eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La Fundación Martín Chirino, un centro del arte de vanguardia universal

- PUBLICIDAD -
La Fundación Martín Chirino, un centro del arte de vanguardia universal

La Fundación Martín Chirino, un centro del arte de vanguardia universal

Jesús María Castaño, director de la Fundación Martín Chirino, impulsará un proyecto de cultura en Canarias que, al igual que la obra del escultor, vaya de "lo particular a lo universal" y reúna a los más importantes pensadores y críticos de Europa y Norteamérica en torno al arte.

"La meta o procedimiento que nos marca Chirino es trabajar por y para la excelencia, independientemente de las dimensiones de los proyectos a desarrollar", ha explicado a EFE Jesús María Castaño (Madrid 1969) asistente de Chirino desde hace casi veinte años, consultor de arte, licenciado en Historia del Arte y Antropología y en Derecho, Gestor Cultural y comisario y coordinador de muchas de las exposiciones del escultor.

Coleccionista apasionado, si tuviera que elegir una de las 25 obras que se expondrán en la Fundación Arte y Pensamiento Martín Chirino, que se inaugura el próximo día 28 en el Castillo de la Luz de Las Palmas de Gran Canaria, optaría por una "Herramienta poética e inútil", que se exhibe colgada del techo, o por los "Homenajes a Marinetti". "Me conmueve ver cómo con ellos dibuja el espacio con una línea de hierro pesado que convierte en ingrávido".

Como punto de partida, la Fundación nace, precisa el director, con la pretensión de contextualizar la obra de Martín Chirino y su conexión con las vanguardias y movimientos contemporáneos universales y sus profundas raíces insulares. Por tratarse de una Fundación de autor, el nexo que una o aglutine todos los proyectos será el legado artístico, el pensamiento y filosofía del artista.

"Menos es más", leitmotiv de Martin Chirino en su creación artística, guiará también la actividad de la Fundación. "La sala polivalente con la que cuenta la Fundación es de dimensiones reducidas -señala el director- y a la hora de proyectar una exposición estaremos pendientes de esta máxima del maestro,"less is more", es decir, exposiciones de dimensiones reducidas, pero a partir de tesis muy sustanciosas y de amplio alcance".

La Fundación quiere "contar con especialistas de Arte para hablar de contemporaneidad y su imbricación en la tradición, junto a importantes críticos europeos y norteamericanos, ya que la obra de Chirino se encuentra en muchos museos internacionales."

Otra línea de actuación es dar cabida a la tradición canaria en la que Martin Chirino se inserta a partir de su emblemática espiral. "Abordaremos el diálogo del escultor con importantes hitos del arte canario, como el Modernismo de Néstor Martín Fernández de la Torre y las vanguardias con Eduardo Westerdahl como teórico y Óscar Domínguez como pintor emblemático, que propició, desde su estancia en París, el viaje de Bretón y la llegada de los surrealistas a Canarias".

También se estudiará su relación con la importante Escuela de Arte Luján Pérez, que propició la corriente del indigenismo, uno de cuyos máximos exponentes fue el desaparecido Jorge Oramas, o Plácido Fleitas, cuya obra se está exponiendo ahora en Las Palmas, y que fue gran amigo de Martín Chirino.

Y no faltarán debates en torno al arte contemporáneo de la generación de Martín Chirino: Manolo Millares, el poeta Manuel Padorno, uno de los más íntimos amigos de juventud de Chirino y artistas importantes, como César Manrique, Pepe Dámaso, y otros.

Jesús María Castaño no teme por la continuidad del proyecto, a pesar de las dificultades de museos como el Chillida Leku o el Espacio Torner. "Son momentos muy delicados en la economía, pero aunando voluntades y buen hacer no hay que tener miedo a la sostenibilidad del proyecto, por encima de los números".

La continuidad la garantizará, en su opinión, su propio éxito y la capacidad de conexión y empatía con la sociedad.

¿Es más necesario el debate en el arte de hoy?. "El arte es fruto de la colectividad; darle la espalda es negar a esa parte de la sociedad involucrada en su desarrollo. Desde que surgió la teoría y crítica del arte, el arte ha necesitado sostenerse a través de estos debates y plataformas de pensamiento, necesarias para contextualizarlo y crear el documento que le dé soporte".

El legado documental y la biblioteca de Martín Chirino se conservarán también en la Fundación.

La fragua del escultor, siempre ardiente, según sus palabras, seguirá en Valyunque, su casa-taller cercana a Madrid. "Cada vez que muestro a amigos, coleccionistas y curiosos el taller de Martín Chirino, lo suelo presentar como "el lugar del milagro". Aunque sea su taller, los que cuidamos de él, intentamos convertirlo en un espacio de culto, casi sagrado, en algo reservado y pulcro, a pesar de estar lleno de hollín."

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha