eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Jerez exporta a la Berlinale el misterio de sus vinos en un "thriller" enológico

- PUBLICIDAD -
Jerez exporta a la Berlinale el misterio de sus vinos en un "thriller" enológico

Jerez exporta a la Berlinale el misterio de sus vinos en un "thriller" enológico

Jerez exporta a la Berlinale el maravilloso mundo de sus vinos, desconocido para muchos, con el estreno hoy del "thriller" enológico "Jerez & El misterio del Palo Cortado", firmado por el cineasta José Luis López Linares.

Según explica el productor del documental, Antonio Saura, en entrevista a Efe, "esto es un viaje personal de José Luis adentrándose en la antropología, en los sueños, en los misterios de una ciudad que es muy complicada" y que daría para diez reportajes, dice.

"La verdad es que fue producto de un enamoramiento. El vino nos gusta mucho. Entonces bajamos a Jerez y nos enseñaron un mundo de vino que no conocíamos. Al descubrirlo, dijimos: 'Esto es una maravilla, hay que contarlo'", precisa López.

El Consejo Regulador de Jerez califica el Palo Cortado, que da título al documental y cuyo misterio trata de entender López Linares, de "vino de gran complejidad que conjuga la delicadeza aromática del amontillado y la corpulencia en el paladar del oloroso".

Según el director del filme, que se proyecta dentro de la sección Cine Culinario, "el Palo Cortado es un vino que está lleno de opiniones contrapuestas", es decir, "no está muy definido".

"Sin embargo tiene mucha fuerza, es un vino con mucha personalidad, muy especial, como ningún otro vino, y nadie se pone de acuerdo en lo que es", ni las mismas bodegas, dice el cineasta para explicar el calificativo de "thriller" enológico.

Respecto a su elaboración, agrega, unos dicen que no se puede hacer, "que sólo sucede, que sólo aparece con determinadas condiciones", mientras otros afirman que sí, lo cual sirve para darse cuenta de la "complejidad" y el "misterio" del Jerez.

"El Palo Cortado es el vino que tiene más nombre ahora, porque además tiene esta fascinación, pero hay unos olorosos y unos amontillados también de quitar el hipo", señala Saura para no quitar protagonismo a los otros vinos de Jerez, mientras López Linares apunta que "cada vino tiene su hora".

Lo "sorprendente" del vino de Jerez, aparte de ser "delicioso" y de una "tan laboriosa elaboración", agrega Saura, es que sea "tan accesible para el consumidor".

No obstante, el vino de Jerez sigue siendo el gran desconocido, "por muchas causas que se suman unas a otras", afirma López Linares.

Según unos, la culpa es de los jerezanos, que no han sabido hacer las cosas bien, señala el director.

"Desde luego, sus campañas de márquetin tradicionales han sido un desastre. Decían que la manzanilla no se podía beber fuera de Sanlúcar", afirma.

Además, "beberlo en esas copitas tan pequeñas para diferenciarse, hace que se pierda toda la nariz del vino" y "ha destrozado la posibilidad de tomarlo comiendo".

También los momentos de gran expansión, con una gran demanda que llevó a bajar las calidades y la bajada de precios debido a la competencia, son un motivo para que los vinos de Jerez murieran de éxito, interviene Saura, que se congratula de que esté volviendo "el Jerez de calidad".

Cuenta el productor que tras el documental "El pollo, el pez y el cangrejo real" (2008), protagonizado por el chef Jesús Almagro, querían hacer otro documental de gastronomía para el que buscaban un "gran personaje".

"Ese personaje lo encontramos en Jerez", donde "encontramos un mundo extraordinario de historias, de leyenda, de misterio y un vino maravilloso", precisa, al tiempo que subraya que, como explicaron a los bodegueros tras rodar el documental, quisieron unirse a la historia de Jerez y "ser un poco los embajadores".

Para López Linares, parecía algo "muy complicado", pues en su anterior documental gastronómico tenían un personaje a quien seguir, mientras que en su "thriller" enológico, había una "especie de collage" al que había que darle "coherencia y ritmo".

El "gran reto" en este documental fue precisamente la imposibilidad de trasmitir sentidos como el olor y el gusto.

De ahí, "la cosa un poco poliédrica del documental", dice Saura, que agrega entre risas que una bodega les planteó "echar perfume de Palo Cortado en la sala", para que "ese aroma de catedral, de vino anciano, de años", esté presente durante la proyección.

"En esta película sí que sería posible el odorama", afirma López Linares, "pero el gustorama no", replica Saura.

Tras la proyección hoy del documental, el chef Paco Pérez, distinguido con cinco estrellas michelín, ofrecerá un menú inspirado en el film y maridado con siete jereces, avanza Saura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha