eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El Centro Canalejas, el "nuevo buque insignia" arquitectónico de Madrid

- PUBLICIDAD -
El Centro Canalejas, el "nuevo buque insignia" arquitectónico de Madrid

El Centro Canalejas, el "nuevo buque insignia" arquitectónico de Madrid

El Centro Canalejas, junto al kilómetro cero de Madrid, será el "nuevo buque insignia" de la ciudad, un proyecto sofisticado y complejo en su ejecución arquitectónica que albergará uno de los mejores hoteles del mundo y que ha priorizado la conservación del patrimonio histórico artístico.

El arquitecto Carlos Lamela, encargado del proyecto arquitectónico del Centro Canalejas de Madrid (CCM), ha explicado hoy junto a los responsables de Inmobiliaria Espacio, empresa encargada de la gestión técnica, José Antonio Fernández Gallar; y de OHL Desarrollos, Francisco J. Meliá, los pormenores de este edificio, que tiene previsto abrir sus puertas a principios de 2019.

El Centro Canalejas supondrá, ha asegurado Lamela, "un antes y un después" para el centro de Madrid, un edificio de uso mixto que ocupará 50.000 metros cuadrados en el corazón de la capital y que contará con el primer hotel de la cadena Four Seasons en España.

La conservación de las fachadas de los siete edificios existentes que engloba el proyecto, alguno de ellos de principios del siglo XIX, ha sido uno de los retos arquitectónicos a la hora de crear un complejo único, para el que se han recuperado además 16.700 piezas del patrimonio histórico artístico existente.

Una labor de conservación de elementos como capiteles, celosías, vidrieras, carpinterías y mármoles que ha supuesto una inversión de más de 7 millones de euros y en la que han intervenido artesanos y documentalistas: "nunca se había hecho en España y pocas veces en el mundo un plan de protección tan exhaustivo", ha explicado el arquitecto, que ha destacado la colaboración del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

Junto a la conservación del patrimonio existente, el proyecto se enfrentaba a la complejidad que suponía realizar un edificio "híbrido" ya que, además del hotel, con tres plantas y 200 habitaciones, el complejo contará con 400 plazas de aparcamiento y 22 viviendas de lujo, que saldrán a la venta con precios entorno a los 13.000 euros el metro cuadrado.

El Centro Canalejas albergará también una galería comercial de unos 15.000 metros cuadrados en tres plantas, dos de ellas dedicadas a tiendas de moda de lujo y otra gastronómica, zona para la que proyectan un espacio similar al Mercado de San Miguel.

Una intervención arquitectónica del nivel de las acometidas en ciudades como Berlín, París, Hamburgo o Londres y que convertirá este complejo "en un lugar de encuentro y un espacio abierto para los ciudadanos", ha considerado Lamela.

Además, el arquitecto ha destacado que era importante contar con un hotel como el Four Seasons en Madrid y ha recordado que en durante todo el siglo XX sólo se construyeron seis grandes establecimientos de este tipo en Madrid.

El proyecto, promovido por el Grupo Villar Mir, OHL Desarrollos y Mohari Limited, supone una inversión de 525 millones de euros y 4.800 puestos de trabajos.

José Antonio Fernández Gallar ha explicado las complejas obras de ingeniería que han sido necesarias para acometer la ejecución de las obras, que han incluido la demolición de la estructura conservando las fachadas y su reconstrucción.

Francisco J. Meliá, consejero delegado de Centro Canalejas Madrid, se ha mostrado convencido de que este proyecto se convertirá en un icono para la ciudad ya que irá acompañado de una reordenación del entorno urbano para mejorar la movilidad de los peatones, favorecer el uso de la bicicleta.

Así, ha indicado, se reducirá la contaminación acústica y la emisión de gases por la disminución de la intensidad del tráfico y se modernizará el aparcamiento subterráneo de la zona, el más antiguo de la ciudad.

Meliá ha recordado que los históricos edificios incluidos en el complejo llevaban años en desuso, tras el traslado de las oficinas centrales del Banco Santander, y estaban sometidos a un progresivo deterioro.

De estos edificios se conservarán también espacios tan singulares como el antiguo patio de operaciones del Banco Español de Crédito, que pasará a ser el "lobby" del hotel, o la que fue la sala del lectura del Casino de Madrid, que se convertirá en la "suite real" del hotel, con una extensión de 400 metros cuadrados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha