eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Nathalie Poza: "Salir en una película de Almodóvar no te garantiza nada"

- PUBLICIDAD -
Nathalie Poza: "Salir en una película de Almodóvar no te garantiza nada"

Nathalie Poza: "Salir en una película de Almodóvar no te garantiza nada"

Tras su aparición en "Julieta", la actriz Nathalie Poza asegura que formar parte del reparto de una cinta de Almodóvar es un honor pero no te garantiza nada, aunque en estos momentos no le falten proyectos.

"Es maravillo estar en una película que se ve y se comenta en todas las partes del mundo y en la que tú tienes una secuencia", explica Nathalie Poza (Madrid, 1972) en relación a su aparición en "Julieta", en una conversación con periodistas con motivo del rodaje de la serie "La Catedral del Mar" en Sos del Rey Católico (Zaragoza).

La madrileña reconoce que "que Pedro venga a verte y te de un papel" le hizo pensar "vale, no voy tan mal" y que supuso "una inyección de entusiasmo".

Aunque, recalca, no lo está notando especialmente y no es ninguna garantía ya que la ficción vive un momento complicado y hay muchos compañeros en el paro. "A veces no sabemos si vamos a trabajar al mes que viene", insiste.

De momento, se encuentra en la recta final del rodaje de la adaptación televisiva de la célebre novela de Ildefonso Falcones, "La Catedral del Mar", que estrenará Antena 3 y de la que el canal Netflix ha adquirido los derechos a nivel internacional.

"Estamos en una producción más ambiciosa. A veces hay que ir a toma, hay que ir muy deprisa, es un reto como actores", apunta Poza, aunque reconoce que no está muy pendiente de los presupuestos o de la audiencia. "Creo que los actores no podemos, nos distrae de nuestro trabajo", añade.

En su opinión, en televisión se va demasiado deprisa, "nos está comiendo la presión de las cadenas, la competencia y el emitir rápidamente" y confiesa tener "cierta nostalgia de otro tiempo".

"Me ha tocado aprender a mover el ratón cuando no me daba la gana y ahora resulta que tengo que estar en Twitter y no quiero. Estoy siempre a punto de quitarme. Son tiempos convulsos y puede que de esto salgan cambios interesantes", vaticina.

Aunque reconoce que no todo tiempo pasado fue mejor, en relación al siglo XIV en el que se desarrolla la serie y su personaje que, violada por el señor de las tierras que ejerce con ella el derecho de pernada el día de su boda, se ve abocada a dedicarse a la prostitución.

"Todavía hay mujeres que cuando son violadas son repudiadas por la sociedad. Está pasando en África y pasaba aquí también hace unos cuantos siglos. Aunque estemos contando un cuentito, no estamos tan lejos", añade.

Su personaje debe renunciar a su hijo con la esperanza de que encuentre un futuro mejor por lo que "vive mucho en solitario", lamenta la actriz, que explica que incluso en escenas con Aitor Luna (el personaje principal y su hijo en la ficción) nunca puede mirarlo a la cara. Y eso "es lo más bonito del personaje, todo lo que le duele le hace más fuerte".

"Es una mujer que sacrifica todo por que su hijo esté bien. Ni siquiera necesita decirle soy tu madre, dame un abrazo. Me parece de una generosidad que yo no sé si tengo. Se lo robo a ella y se la entrego también", señala.

En cuanto al tema de la edad de su personaje, que va envejeciendo según avanza la ficción, dice no sentirse preocupada. "En algún plano tengo sesenta y algo. Cuando lo leí por primera vez pensé, me la acaban de plantar como un jarro de agua fría", bromea la actriz de cuarenta y cuatro años.

Poza, que coge el testigo en la serie a la actriz Natalia de Molina que interpreta el papel de la madre del protagonista en su juventud, explica que es "un gustazo". "Lo primero porque me gusta mucho esa actriz y luego porque ya nos toca. Ojalá me pueda hacer todas las abuelas de la ficción española", sostiene riendo.

De momento, la actriz pone las miras en el nuevo proyecto teatral del director Andrés Lima que gira en torno a la muerte, Shakespeare y la comedia.

A ella, el teatro le brinda más libertad. "Cuando haces una película, el montaje final es del director. Aquí, hasta que no se vea la serie yo no tengo esa comunión, no sé lo que puede pasar", explica en relación a "La Catedral del Mar".

Sin embargo, en teatro, "una vez que se abre el telón lo controlas tú, tú y el público estáis unidos y cada día es diferente. Es muy hermoso y poderoso, se puede cambiar el mundo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha