eldiario.es

Esteban Crespo evoca la intensidad errática del amor adolescente en "Amar"

- PUBLICIDAD -
Esteban Crespo evoca la intensidad errática del amor adolescente en "Amar"

Esteban Crespo evoca la intensidad errática del amor adolescente en "Amar"

Esteban Crespo, nominado al Óscar por su corto "Aquel no era yo" (2012), recrea la intensidad errática del amor adolescente en su ópera prima, "Amar", presentada hoy en la sección oficial del Festival de Cine de Málaga.

La película pretende ser una historia de amor y a la vez de "camino a la madurez" de dos chavales de 18 años absorbidos por su relación pero que deben lidiar con la familia, con factores sociales y con sus propios miedos, según ha explicado el director en rueda de prensa.

"Me interesaba la locura, la manera de vivir todo como si te fuera la vida en ello, el no saber gestionar", ha señalado Crespo, que dice haber buscado sobre todo "crear sensaciones de recuerdo en el espectador, para que pueda sentir esos momentos aunque no los viviera exactamente así".

Los encargados de poner rostro a ese amor son Pol Monem (Carlos), que comenzó su carrera en papeles secundarios en "Elisa K" o "Los niños salvajes", y María Pedraza (Laura), modelo, bailarina y un fenómeno en Instagram, sin experiencia previa ante las cámaras.

Crespo ha explicado que descubrió a Pedraza cuando estaba documentándose en las redes sociales para conocer las pautas de relación de los adolescentes actuales, ya que el primer guion de la película lo escribió hace 15 años y necesitaba ponerlo al día.

De hecho, y ante la dificultad de rodar su primer largo, Crespo ya había llevado un par de tramas de la película a dos cortos: "Siempre quise trabajar en una fábrica" (2004) y "Amar" (2004).

Crespo ha admitido, a preguntas de los periodistas, que la relación que ha construido en pantalla tiene "un punto tóxico".

"El primer amor es el que te enseña a amar, cometes todos los errores del mundo, no estás preparado. Por eso siempre sale mal", ha subrayado.

Monem ha añadido a eso que la adolescencia es una etapa en la que se sufren muchas inseguridades, lo que tampoco ayuda. "El amor sano es dejar espacio al otro, pero en el primer amor esas líneas no están claras y la pasión y los sentimientos están a flor de piel", ha declarado.

Sobre las escenas de sexo, abundantes y atrevidas, Monem y Pedraza han explicado que trabajaron mucho la confianza previa, por lo que el rodaje fue fácil y relajado.

En el reparto de la película están también Natalia Tena y Nacho Fresneda, como padres de ella, Greta Fernández y Gustavo Salmerón -protagonista del corto que compitió en los Oscar-, entre otros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha