eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

ENTREVISTA |Saint Etienne

"Mucha de la música en lo alto de las listas suena como la de los 90"

Este miércoles 31 de mayo se publica Home Counties, noveno álbum de una de las formaciones clásicas del pop británico: Saint Etienne

El mismo día, la banda presenta el disco en directo en una de las primeras jornadas del festival Primavera Sound en Barcelona

"En los Home Counties siguen creyendo en la idea de Inglaterra de John Major"

- PUBLICIDAD -
Saint Ettiene / Foto: Paul Kelly

Saint Ettiene / Foto: Paul Kelly

Con el nombre de “Home Counties” los británicos se refieren a aquellos condados del Este y Sudeste de Inglaterra que rodean Londres: Surrey, Kent, Essex y Middlesex, aunque algunos consideran que también formarían parte de esa misma categoría Hertfordshire, Buckinghamshire, Berkshire y Sussex. En los Home Counties se localizan las principales fortunas nacionales y, en líneas generales, existe un alto nivel de vida en comparación con otras áreas del país. En consonancia, el Partido Conservador tiene en ese área -Londres al margen- su principal semillero de votos.

Los tres componentes de Saint Etienne -Sarah Cracknell, Bob Stanley y Pete Wiggs- nacieron y crecieron en los Home Counties y, visto con la perspectiva que da el paso del tiempo, reconocen que el insoportable tedio que les rodeaba en los años adolescentes tuvo mucho que ver con su decisión de dedicarse a la música. Ahora la banda, que recientemente cumplía veinticinco años de actividad con Sarah al frente, pasa revista a aquel tiempo en su noveno álbum, bautizado precisamente Home Counties y en el que sacan a pasear su cara más mordaz: en esta nueva colección de canciones se recuerda el poltergeist de Enfield, imaginan cómo hubiera sido la vida de David Jones si no se hubiera convertido en Bowie y reinventan la línea ferroviaria de la zona en clave pop.

Al otro lado del teléfono se encuentra una Sarah Cracknell que vuelve a hacer gala de la amabilidad y simpatía que siempre han caracterizado a esta dama del pop. Creció en una zona residencial a las afueras de Windsor, en un ambiente a medio camino de la bohemia y y la aristocracia cultural británica: su madre, Julie Samuel, era actriz y su padre, Derek Cracknell, asistente de Dirección de Stanley Kubrick. Con el tiempo de alguna forma Sarah ha terminado reproduciendo ese ambiente familiar: en 2004 se casó con uno de los directores de su sello, Heavenly Recordings & Films, con quien ha tenido dos hijos. En un momento dado abandonó su querido Londres para encontrar refugio en una casa en el campo en el condado de Oxfordshire, desde donde atiende la llamada .

Hace referencia a los Home Counties como representantes del ideal británico tal y como lo había imaginado John Major.

Sí. El disco supone un retorno por parte de Bob, Pete y mío a nuestros años de adolescencia en esos condados que rodean Londres, a nuestra visión de entonces como lugares terriblemente aburridos en los que no había nada que hacer. Crecimos allí hasta que tuvimos nuestra primera oportunidad para irnos a Londres, que veíamos como un imán, el lugar en que ocurría todo lo que nos interesaba. Me marché a Londres con 17 años, y viví allí mucho tiempo. Sin embargo con los años también he terminado huyendo de Londres, y me he vuelto al campo, a Oxfordshire.

Cuando empezamos a rememorar nuestros años de adolescencia en los Home Counties, de cara al disco, empezamos a darnos cuenta de todo lo bueno que tuvo crecer allí, algo que desde luego no percibíamos en aquel tiempo. La parte divertida e interesante de todo aquello.

Usted creció en Windsor, ¿cierto? Recuerdo pasar allí un verano en 1989, más o menos en el momento en el que se sitúan estas canciones y la impresión era de una zona en la que se respiraba riqueza. Y una comunidad aparentemente perfecta.

Sí, es cierto. Es una zona con buena calidad de vida y los precios han ido subiendo cada vez más con los años. Pero en Windsor, cuando yo era adolescente, todo resultaba increíblemente aburrido. No había nada que hacer, hasta el cine había cerrado. Precisamente porque no había nada que hacer, no había más remedio que utilizar tu imaginación y creatividad. Muchísimos amigos de mi adolescencia terminaron haciendo cosas muy interesantes y creativas por ese motivo.

¿Cuál es la imagen de los Home Counties que se muestra en el disco?

Puede que no tanto una parodia, pero sí hemos buscado la parte divertida e irónica de aquello. Al mismo tiempo también hay una visión hermosa. Por ejemplo, la arquitectura de la época era realmente fea, pero al verla con los ojos actuales casi puede llegar a gustarte, tiene cierta frescura [risas]. Desde luego la visión que ofrecemos ahora es más divertida que la que teníamos cuando nos marchamos.

Al comparar esos recuerdos con el presente, ¿cuáles diría que han sido los cambios más relevantes en esas comunidades del sur y el sureste de Inglaterra?

[Murmura] Mucho mejor que los cambios que van a llegar con el Brexit… Para ser sincera, Windsor era una zona en la que no había multiculturalidad, para nada. Recuerdo a la primera familia de color, que procedía del Caribe, mudándose a Old Windsor, que era más concretamente la zona en la que yo vivía. Recuerdo una escena, ayudando a una mujer de color en el autobús que viajaba con su niño pequeño y muchísimas bolsas de la compra , y todo el mundo mirando con curiosidad. Yo tendría trece años más o menos en aquel momento. Así que sí, ahora la zona es muchísimo más multicultural, aunque políticamente creo que la mayoría de la gente piensa más o menos igual, con una mayoría clara de derechas.

¿Todavía creen en esa Inglaterra ideal que soñó Major o han perdido la fe?

Hmmmm… No lo sé. Yo vivo ahora en un pequeño pueblo en Oxfordshire en el que hay cierta mezcla. En realidad es difícil hacer ese juicio porque tiendo a tener amigos con un pensamiento de izquierdas. Pero creo que esa idea de la que hablas no ha cambiado demasiado en los Home Counties, probablemente sigan pensando de forma bastante parecida.

Este disco de alguna forma abarca casi todos los estilos que Saint Etienne han practicado durante veinticinco años. ¿Se debe tal vez a que las canciones están condicionadas a cada una de las historias que se cuentan?

No creo que haya sido una decisión deliberada. Como consecuencia del 25º aniversario estuvimos tocando nuestro primer álbum, Foxbase Alpha, en directo, que era un trabajo estilísticamente muy variado. Así que a la hora de hacer las nuevas canciones, creo que de alguna manera eso nos influyó sin apenas darnos cuenta. Esa puede ser parte de la explicación. Pero al mismo tiempo este disco lo hemos hecho muy rápido: yo iba a ideas que se me ocurrían hablando con amigos, Pete lo mismo... Así que de alguna forma el origen de muchas de las canciones proviene de fuera del grupo.

Es un álbum más relajado, con menos canciones bailables que de costumbre. Hace un tiempo Stephen Morris de New Order me habló de lo absurdo que puede llegar a ser hacer música de club cuando vives con tu familia en una granja, totalmente alejado de esa escena. Supongo que a ustedes les pasa algo parecido a estas alturas.

Bueno, suelo escuchar música de club mientras cocino, pero lo cierto es que hace tiempo que no piso una discoteca. Posiblemente de los tres Pete sea el que todavía esté más conectado con esa escena, él hace un programa de radio en el que pincha mayormente música de baile. De hecho cuando hacemos un remix solemos acercarnos los tres a su casa y dejarle el mando de las operaciones. De todas formas en Reino Unido muchas radios programan garage, hip hop y grime, y yo suelo escuchar las cosas nuevas que van saliendo ahí. Últimamente mucha de la música que está en lo alto de las listas suena muy parecida a la música de principios y mediados de los noventa, y a mí me gusta bastante, la verdad.

¿Cuál cree que es la música que define a Gran Bretaña ahora mismo?

Supongo que el grime londinense.

¿Es un sonido con el que se sienten identificados los jóvenes del resto del país?

Sí, creo que sí. En realidad es un fenómeno nacional que trasciende la escena de Londres. El hip hop ha estado ahí durante mucho tiempo, también el UK garage, y creo que el grime es su continuación natural. Y posiblemente también ocurra lo mismo en España, ¿no?

Bueno, en España ahora mismo el trap está pegando fuerte, pero en realidad es un sonido bastante específico de aquí. Y puestos a buscar referentes me temo que estarían más en EEUU que en UK.

Sí, en realidad aquí sucede lo mismo: los chavales están mirando a lo que se hace en EEUU.

Precisamente iba a preguntarle por una entrevista que Bob Stanley hizo hace unos diez años, en la que decía que los y las cantantes de r’n’b tenían un problema: aunque contaban con grandes voces utilizaban siempre los mismos trucos y eran incapaces de emocionar. Teniendo en cuenta que el r’n’b y el rap dominan las listas y que artistas como Beyoncé, Solange o Kendrick Lamar están teniendo unas críticas excepcionales, me gustaría conocer su opinión al respecto y si cree que todavía tiene sentido plantear esa crítica.

Posiblemente yo también pensara como Bob en aquel momento, pero las cosas han cambiado un poco desde entonces y los artistas han ido encontrando su propio camino que diferencia a unos de los otros. A día de hoy yo sí encuentro diferencias palpables entre los cantantes r’n’b y raperos de éxito. Tal vez es que hayan comprendido que para tener una carrera de largo recorrido no te queda más remedio que diferenciarte del resto.

En mi caso posiblemente mi mayor deuda como cantante hayan sido Elisabeth Frazer de Cocteau Twins y Debbie Harry, y supongo que si combinas esas dos influencias llegas al punto en el que yo me encuentro [risas]. Supongo que los productores también se han dado cuenta de la importancia de tener voces distintivas, propias.

He leído que Bob va a perderse algunos de estos primeros conciertos porque está terminando su nuevo libro. ¿Es cierto?

Puede ser, pero por el momento estará en estos primeros shows.

¿Qué sabe del libro?

Es una precuela del anterior, Yeah Yeah Yeah. No sé exactamente en qué momento histórico arranca, lo que sí sé es que termina con el nacimiento del rock’n’roll. Ha empleado mucho tiempo en buscar información al respecto, y lo ha disfrutado enormemente porque en realidad es un área de la música de la que en realidad él no sabía demasiado.

¿Cuál es su opinión sobre Yeah Yeah Yeah?

Me encantó. Creo que lo bueno del libro es que puedes introducirte e ir saliendo de él en función de los estilos y periodos que te interesen más o menos: si no sabes gran cosa sobre el glam te vas a ese capítulo y puedes leerlo de forma independiente al resto del libro. No es necesario que leas el libro desde el principio hasta el final, porque además es muy largo [risas].

¿Comparten Bob y usted la forma de entender el pop o hay visiones que presenta en el libro con las que usted no esté de acuerdo?

Bueno, Bob es mucho más coleccionista que yo. Yo solía comprar muchos discos hace años, pero ahora la verdad es que no. Él es un verdadero apasionado de la música. Si vas a participar en un concurso sobre música pop necesitas a Bob en tu equipo. Pero en líneas generales creo que nos gustan las mismas cosas, y esa es una de las razones por las que terminé quedándome como cantante del grupo cuando les conocí.

¿Qué es lo que Saint Etienne va a ofrecer en esta gira?

Haremos seis o siete canciones del nuevo disco, y muchos de los singles de siempre. Proyectaremos una película mientras actuamos y tenemos batería en directo, Mike, que es adorable. En esencia esas son las novedades.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha