para 45 diputados y una comunidad autónoma ingobernable.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha